viernes, 30 de septiembre de 2016

Reacciones ante el cambio

Varios estudios, citados aquí, muestran o creen mostrar los efectos que el cambio climático tendría sobre las cosechas de productos tan básicos como el arroz, el trigo y el maíz (metáforas de Asia, Europa y América). La cuestión, dicen, no es el cambio en sí, sino la rapidez con que se están produciendo cambios climáticos frente a los cuales dichos productos no tienen capacidad de adaptarse. Necesitarían otro ritmo. El producto queda "dépassé par les évènements".
¿Que por qué etiqueto este post como "Spain is (not so) different"?. Pues porque es una metáfora de la dificultad que están teniendo los partidos políticos viejos y nuevos e intermedios para adaptarse a un contexto social que ha cambiado gracias a las "alegrías" de los bancos y a la visión a corto plazo (inevitable) de los políticos con cargos de responsabilidad (en la oposición, todo lo que se diga es gratis mientras no se tenga la posibilidad de trasformar esas ideas -"paridas" muchas veces, como la de Colón- en acciones concretas).
No es impensable que el partido más antiguo que había en España, el PSOE (casi 140 años de exsitencia), vaya a desaparecer. Peleas internas, se dice. Y las hay. De lo más impresentable. Pero creo que, como ya he indicado a propósito de otros partidos socialdemócratas como el británico o el francés, es también dificultad para adaptarse a un mundo que ha cambiado y en el que, si copias las recetas de los contrarios, solo empeoras tu propia situación electoral (empezó González dejando el marxismo -que creo que hizo bien-, quedándose en la OTAN, entrando a malas en la CEE y disfrutando de un dorado retiro empresarial y siguió Rodríguez Zapatero cambiando la Constitución -con ayuda del PP, claro- para hacer obligatorio el austericidio).
No sé si lo que hay a su izquierda vaya a ser una alternativa real. Sobre todo si lo que hay es un exceso de palabrería, citas eruditas a autores afines y uso ritual de determinadas frases "chic" (o sexy).
De alguna forma, ya pasó con el PCE, difuminado en Izquierda Unida y fagocitado por Podemos. Pero el PCE ya había sido una escisión guerracivilista a partir del PSOE.
Sic transit gloria mundi, comenta un viejo amigo y viejo militante del PSOE.
¿Qué queda? Partido único con algunas moscas alrededor. Moscas no necesariamente cojoneras.
País en vías de subdesarrollo, pero que no lo sabe.
(Añadido el 1º de octubre: puede leerse aquí el Comentario nº 434 de Wallerstein sobre los cambios en el sistema mundial, las reacciones desde la derecha y la izquierda y qué podría hacer la izquierda)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada