jueves, 9 de febrero de 2017

Dark money en USA y UK

En 1938 el presidente Roosevelt advirtió al Congreso que:
"The liberty of a democracy is not safe if the people tolerate the growth of private power to a point where it becomes stronger than their democratic state itself. That, in its essence, is fascism."
Llamó fascismo a una situación en la que el poder privado se convierte en algo más poderoso que su propio estado democrático.
Lo cita George Monbiot al final de un demoledor artículo sobre el papel del "dark money" en la política estadounidense y en la británica.
"Dark money" es definido allí como
Dark money is the term used in the US for the funding of organisations involved in political advocacy that are not obliged to disclose where the money comes from.
Dinero que llega a las organizaciones dedicadas a defender determinados intereses y que no están obligadas de declarar de dónde vienen sus fondos. No encuentro una buena traducción.
Lo que sí encuentro es una sucesión de mil-millonarios promoviendo organizaciones que defienden sus intereses (a corto plazo sobre todo) en el campo de las relaciones laborales, políticas fiscales, servicios sociales, medio ambiente, sanidad y campos similares. Y si alguien los lleva ante los jueces, siempre habrá un cargo político (como el presidente del país) para criticarlos por ser "tan políticos".
Y cómo esas organizaciones que funcionan con "dark money" han entrado a saco en el gobierno Trump. No hay incoherencias en sus propuestas y, probablemente, va a cumplir sus amenazas poniendo el gobierno a disposición de esos intereses privados desde el petróleo (Dakota) a la sanidad  (Obamacare) pasando por educación, relaciones laborales e impuestos y llegando a la protección del medioambiente. Si eso encaja con la definición de Roosevelt, está por ver.
También está por ver si eso se produce en otros países, el Ecuador incluido, con lo que el panorama puede ser todavía más siniestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada