domingo, 4 de diciembre de 2016

Fútbol mundial tramposo

Lo de los partidos de tenis amañados para obtener beneficios a partir de las apuestas es una minucia. Lo de la evasión fiscal de las grandes estrellas del fútbol español, es decir, mundial, es otra cosa. Ya había habido casos ante los juzgados (Messi, Neymar), pero ahora, a partir de lo expuesto por Der Spiegel y otros y que cuenta Le Mondese sabe de lo que estas estrellas dignas de admiración y casi adoración ("maricón, pero soy muy rico, cabrón", que diría uno de ellos al ser tildado de lo primero y que ya había explicado por qué le envidiaba tanta gente: "joven, guapo y muy rico"), se sabe de lo que estos ídolos, digo, han defraudado a la Hacienda española, justo cuando se van a incrementar los impuestos sobre las bebidas alcohólicas fuertes (no el vino y la cerveza, gracias), las azucaradas y el tabaco. El incremento es de céntimos y, aun así, nuestros amados líderes prevén un ingreso millonario que permita aminorar el peso del déficit público previsto.
Y estos futbolistas, veremos. Lo sagrado es sagrado. Aunque hayan sido abusados sexualmente en su momento. Pero eran ingleses. (¿Y eso es un argumento? Lo que faltaba)
¿Excepciones?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada