miércoles, 22 de marzo de 2017

Financieros y políticos

Así empieza el artículo en The Guardian:
The German bank that loaned $300m (£260m) to Donald Trump played a prominent role in a money laundering scandal run by Russian criminals with ties to the Kremlin
El banco es el  Deutsche Bank, al que defiende-ataca el gobierno alemán vistas sus deudas. Donald Trump es el presidente de los Estados Unidos y su relación es a través de Private Bank. Y el Kremlin, con quien algunos delincuentes rusos tienen buenas relaciones a decir de estas fuentes, es el Kremlin, sin personalizar. Tampoco se personaliza con el Banco, obviamente. Se le añade, en el artículo, Lituania (Trasta Komercsbanka como intermediario en este último escándalo de lavado de capitales. Y el Reino Unido
Dios los cría y ellos se juntan. Todo muy lioso y, por supuesto, en el pasado. Que ahora de eso ya no hay nada. Faltaría más. Pero, de momento, el Deutsche ha bajado en el ranking mundial de los bancos de inversión. No será por esto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario