viernes, 3 de febrero de 2017

No toques a los míos

Es un caso estadounidense: algunos estudiantes (no todos) de la Universidad de California en Berkeley se manifiestan, llegando a la violencia, contra la conferencia que Yiannopoulos iba a dar en tal centro. Si no sabes nada más del asunto o del tipo en cuestión, podrás añadir algún comentario sobre la libertad de expresión particularmente en las universidades donde se cultiva la ciencia, la reflexión y la libertad para hacer públicos los propios puntos de vista o las propias investigaciones (aunque estas pueden ir precedidas de alguna patente). Se estará, por tanto, en contra de esta conferencia suspendida por culpa de estos estudiantes que no sabemos si representan al conjunto, cosa que, en todo caso, importa poco: han coartado la libertad de expresión.
Más hete aquí que Yiannopoulos (Milo para los amigos) es un conocido defensor de las tesis ultraconservadoras que comparte con Steve Bannon, consejero político principal de Donald Trump, difundidas a través de Breitbart. Así que si usted es contrario a dichas tesis, verá con buenos ojos lo que los estudiantes han hecho. Y si usted es favorable... bueno, si usted es favorable y, además, es presidente de los Estados Unidos amenazará con quitar la ayuda económica federal a dicha universidad, sea posible o no, que eso no importa. Lo que importa es la amenaza.
Nada que extrañe si se recuendan los casos españoles en los que, en una misma universidad, algunos estudiantes han boicoteado la conferencia de una política y otros estudiantes lo han hecho con otros políticos diferentes de la anterior. La libertad de expresión que se dice defender cuando el boicoteado es "de los míos", se olvida cuando los boicoteados son "de los otros". Se trata, como se ve, de libertad vigilada o, mejor, de libertad condicional. En todas partes cuecen habas.
Por cierto, Breitbart News planifica su extensión a Francia. En España seguro que encontraría adeptos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada