lunes, 20 de marzo de 2017

El color de mi cristal

Este es un ejemplo más de que no es tanto la realidad social cuanto el modo con que se mira lo que determina la reacción ante dicha realidad que, conviene recordarlo, es real, como su mismo nombre indica. Lo que sucede es que el cristal a través del cual se mira hace que una misma realidad se vea de una forma u otra dependiendo más del cristal que de la realidad.
Vayamos al caso: ¿Hay que preocuparse por el flujo de inmigrantes, demandantes de asilo, desplazados, refugiados? Claro que el tal flujo existe, pero parece que el cristal ideológico con que se mira influye en que tal cosa preocupe más o menos. Este es el ejemplo que presenta Gallup para los Estados Unidos:
Trend: Worry About Illegal Immigration, by Political Party
El porcentaje de muy preocupados por la inmigración ilegal en su país aumenta entre los que se declaran republicanos y, en cambio, disminuye entre los que se declaran demócratas o independientes partiendo de un momento en que los tres "cristales" llevaban a porcentajes semejantes. El tiempo (y el cristal) han hecho que las líneas sean divergentes, no el hecho de que haya habido más o menos inmigración ilegal o haya tenido más o menos efectos negativos sobre los encuestados.
Los casos semejantes abundan y casi siempre, desde uno de los bandos, se dirá que el diagnóstico certero sobre la realidad es el propio mientras que los "otros" no ven la "realidad" de manera acertada y se dejan llevar por prejuicios.
(Añadido el 22: todavía más fascinantes para mí las diferencias entre republicanos y demócratas de cara a sus respectivas situaciones económicas personales o familiares, simpre según Gallup y con gráficos muy expresivos. No parece que sea el caso de que las condiciones REALES de los que se declaran una cosa u otra sean REALMENTE diferentes. Es la percepción: los republicanos "creen" que gracias a Trump las cosas irán mejor mientras que los demócratas "creen" que por culpa de Trump las cosas irán a peor)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada