miércoles, 7 de diciembre de 2016

Despilfarro militar

125.000 millones de dólares. Es lo que parece que se constata en un informe que el Pentágono intenta ocultar como sea. Son los miles de millones que se estarían malgastando en el departamento de Defensa estadounidense y que sus responsables (militares, por supuesto, pero también civiles) están procurando que no se conozcan. El Washington Post lo cuenta y cuenta el argumento que está detrás de este intento de ocultar los propios datos: evitar que en los presupuestos del estado se produzcan recortes en el gasto militar. Reconozca que es brillante: como están malgastando dinero del contribuyente, ocultan tal dispendio (125.000 millones no  es una gota de agua en sus presupuestos y no deja de ser un torrente) para poder seguir practicándolo, si es que yo entiendo bien. Que no se enteren, vienen a decir, no sea cosa que nos reduzcan la capacidad de mala gestión del dinero de todos. Brillante, digo.
Por supuesto que todo eso viene adornado con la necesidad de una defensa eficiente contra las múltiples amenazas que nos acechan y que se recogen en un informe del pasado febrero, ese sí hecho público. He aquí sus tareas:
Countering Terrorism
A Strong and Balanced Strategic Approach to Deter Russia
Operationalizing the Rebalance to the Asia-Pacific
Deterring North Korea
Checking Iran’s Malign Influence while Strengthening Regional Friends and Allies
Addressing Threats in Cyber, Space, and Electronic Warfare . 
Si entiendo bien, solo el primer y último punto podrían afectar de forma directa al contribuyente. Una visita a las publicaciones públicas del departamento siempre es gratificante.
Ocultando o sin ocultar, ya me gustaría disponer de una información parecida para el caso español, que es donde sé que van mis impuestos. El presupuesto del ministerio para 2016 no llegaba a 6.000 millones (de euros) con un 75 por ciento dedicado a gastos de personal (en la página del ministerio sobre los presupuestos, el dato termina en 2015, pero se puede googlear "presupuesto ministerio de defensa 2016 España" y se obtiene el pdf). El Centre Delàs proporciona una cifra más ajustada de todo el gasto militar. Los las líneas generales de la política de defensa serían:
Asegurar una España fuerte que contribuya a la estabilidad internacional.
Desarrollar la plena coherencia y coordinación de los instrumentos en manos de los distintos departamentos.
Mantener un nivel nacional de disuasión creíble y suficiente.
Llevar a cabo la necesaria transformación de las Fuerzas Armadas.
Acentuar el esfuerzo en la comunicación estratégica de la defensa, con objeto de fomentar la conciencia de defensa nacional.
El primer punto es central. No conozco informe, publicado u ocultado, sobre lo que se pueda haber malgastado, pero sí informaciones al respecto, de nuevo del Centre Delàs. Veremos qué pasa en los presupuestos para 2017.
Por suerte (?), el gasto militar, sea o no despilfarro, no va a contar, si la propuesta bruseliana se concreta, para calcular el déficit público y ese mítico 3% que no puedes superar si eres un país periférico en la Unión Europea.
(Añadido el 10: En la página del Centre Delàs puede leerse el artículo de Pere Ortega sobre los presupuestos militares españoles para 2017. Nótese lo que se dice sobre la deuda contraída de cara al equipamiento militar).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada