sábado, 5 de noviembre de 2016

Tres amenazas

Para Inglaterra según el jefe del MI5, el de los espías. El terrorismo yihadista, el de Irlanda del Norte y la injerencia de Rusia. Curioso, viniendo de quien viene habrá que tenerlo en cuenta.
Pero siempre hay el escéptico de turno que, aunque se trate de tan alta autoridad, tiene sus dudas sobre tales amenazas. Primero, porque habiendo como hay tensiones con Escocia, Gales e Irlanda del Norte a propósito del Brexit, no parece que haya que buscar tan lejos. Y, segundo, porque lo de Rusia parece, más bien, efecto de una ola de chivos expiatorios que usan los anglosajones del ingsoc orwelliano para un roto y un descosido, y de manera harto peligrosa e irresponsable. No es un papel a descartar, pero parece a todas luces exagerado magnificar el de Putin (porque se personaliza para que el conflicto tenga sus efectos en la opinión pública, sea verdadero o falso -una lectura de este resumen de un viejo libro sobre las funciones del conflicto social puede resultar reveladora-).
Para el nuevo gobierno español espero que defiendan al país del terrorismo yihadista, mantengan el tema de ETA suficientemente descongelado y, tarde o temprano, planteen algo sobre Putin. Los escépticos intentarán discriminar lo probable de lo posible y de lo manipulado. No lo tendrán fácil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada