viernes, 18 de noviembre de 2016

Repensar la globalización

Se trata de un artículo de Thomas Piketty que puede leerse en inglés traducido del francés pero con subscripción. La preocupación parte de lo que puede dar de sí el gobierno de Trump.
Recuerda, antes que nada, que las diferencias con Clinton han sido mínimas 59,8 millones de votos frente a los 60,1 de Trump y vale la pena detenerse un momento en esos datos que, en porcentajes, sobre el total de la población adulta estadounidense (240 millones) hablan de una diferencia mínima: 24,9 por ciento de Clinton frente al 25 por ciento de Trump. Si se prefiere y los porcentajes se calculan sobre votantes (recuérdese que ha votado el 49,9 por ciento de los adultos), la diferencia sigue siendo pequeña: 50,1 por ciento Trump, 49,8 Clinton.
Pero ese no es su argumento principal (ni tampoco sus cálculos), su argumento es que la globalización (mundialización cuando escribe en francés) está en peligro y se precisan ajustes antes de que la cosa empeore. Interesante que en esa globalización-mundialización incluya el medioambiente, fenómeno planetario donde los haya, pero su preocupación es el comercio y habría que añadir lo realmente mundializado que son las finanzas. Su párrafo final es expresivo:
Il est temps de changer le discours politique sur la mondialisation : le commerce est une bonne chose, mais le développement durable et équitable exige également des services publics, des infrastructures, des systèmes d’éducation et de santé, qui eux-mêmes demandent des impôts équitables. Faute de quoi le trumpisme finira par tout emporter.
 El trumpismo como marea o incluso como tsunami. No es cuestión de "relatos" o "discursos" sino de decisiones políticas que brillan por su ausencia. Ante las que se ven o se avecinan el académico no puede hacer otra cosa que "repensar", esperando que las políticas futuras sean las "pensadas" por unos economistas del pasado o, mejor, del presente. Si es que hay tiempo y si, antes, otros economistas no han continuado marcando el camino.
Si el economicismo de Piketty parece excesivo, se puede compensar leyendo a Jürgen Habermas con temas que, en algún momento, encajan con los de Piketty pero que introduce más variables (sin llegar al mapa a escala 1:1) como los "populismos", el auge de la extrema derecha, democracia trans-nacional, tendencias poco uniformes hacia el autoritarismo y, en particular para lo que ahora me ocupa, el desorden global (sic).
Lo que pueda suceder al neoliberalismo como "sentido común para el que no hay alternativa", no está claro. En USA parece que vuelven los neoconservadores. Pero hay quien dice que son neofascistas.
Me permito esta autocita en la que comparé neoliberales y neoconservadores. Júzguese:

NEOLIBERALES

NEOCONSERVADORES
Proselitistas, pero no practican lo que predican

Practican, pero no predican
El Estado no es la solución, es el problema

Estado como recurso que hay que aprovechar (contratos públicos, información privilegiada)
La economía, determinante en última instancia

Predominio de la política
Capitalismo de laissez-faire, con énfasis en la economía financiera
Intervencionismo del fuerte, con énfasis en la economía petrolera, de infraestructuras y servicios
En el mercado (local, mundial), el pez grande se come al chico
En la política (local, mundial), al fuerte todo le está permitido
Preocupación por el PIB y demás macromagnitudes, en especial, por la inflación
Política económica en función de la propia cartera de valores y del poder de las propias empresas
Enriquecimiento como meta, pero reconocimiento de la necesidad de la lucha contra la pobreza
Sí a la desigualdad (elitismo)
Búsqueda del equilibrio o creencia en la tendencia al equilibrio
Aceptación del desequilibrio como estado normal (bellum omnium contra omnes)
Excusa: Globalización
Excusa: Seguridad
Autores centrales: Friedman, Hayek
Autor central: Leo Strauss

Resulta entretenido, incluso para mí, releer el texto completo. Y más sabiendo que se publicó hace diez años. Lo que para algunos queda claro es que la globalización financiera (la más evidente de las globalizaciones, después de la del medioambiente) está de capa caída. (Más sobre los neoconservadores, aquí)
(Añadido el 20: más sobre el nacionalismo "económico" de Bannon  e interesante artículo de Dani Rodrik sobre los análisis de los economistas académicos sobre el comercio -el mercado-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada