lunes, 19 de septiembre de 2016

Comillas internacionales

Se sabía y se dijo, pero ahora hay confirmación por parte de informes producidos desde los parlamentos. Los "occidentales" y sus "coaliciones" "humanitarias" (vaya exceso de comillas) mintieron, es decir, sus políticos, representantes de las respectivas soberanías nacionales. 
Pase que lo hagan con las habituales mentirijillas que ellos llaman "política", que incluye los teatrillos de las campañas electorales, donde se puede prometer hasta la abolición de la ley de la gravedad. Pase que se equivoquen en sus diagnósticos internacionales ya que nadie es perfecto ni nadie posee unos servicios de "inteligencia" que se igualen a la omnisciencia, omnipresencia y omnipotencia divina. Son humanos, demasiado humanos. Pase que en su intervención "humanitaria" dejen al "intervenido" en peores condiciones que antes de la "intervención" (es decir, antes del ataque y la invasión). Pero no estaría de más que pidiesen disculpas por el desaguisado creado por motivos falsos y ocultando los verdaderos.
Son los casos de Afganistán, Irak y Libia, estos dos últimos objeto de los informes a los que se hace referencia al principio del post. Mintieron y se equivocaron en una mezcla terrible para el caos en que han quedado sumidos esos países finalmente "democratizados".
Lo malo del artículo que cito (de Robert Parry, uno de los que "levantó" el escándalo del Iran-contra) es que encuentra semejanzas entre el uso de "información" en esas dos últimas invasiones y lo que están haciendo con Rusia desde los medios de comunicación y los políticos en el poder (y en la oposición). La diferencia es que Rusia sí que tiene "armas de destrucción masiva".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada