jueves, 1 de diciembre de 2016

Cómo controlar a los medios

Los medios de comunicación deben su nombre a su papel de "intermediarios" entre un polo (sea cual sea, pero en particular la política) y otro (también la política y, en particular, el público, la audiencia, los lectores, la gente o como quiera que se llame a "eso").
Robert Reich ha publicado las siete técnicas que ha utilizado Donald Trump en su intento de controlar a los los medios. Trata, obviamente, de la situación estadounidense y es de ella de la que extrae numerosos ejemplos que pueden verse en sus enlaces, pero creo que puede servir para aplicarlo a otros contextos distintos y distantes.
1. Berate the media. Aunque para esa regañina hace falta algo de poder.
2. Blacklist critical media. Listas negras, funciona.
3. Turn the public against the media. Contra los medios en general y contra algunos medios en particular
4. Condemn satirical or critical comments. La ironía no suele ser bien recibida y menos el sarcasmo, así que se las puede condenar con facilidad
5. Threaten the media directly. La amenaza también funciona, sobre todo si tiene que ver con la financiación del medio
6. Limit media access. Impedir que el medio tenga acceso a la información. Ideal.
7. Bypass the media and communicate with the public directly. Saltarse al intermediario y comunicar directamente (vía twitter, facebook y como sea)
No me parece que esta lista sea de cosas rechazables o criticables. Pero es su lista y, sin duda, es fácil pensar en otras situaciones, por lo menos en lo que se refiere a algunas de estas opciones: regañar, etiquetar, amenazar, limitar son prácticas conocidas. Que haya formas de dirigirse directamente al público no me parece tan mal.
Por mi parte, creo que no practico nada que se parezca a una visión angelical de los medios. Pero tampoco estoy cómodo con esa idea partidista de los mismos. Una vez más, la realidad no es blanca o negra: es gris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada