domingo, 20 de noviembre de 2016

Juego macabro

Entre en este enlace, elija la ciudad que usted prefiera y las características de la bomba nuclear que a usted le gusten (kilotones, detonación en superficie, altura o lo que allí le permitan optar), haga detonar la bomba y observe el radio de acción que tendría y los efectos que produciría.
Si está de humor en este 20N, lea este artículo en el Bulletin of the Atomic Scientists con las posibilidades de tal evento en el mundo real (desde el terrorismo nuclear al accidente involuntario pasando por una escalada entre naciones).
Y ya para quitarle el humor, vea este viejo video con Karl Sagan sobre el "invierno nuclear" o léalo en castellano en la wikipedia. Porque el efecto podría superar al del juego inicial en ese primer enlace.
De todas formas, el verdadero juego macabro es el de las potencias nucleares. Todas. No solo Corea del Norte. También Israel. Y, claro, la India, Pakistán, la China, Rusia y la banda de USA, Francia e Inglaterra. Y alguno más que se me escapa.
Evidentemente, hay cosas más interesantes que hacer en un domingo como este, aniversario de la muerte de Francisco Franco, el generalísimo de los ejércitos (españoles, por supuesto) y de, muchos años antes, de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falenge Española, versión celtibérica del fascismo o del nazismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada