lunes, 31 de octubre de 2016

Más austeridad, evidentemente

En este artículo se hacen sombríos pronósticos para el Brasil. La razón, echando mano de Stiglitz y hasta de algún que otro "paper" del FMI, es que ya se sabe lo que producen las políticas de austeridad que se van a implantar: los antecedentes de España, Portugal y Grecia son bien explícitos. La cita de Stiglitz cuenta que 
as the Troika "started insisting on more and more austerity, the economies got weaker, tax revenues went down, and years later the fiscal position of [those] countries, the debt sustainability, is even worse than when they began".
En las Españas parece que eso no se les aplica. Por lo menos, los políticos, asalariados de sus electores, no cumplen como tales y se dedican a otras cuestiones, insultos, fantasías, manipulaciones y diatribas que en nada hacen pensar que se vayan a abandonar las políticas de austeridad que "tan buenos efectos tuvieron en la pasada legislatura". Bueno, no fueron tan buenos: fueron, simplemente, menos peores que la de algunos de sus vecinos. 
Si el nuevo bipartidismo que está emergiendo en España (Partido Popular y Unidos Podemos) se consolida, los electores podrán votar entre la socialdemocracia de unos y la socialdemocracia de otros. Eso sí, como envoltorio. El contenido, como ha sido el de Syriza, será otro: el que se anuncia para el Brasil y se ha puesto en práctica para los GIPSI periféricos de la Unión Europea.

1 comentario:

  1. Lo curioso es que insistan en las mismas políticas cuando el propio Banco Mundial y FMI empiezan a reconocer que no funcionan. En el caso de España es fácil intuir donde irán los recortes y las subidas de impuestos, no precisamente a las empresas del Ibex 35. Para verlo con mas claridad esta bien ver este documento ( http://www.mineco.gob.es/stfls/mineco/comun/pdf/161017_plan_presupuestario.pdf ), hasta que se presenten los presupuestos. Mi opinión, es que estas políticas no sólo cronificaran aun mas los niveles de pobreza y exclusión social en España, sino que pueden llevarnos de nuevo a una recesión económica en nuestro país que pueda coincidir con otra a nivel mundial. O lo que es lo mismo una tormenta perfecta. Por lo de las alternativas cada vez estoy mas concedido que las políticas socialdemócratas actuales no van a funcionar, solo queda una intervención del estado en la economía, e intentar aguantar el temporal, pero por ahora, esto lo veo toalmente inviable. Un abrazo.

    ResponderEliminar