domingo, 19 de junio de 2016

Negacionistas pagados

La quiebra de una empresa carbonera ha puesto al descubierto una de las redes mediante las que esa y otras empresas han estado financiando el negacionismo sobre el cambio climático. No es novedad. Una vez más hace ver hasta qué punto la lógica del beneficio inmediato tiene prioridad sobre riesgos importantes en un tiempo posterior a la siguiente junta de accionistas. Así funciona el sistema y no conozco quien sea capaz de cambiarlo. Criticarlo, sí. Y defenderlo, también. 
Claro que criticarlo puede, a la larga, influir en su posible cambio. Pero defenderlo es ser cómplice de un posible suicidio colectivo mientras esperamos, llenos de fe (creer en lo que no se ve), a que la Madre Tecnología nos salve de nuestros errores. Como si la tecnología fuese ajena a la lógica de este sistema. Y no hay otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada