sábado, 2 de julio de 2016

El aprendiz de brujo

Repito la historieta: un aprendiz de brujo queda encargado de, cubo a cubo, rellenar una pequeña cisterna del local en que trabaja su jefe y decide poner en práctica una de las brujerías que ha visto y hacer que las escobas, sin intervención humana, hagan la tarea de llevar, cubo a cubo, el agua al lugar señalado por el jefe. El incauto aprendiz no se percata de que no sabe cómo detener el proceso y las escobas, obedientes, siguen echando agua anegando el lugar. La historia acaba bien: llega el brujo y detiene las interminables acciones de las escobas (puede verse la versión de Walt Disney aquí)
La naturaleza imita al arte, pero de manera incompleta. Las escobas puestas en marcha por la administración estadounidense de Jimmy Carter (otro pacifista) bajo la batuta de Brzezinski todavía están esperando que llegue el brujo y las detenga.
Aquí se cuenta con algo más de detalle lo sucedido desde que aquel gobierno decidiese adelantarse a la invasión soviética de Afganistán fomentando el yihadismo sin saber cómo se podría detener una vez fuese inútil para los propósitos de la potencia hegemónica. Lo ha vuelvo a hacer en el caso de Siria.
Y en esas estamos. Véase el fragmento de Fantasía que he citado más arriba y pónganse los yihadistas violentos en el lugar de la escoba y a la adminsitración estadounidense en el lugar de Mickey Mouse. Quién sea el brujo, eso ya no me compete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada