lunes, 27 de junio de 2016

Petróleo y armas

Ahora se sabe (aunque se podía imaginar) que los gobiernos de los Estados Unidos y del Reino Unido planearon bombardear instalaciones petroleras en Oriente Medio (Irán e Irak en concreto) en el caso de que se produjera una invasión soviética. No se excluían las armas nucleares. Eran los principios de la Guerra Fría y se sabe ahora gracias a documentos desclasificados en los Estados Unidos, aunque se empezó a conocer en tiempos de Kennedy.
Ahora se puede imaginar que diversos gobiernos de países centrales planean utilizar las armas en el caso de que se ponga en discusión el poder de dichos países sobre el petróleo. Es la llamada doctrina Carter expuesta en su discurso sobre el estado de la Unión en 1980 al decir que "an attempt by any outside force to gain control of the Persian Gulf region will be regarded as an assault on the vital interests of the United States of America, and such an assault will be repelled by any means necessary, including military force".
Con el previsible aumento del precio del petróleo, ya por encima de los 50$/barril, el acceso al petróleo no va a exigir el uso de las armas sino que el petróleo mismo será un arma. Si los Estados Unidos, gracias al fracking, se convierten en la primera potencia productora y exportadora de petróleo, la doctrina Carter podrá ser reformulada diciendo que "cualquier intento por parte de cualquier fuerza exterior de ganar control sobre el petróleo será visto como un ataque a los intereses de los Estados Unidos de América y tal ataque será repelido mediante cualquier medio, incluido el económico".
Confuso ¿eh?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada