jueves, 26 de enero de 2017

Distopía orwelliana

Orwell ha aparecido en un centenar de las entradas a este blog desde 2008. Es obvio que su metáfora (Mil novecientos ochenta y cuatro) me parece relevante y que encaja en lo contrario de utopía,  que es la distopía. La utopía, con las consabidas diferencias, intenta describir un lugar (topos) que o no existe (u) o es deseseable (eu). El interés por la distopía (un lugar poco deseable que probablemente no existe) tiene en común con las anteriores su relación con el futuro: desear llegar a utopía o temer que se llegue a distopía. Pero puede ser peor: puede suceder que se estén encontrando indicadores en la realidad circundante que parecen mostrar que ya estamos entrando en tal distopía. Es el caso de ese centenar de entradas en el blog. Y el caso de esta serie de opiniones que reproducía The Guardian ayer. Un dato curioso: este libro es el mas demandado a través de amazon. Algo habrán entendido los compradores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada