jueves, 7 de julio de 2016

¿Cambio climático? ¿A quién le importa?

Si es cierto que el Planeta, es decir, la especie humana corre el riesgo de sufrir un cambio climático irreversible y que sería efecto no solo de posibles ciclos climáticos sino, sobre todo, de la acción del hombre, esa acción cae principalmente sobre los hombros de los Estados Unidos y la China.  
También podría ser cierto que no hubiese tal cambio y que solo estemos ante un episodio, de los muchos producidos durante millones de años, de calentamiento global o de temperaturas inusualmente extremas. 
No voy a insistir en el argumento de la esperanza matemática: por poco probable que sea el hecho, sus consecuencias serían tan catastróficas que hacen necesario planteárselo desde los gobiernos ya que, desde la empresa privada, atrapada en la lógica del capitalismo (acumulación de beneficios para lo cual todo vale), no va a hacer nada más allá de retoques cosméticos que le sirvan como publicidad y ayuden a la susodicha acumulación de beneficios para honra y gloria de sus accionistas y para los desiguales salarios de los jefes (ya se sabe que esa desigualdad, la que se da entre los salarios de jefes y subordinados, no ha hecho más que aumentar: es lo que llaman "superar la crisis").
Pues bien, el tema ha estado totalmente ausente de las primarias estadounidenses. Los contendientes tienen asuntos más importantes sobre los que insultarse. No muy diferente de las pasadas (¿y próximas?) elecciones españolas y en el resto de países donde haya elecciones competitivas. Donde solo haya elecciones de candidato único, seguro que tampoco se trata del asunto.
Así nos va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario