lunes, 10 de abril de 2017

Cambio climático, negocio y posibilidades

Reducir emisiones que provenían del carbón resultó un buen negocio para el Reino Unido. Así lo cuenta el negociador británico en la Cumbre de Río de hace 25 años.
El artículo introduce, adicionalmente, un elemento de optimismo: si reducir las emisiones de gas con efecto invernadero puede demostrarse que es rentable para las empresas, algo hay de esperanza. Hay pasos en esa dirección que busca no solo detener los fatídicos 2ºC sino reducirlos. Ojalá. Por que si se tuviera que hacer bajo el principio de salvar la supervivencia de la especie, apañados estaríamos. Ese argumento no vende. Y nunca mejor dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario