sábado, 11 de febrero de 2017

Calexit

Aquí hay una referencia a la tendencia secesionista en California, por ahora minoritaria, que se une a los diversos movimientos desatados por las políticas de Trump, en Silicon Valley sin ir más lejos, pero también en Berkeley. El artículo que cito termina con un:
En todo caso, el malestar en California es tan notorio que se vuelve a hablar del Calexit, es decir, la separación de la Unión. Algo que, de momento, carece de fundamento real, aunque California se encuentra entre las diez economías más poderosas del mundo y podría ser muy viable como Estado independiente. El desprecio que el nuevo inquilino de la Casa Blanca demuestra hacia valores muy preciados en amplios sectores del país podría alimentar esta tentación rupturista, por ahora minoritaria.
El que sea una de las diez economías más poderosas del mundo y que podría ser viable como independiente es un argumento fuerte que no todos los secesionistas del mundo abordan para el propio. Más datos al respecto y cuáles serían los pasos hasta un hipotético referéndum en 2019, aquí, también en castellano. Una de tantas cosas que movimientos y partidos en los Estados Unidos pueden enseñar a otros movimientos y partidos en el mundo. Incluido que, para ser vinculante el resultado de tal referéndum, tendría que obtener un 55 por ciento de los votos habiendo votado más del 50 por ciento de los empadronados y tendrían que aceptarlo los restantes estados de la Unión y dos tercios de ambas cámaras federales. No confundir, pues, con Catalexit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada