miércoles, 8 de febrero de 2017

Trump, Hitler, Zweig

En casa de mis padres estaban las obras completas de Stefan Zweig. No recuerdo haber leído El mundo de ayer, autobiografía publicada después de su suicidio en 1942. Me la ha recordado este artículo en el New Yorker que recoge los recuerdos de Zweig sobre el auge de Hitler y lo compara con la llegada de Trump al poder. Tiene el sugerente título de "Cuándo es demasiado tarde para detener al fascismo, según Stefan Zweig". Este último vio los inicios de Hitler desde su Austria natal y terminó en Brasil después de haber pasado por Londres y Nueva York. Había muchos que no se tomaban en serio a aquellos locos vertidos con camisas pardas y luciendo esvásticas, con ideas extravagantes y poco serias sobre Alemania, los judíos, la raza aria y el sistema contra el que había que luchar. Mein Kampf era objeto de bromas y chanzas por parte de la gente sensata.
Sobre las elecciones alemanas de 1930, cuando los nazis pasan de menos de un millón de votos a más de seis millones, escribe:
“a perhaps unwise but fundamentally sound and approvable revolt of youth against the slowness and irresolution of ‘high politics.’ “
No está de acuerdo, pero comprende el rechazo de los jóvenes hacia la élite política, la "casta" que diríamos ahora. Todavía no se ha dado cuenta de lo que se le viene encima ni el papel que tendría la propaganda en el auge de los de Hitler y en la ocultación de algunos de sus hechos más rechazables desde cualquier punto de vista excepto el de los nazis.
A partir de ahí comienzan los paralelismos con los Estados Unidos de hoy, cosa que dejo para el disfrute y crítica de quienes estén interesados en el tema y reciban gozosos el paralelismo o lo rechacen por sesgado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada