lunes, 24 de octubre de 2016

Conspiranoia

Zanjar una cuestión diciendo que se trata de "teoría de la conspiración" no es una forma segura de zanjarla. Porque las conspiraciones existen. Tal vez menos de lo que los conspiranoides creen, pero existen.
Veamos. Este blog me permite conocer cuántas entradas se han producido al día o a la semana. No me dice quiénes son, pero sí desde "donde" han entrado.  Pues bien, si tomamos esta semana, las entradas desde los Estados Unidos son 8 veces las producidas desde España. Si fueran las entradas de ayer y a esta hora, la proporción sería de 6 desde USA por cada entrada desde España. No me resulta sospechoso, dada mi ignorancia, que el 70 por ciento de las entradas se hayan producido desde un sistema operativo Macintosh frente al 20 por ciento de Windows, pero sí me extraña que haya tantas entradas desde los Estados Unidos donde, cierto, hay mucho hispanohablante, pero no creo que sea la lengua habitual de  las búsquedas estadounidenses por internet, así que me mosquea tanta entrada desde USA. Puedo hacer todo tipo de consideraciones conspiranoides al respecto: que si el Gran Hermano, que si entradas "automáticas" con independencia de la lengua en que se escribe el post (el tercer origen de entradas es Francia, que tiene, más o menos, la mitad de las entradas producidas en la semana desde España), que si el viejo Echelon y similares... Vaya usted a saber. Lo que sí sé es que no creo que me estén buscando a mí precisamente: no soy interesante ni importante. Pero sí creo que buscan en todo el mundo mediante barridos sistemáticos generalizados. Consiguen mucha información (como el gobierno de los chinos con su uso de los "big data") y no siempre son capaces de procesarla. Ya pasó en el 11-S.
Lo malo de algunos conspiranoides es que, efectivamente, son objeto de seguimiento. Y parece que el seguimiento existe en el caso de google, como ya comenté a propósito de yahoo, parte conspiranoide, parte verificada.
(Nota marginal: puede discutirse si lo sucedido ayer como colofón de actividades del Partido Socialista Obrero Español puede entenderse como parte de una teoría de la conspiración, apta para conspiranoides. Pero es que me temo que conspiración la hubo)
(Añadido el 27: Hemisphere es otro instrumento para espiar a los ciudadanos. El artículo habla de Estados Unidos. No creo que cubran el mundo entero, pero es de AT&T, la que acaba de unirse con Time Warner)
(Añadido el 31: las entradas a este blog desde los Estados Unidos son 10 veces las producidas desde España mientras Francia ha pasado al segundo lugar, después de USA y antes que España, como origen de las entradas a este blog. Ni idea de lo que puede significar)
(Añadido el 7 de noviembre: tres casos de espionaje masivo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario