viernes, 24 de marzo de 2017

Socialdemocracia

Me gustaría tener una buena interpretación de un hecho constatable: el hundimiento de la socialdemocracia europea. El Partido Laborista podría perder medio millón de militantes. No sé cuántos ha perdido el PSOE español, pero ha perdido y podría perder más. De momento, va tercero en las encuestas. El gobierno socialista francés ha puesto a su candidato en cuarto lugar en las perspectivas para las elecciones próximas: impensable llegar a la segunda vuelta. En Holanda, sus resultados electorales en las pasadas elecciones han sido muy pobres y descendiendo. Italia es otro mundo.
Sin embargo, en Alemania, frente a Merkel,  Schulz parece tener un futuro menos sombrío que el de sus conmilitones europeos ya que algunas encuestas le dan perspectivas por encima de la ahora canciller. ¿Qué ha hecho el ex-cargo en Bruselas para salirse de la tendencia general? Que "Schulz sea el programa" y que todo se reduzca de momento a  estar "a favor de Europa y a favor de la justicia social, contra Trump, contra Erdogan y contra las bajadas de impuestos" no le hace tan diferente. Muy "izquierdista de barricada cantando la Internacional" no parece. No vendrá mal recurrir a los sentimientos antes que a los razonamientos: genera el entusiasmo que Merkel nunca ha generado. Pero no acaba de estar claro por qué.
Sobre los otros, las respuestas son más fáciles, una vez la "navaja de Ockham" prescinde de las condiciones locales: han perdido su espacio. Tony Blair, el "solchaguismo" u Hollande han hecho o hicieron lo que han hecho o hicieron. Tal vez los alemanes fueron más cautos, incluso en gobiernos de coalición, de Gran Coalición.
Péguy, en su Ève, diría
Car tout ce qui s’acquiert peut toujours se reperdre.
Mais tout ce qui se perd est à jamais perdu.
Et tout ce qui se gagne on peut toujours le perdre.
Mais tout ce qui se perd est vraiment dépendu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario