domingo, 9 de octubre de 2016

La charla de Trump y los correos de Clinton

Criticado por su actual esposa y su actual compañero de candidatura a la presidencia estadounidense, Trump ha pedido disculpas y ha añadido que él nunca se ha retirado de nada ni se ha rendido, así que igual sigue.
No dudo de lo desagradable de sus planteamientos y vocabulario (usando palabras que yo desconocía en mi balbuciente inglés más o menos periodístico-académico) ni de su misoginia. Pero creo que ha dicho en otras ocasiones cosas mucho más atroces aunque nada tienen que ver con esta sociedad puritana en el lenguaje y farisaica en el comportamiento sexual.
Pero lo que me llama la atención no es eso, que lo doy por sabido, sino la facilidad con que se obtienen grabaciones llevadas a cabo hace cuatro años. Para mí es un misterio saber quién las recoge, quién las guarda y quién las suelta en el momento oportuno. Supongo que esta filtración no se atribuirá, como la de Clinton, a maniobras del gobierno ruso.
Porque es curioso que cuando Trump se encuentra en horas bajas por culpa de estas grabaciones machistas que, como digo, en mi opinión no añaden nada que no pudiera suponerse, aparezcan WikiLeaks que muestran las mentiras de Clinton o, por lo menos, su doble cara. Algunos comentarios leídos parecen incidir en el problema de saber quién de los dos es “menos peor” para ser presidente. Y se lanza la sospecha de que, en este último caso, se trata de maniobras del gobierno ruso -además de que Asange es claramente contrario a Clinton-. Pero no lo de Trump, que habrá sido obra de vaya usted a saber quién, cómo y dónde.
Personalmente, creo que lo de Clinton es peor que lo de Trump, desde el punto de vista del funcionamiento de una democracia. Pero es muy difícil distinguir a guatemala de guatepeor. Y es muy fácil quedar entretenido por asuntos morbosos.
(Añadido el 11: De acuerdo con Krugman cuando se asombra de que los republicanos estén cortando amarras con Trump después de la publicación de estas cintas, cuando no lo hicieron en asuntos mucho más graves para la política)

No hay comentarios:

Publicar un comentario