miércoles, 13 de julio de 2016

Por qué no me preocupa el nuevo gobierno

Estas son mis razones para no estar preocupado por quién vaya a gobernar en Madrid ni si va a haber nuevas elecciones generales este mismo año. Pero antes tengo que explicar algo y es que no tengo hacia los partidos la misma actitud que tienen los seguidores de un equipo de fútbol que lloran, cantan, pelean, matan, se alegran de lo que su equipo pueda hacer o haber hecho. En ese sentido, no soy seguidor de ningún partido político que me alegro si gana y lloro sin pierde y, como buen fanático que niega serlo, salgo a la calle a defender mis colores frente a los fanáticos de los demás partidos, porque ellos sí que son fanáticos. Yo solo defiendo mis colores porque son... bueno, por lo que sea.
Dicho lo cual, expongo esas razones por las que no me preocupa lo del nuevo gobierno ya que no sé:
1. Qué va a pasar con el Deutsche Bank y con los bancos italianos que preocupan al FMI y si eso va a afectar al funcionamiento de las Españas
2. Cómo va a afectar, a manos del Brexit, la caída de la libra esterlina a los bancos y demás empresas españolas que tenían un importante porcentaje de su negocio en el Reino (des)Unido (también en América Latina, pero esa es otra historia). Es el caso del Santander, BBVA, Sabadell y otros más.
3. Cómo lo anterior va a afectar a unos bancos, de cuya necesidad de ulteriores fusiones se venía hablando hace tiempo, todavía debilitados por su insensatez (porque fue insensatez) durante la "burbuja del ladrillo". Lo del Popular fue un aviso.
4. Qué va a decidir Bruselas sobre el incumplimiento del Reino de España en el terreno del déficit (estructural), si va a imponer multa más que simbólica junto a Portugal y si, entonces, va a salir más dinero del país en el contexto de necesidad del mismo para posibles salvatajes de bancos en apuros (lo de la "hucha de las pensiones" es asunto menor).
5. Qué van a hacer los acreedores de un país cuya deuda supera a su PIB.
Algo más que incertidumbres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada