sábado, 13 de agosto de 2016

Está pasando, lo estás viendo

Este es el mapa del origen de los yihadistas extranjeros en el Estado Islámico ("Iraq/Syria" en el mapa) que presenta CNN.

Los europeos, como se ven, son una minoría y los tunecinos son el grupo mayoritario (Túnez, el ejemplo para el mundo árabe) seguido de los saudíes, "nuestro" aliado en la zona (y más desde que tontea con Israel). El mapa tendría que añadirse a mi "El Islam, ¿enemigo de Occidente? (Sobre el terrorismo en Europa)" que aparece aquí, en la columna de la derecha, y que ayer se publicó, sin mi conocimiento y para mi sorpresa, en Rebelión. Nada que objetar a esto último, pero sí al mapa.
Resulta que forma parte de un largo reportaje sobre un reclutador yihadista en Francia. Tampoco nada que objetar. Pero es que llego a él a través de una noticia que cuenta lo siguiente:
Una familia de Michigan (USA, claro) está viendo la televisión y aparecen unas cortas imágenes sobre el tal reclutador. Entre esas imágenes aparece una mujer con hiyab, a la que se le supone musulmana, pero que, borrosa, tiene como fondo la bandera estadounidense. Resulta ser la esposa y madre de dicha familia. La imagen se ha tomado de un acto en el que, encima, la señora había estado cantando el himno nacional USA. No tiene nada que ver con la yihad. La familia protesta y la CNN reconoce su error y quita la imagen de la señora.
No todo lo que se ve coincide con la realidad. Ha habido casos más espectaculares: las mujeres palestinas demostrando su alegría por lo del 11-S y que resultó que demostraban su alegría en una boda. O la joven enfermera kuwaití que, llorosa, explicaba cómo el invasor ejército iraquí (el del malo-malísimo Sadam Husein) se había llevado las incubadoras del hospital en el que ella se encontraba en aquel momento y que resultó ser la hija de un embajador (creo recordar que saudí) en Washington hablando desde un estudio de televisión montado a propósito en Washington.
¿Tiene uno que fiarse del mapa, tan claro y rotundo? Me fío de sus fuentes, pero mantengo mi antídoto contra el entusiasmo por lo que veo: la duda. En todo caso, los datos son imperfectos: han sido redondeados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada