martes, 21 de junio de 2016

Musulmanes violentos y violencia contra musulmanes

Parece ser que Jo Cox, la parlamentaria laborista asesinada hace unos días, preparaba un informe sobre la violencia contra los musulmanes en el Reino Unido. Violencia innegable como es innegable la violencia contra judíos o cristianos en el Planeta. Eso no quita que haya musulmanes violentos, judíos violentos (que se lo digan a algunos palestinos -y no vale añadir "algo habrán hecho estos"-) y cristianos violentos.
Lo que deja claro es que atribuir a una religión el carácter exclusivo de víctima o de victimario no se corresponde con los hechos. Son los miembros de las religiones los que, en determinados contextos sociales, culturales y económicos, resultan ser objeto de violencia o causantes de la misma. Negar cualquiera de las dos posibilidades, criticar a los que no critican a la "otra" posibilidad o aferrarse a solo una de las realidades olvidando la otra muestra también ideología que me cuesta atribuir a la religión de quien comete ese error de diagnóstico y habrá que ver por qué lo comete. Una de las razones, creo que frecuente, es que resulta de lo más cómodo tener un chivo expiatorio o cabeza de turco (con perdón) en el que concentrar la agresividad que producen las propias frustraciones.
Y una nota marginal: la expresión "chivo expiatorio" se refiere a la tradicional costumbre judía de cargar a un chivo con todos los pecados del pueblo (judío) y dejarlo en el desierto para que muriera y, con él, los tales pecados. No sé si se mantiene tal ritual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada