lunes, 30 de septiembre de 2013

Catástrofe climática

Un comentario en The Guardian con algunas cosas a propósito del recientemente publicado informe del Panel Internacional sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) (Citas y enlace al resumen del informe aquí). Ahí van los puntos:
1. Ha sido revisado y revisado y revisado por gobiernos y académicos. Difícilmente se encontrará un informe más sometido a las correcciones de los pares (y de los impares)
2. Algunos de sus escenarios son extremos... y probables. Efectos catastróficos de seguir la tendencia actual.
3. Los gobiernos, en general, siguen en sus trece de agotar, contaminar, conquistar, extraer, gastar en aras del "crecimiento económico". Pero, por una vez, no vale lo de "primum vivere, deinde philosophari", porque esto sí podría ser "pan para hoy, hambre para mañana".
4. Aunque lo digan los "ecologistas infantiles", parece más que probable que, dado el punto 3, lo peor del punto 2 se haga más probable. Catástrofe anunciada. Eso sí, dirán, "después de mi, el diluvio". Nunca mejor dicho.

Q, x, w

Los centralistas uniformadores pueden llegar al absurdo. En tiempos de Franco, en determinados contextos del País Vasco (que entonces eran las "Provincias vascongadas"), era arriesgado llevar prendas de tres colores simultaneamente, a saber, blanco, rojo y verde. Un taxista que me llevó, entonces, de Loyola a Alicante, me contó los problemas que habían tenido algunos jóvenes por haber cometido tal "desatino". Son los tres colores de la entonces bandera nacionalista, hoy bandera oficial de la Comunidad Autónoma Vasca, una bandera, por cierto, de invención reciente. Estamos hablando de un viaje de hace poco más de 40 años.
Hace 85 años, en la Turquía de Ataturk, al abandonar la caligrafía árabe y pasar al alfabeto latino, se prohibieron, especialmente para los kurdos, el uso de esas tres consonantes que he puesto en el título. Ahora Erdonagn acaba de abolir tan peregrina prohibición para los kurdos.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Maltrato de niños

Por lo que respecta al maltrato máximo, a saber, el homicidio, en los medios españoles hay una interminable secuencia de datos y suposiciones a propósito del, por lo visto, asesinato de una niña en Santiago de Compostela que tiene todos los ingredientes para hacerlo noticioso. Nada que señalar, excepto que no es lícito argumentar a partir de un único caso. 
Pero me cae en las manos (en realidad, en los ojos) un reciente informe de la OMS sobre el maltrato a los niños en la Región Europea que permite poner el hecho en un contexto más amplio. 
De entrada, la tasa de homicidios a niños en España no es de las mayores de la región. Está en el tercio más bajo (en el gráfico, es el cuarto país empezando por el final).


Claro que cualquiera de esas muertes es execrable. Pero no voy por ahí. Voy, cuando se repasan los países, a las curiosas asociaciones que aparecen entre los clasificados en cada uno de los tercios.
En segundo lugar, la violencia contra los niños es eso: contra los niños más que contra las niñas.


En tercer lugar, y como se ve en la tabla anterior, las tasas de los países de renta alta (HIC) son inferiores a las de los países de renta baja y media (LMIC). No solo cuenta la cultura (como podía derivarse del primer gráfico), sino también la economía.
Y, en cuarto lugar, son las edades más bajas las que hacen más probable este delito, en la región y en el año de referencia.


Habría que darle más vueltas. Que sean los grupos de edad más baja, es coherente con la idea de que la vulnerabilidad, en esas edades, es mayor y, por tanto, con mayor probabilidad se convertirán en objeto de violencia por parte de frustrados, enfermos, delincuentes varios. Pero eso no se compagina con que sean los niños más que las niñas. Esa parte se me escapa.
Por lo que respecta a países más ricos y menos ricos (o menos pobres y más pobres), habrá que ver qué sucede en, digamos, cinco años. Tal vez los HIC tienen "redes de seguridad" (servicios sociales) y objetos de violencia alternativos. 
La OMS habla de la importancia de la prevención. Así es para casi todos (por no decir, todos) los fenómenos violentos incluida la guerra. Un enfoque de salud pública, como afirma The Lancet, parece más razonable. Distribuir más armas entre los padres y los hijos (incluso si tienen visión reducida) no parece que sea la solución. 

sábado, 28 de septiembre de 2013

Limpios modelos y manos sucias

En el Spiegel internacional encuentro este artículo sobre y con Schäuble. Me interesa el punto en el que compara lo que los modelos y las teorías económicas dicen y lo que el político, el que toma las decisiones, puede hacer.
Sucede a nivel micro: una consultora puede hacer el mejor estudio para la logística de una empresa y no poder aplicarse porque actores situados en puntos cruciales del proceso no están dispuestos a aceptar su aplicación ("¿Cómo van a venir esos petimetres a decirme cuándo tengo que hacer tal cosa, si la vengo haciendo a mi manera 30 años?").
Schäuble viene a decir lo mismo: los modelos y las teorías pueden decir que "habría que" hacer tal o cual cosa, pero la "realidad" no te la deja hacer. Este es el párrafo:
"Academics are important," says Schäuble, "because one has to constantly make an effort to understand things." And yet there is still a wide gap between all the models and theories, and actual political decisions. The world doesn't submit to theories, and history does not offer quick lessons for the future. Suddenly what the experts believe is the right thing to do diverges from the reality of what is feasible -- a reality characterized by political compromises in Brussels, unrest in Lisbon and the power struggles within the steering committee of a coalition party in Athens.
Teniendo, como tengo, amigos y amigas que han tenido que tomar decisiones en política y en más de cuatro países, comprendo esa lógica. Les hace falta, a los políticos, "entender lo que sucede", claro. Pero el paso de la teoría a la práctica es complicado porque "el mundo no se somete a las teorías", por la razón adicional de que lo que dice la teoría puede que no sea factible, dados los compromisos políticos en Bruselas, las manifestaciones en Lisboa o las luchas por el poder dentro de la coalición gubernamental griega. 
Los académicos pueden conocer la Verdad después de haber evaluado concienzudamente posibilidades y alternativas. Aún así, se equivocan, a fuer de humanos. 
Los políticos, por su parte, tienen que decidir y eso supone introducir en la realidad cambios que niegan todas las demás alternativas. 
Si planeo un viaje, puedo sopesar muchos destinos en función de distancia, interés, coste. Veo las alternativas. Pero cuando decido hacer un viaje niego todas las alternativas. 
Quiero decir que las equivocaciones de los políticos se notan más. Las de los académicos se notan menos: se suelen basar en "qué sucedería si...", es decir, en un condicional, en los supuestos de sus modelos y sus teorías (que, por definición, excluyen elementos de la realidad) y tienen mil trucos para "demostrar" que no se equivocaron o no tienen la "culpa" de los errores cometidos. Los fracasos de los políticos se ven, por ejemplo, en quien dijo que pasaría tal cosa cuando llegara al gobierno y ha pasado exactamente lo contrario. O no se ven como "fracasos" si pueden decir "ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor".
Hay, claro que hay, puntos intermedios entre estos dos tipos ideales, el científico y el político (dicho sea ahora en honor de Max Weber). Hay en efecto académicos poco interesados por el empirismo y más por crear realidad y explicar a los políticos cómo superar esos condicionamientos de forma creativa. Son minoritarios. Soy incapaz de ponerlo en práctica, pero no me cierro a entender ese planteamiento alternativo que hoy, por cierto, he celebrado en un pueblo de la provincia de Alicante.

Política mediambiental

En los Estados Unidos, el gobierno federal no puede superar un determinado nivel de gasto sin que se le corten los fondos. No es mala idea. El problema es que cuando se acercan a dicho nivel, tienen que pedir permiso a los parlamentarios para saltárselo y, si estos no se lo dan, el sistema se colapsa y, con él, las economías que están uncidas a tal carro, es decir, casi todas. El plazo es para el 17 de octubre.
En los últimos tiempos, sucede con una cierta frecuencia a pesar del Estado de Austeridad (aunque no en lo militar) en que se encuentra su gobierno. Y ahora están en esas. 
Lo que me interesa es la lista de reclamaciones que ha hecho el partido Republicano en el Congreso (House of Representatives). Si Obama las acepta, aceptarán elevar el nivel de gasto. Si no lo acepta, se negarán a aprobarlo con el consiguiente lío al no poder pagar el gobierno central a funcionarios y proveedores. No es una bancarrota como la de Detroit, pero sí una situación dramática recurrente.
La lista que proporciona el New York Times en un editorial es curiosa. Copio  y pego:
We'll refrain from deliberately sabotaging the global economy, Speaker John Boehner and the other leaders said, if President Obama allows more oil drilling on federal lands. And drops regulations on greenhouse gases. And builds the Keystone XL oil pipeline. And stops paying for the Consumer Financial Protection Bureau. And makes it harder to sue for medical malpractice. And, of course, halts health care reform for a year.
Hay un par de demandas que tienen contenido local, como el de la Oficina de Protección Financiera al Consumidor o detener la reforma del sistema de salud. Es decir, asuntos que pueden entenderse como protección de "los de abajo" en contra de los intereses de "los de arriba", incluidos los médicos que, de hacer caso a los republicanos, verían que aumentaban las dificultades de denunciarles por malas prácticas. 
Lo que me llama la atención es el escaso "ambientalismo" de esta lista que propone que aumenten las prospecciones petrolíferas en terreno federal, que se construya un controvertido gaseoducto y que se dejen de mandangas con los gases de efecto invernadero. De alguna manera, reflejan a ese 40 por ciento de la población estadounidense que no cree que el cambio climático sea una amenaza a los Estados Unidos. Rfi (la agencia internacoinal de Radio France) añade: ya veremos qué piensan cuando las playas de Florida desaparezcan entre 2030 y 2050 si no se hace nada por remediar el dicho cambio.
Estamos ante el primer (o segundo) país en emisión de tales gases y no precisamente ante un país cuyo "ambientalismo" sea irrelevante para el medio ambiente mundial, vistas sus agresiones. La propuesta republicana, que "sería de risa si el asunto no fuese tan serio", como dice el editorial que cito, coincide con la publicación del informe del IPCC (Panel Internacional sobre el Cambio Climático) con sus escenarios para el cambio climático y el papel que tiene la actividad humana en la producción de dicho cambio. Recuerdo haciendo memoria: en el peor de los casos (aumento de la temperatura media de algo más de 4 metros), el mar aumentaría casi un metro, amén de los inevitables efectos en sequías, inundaciones y demás y la dificulta de predecir (ya sin escenarios alternativos) un sistema tan complejo como el del clima planetario. Un mapa interactivo sobre tales efectos, aquí.
(Añadido el 29: aquí dicen que solo quedan dos días para el bloqueo y que va en serio. No era el 17 sino el 1º de octubre)

viernes, 27 de septiembre de 2013

El robo de las pensiones

Los viejos estamos durando, en media, lo que se sabía que íbamos a durar cosa que iría acompañada por una disminución de la natalidad (hace casi 40 años que Alfred Sauvy publicó en la Revue Française de Sociologie un artículo titulado "Le navire" sobre el problema sobre todo en Francia). Lo que no se sabía es que los gobiernos iban a dedicar enormes cantidades a salvatajes de bancos y dispendios variados, amén de corrupción. Así que hay, dicen, un problema con las pensiones públicas (también lo hay con las privadas, pero de ese asunto, sospechosamente, no se habla). Hay, sí, un aumento de la demanda por un lado, y, por otro, una disminución de los fondos de que disponen los gobiernos. Hay quien dice que la reacción (y la causa) ha sido robar el dinero de los pensionistas. En los Estados Unidos, por supuesto, no en España.

Los obreros se cabrean

Lógico. Sucede desde Bangladesh a los Estados Unidos pasando por Grecia, que son los casos recogidos aquí y donde se añade que no son casos excepcionales. Los salarios (por aquello de la "competitividad" y la "devaluación interna") se reducen, sus horarios se incrementan, sus perspectivas de una jubilación digna se evaporan y sus sindicatos son debilitados consciente y voluntariamente (con la inestimable ayuda de las élites sindicales, objeto de campañas de desprestigio ganadas, en muchos casos, a pulso). Comprensible que se cabreen y que expresen su cabreo de muchas formas junto a las clásicas de la huelga y la toma de la calle. Habitual en la Eurozona.
Esa es la parte expresiva. La parte instrumental, es decir, los medios que llevarían en dirección contraria, no está a la vista. No está claro, en efecto, si esas expresiones son un instrumento para acabar con tales circunstancias.
En consecuencia, y como ya dijo Warren Buffett en 2006, antes de que la "crisis" se convirtiese en la Gran Coartada, en esta lucha de clases (lo dice él, no yo), los que van ganando son los que ven mejoradas tanto su situación como sus perspectivas de futuro y están de acuerdo en fomentar el Estado de Malestar
Y la ventaja que tienen los ganadores es que pueden explicar a los obreros que hay gente que está todavía peor que ellos y que, si se pasan y como resultado su mala gestión de la "austeridad", entrarán a formar parte de esa under-class como la llaman los sociólogos anglosajones o del Lumpenproletariat que decían Marx y Engels y, con ellos, algunos marxistas.
(Añadido el 2 de octubre: Cabreo que corre en paralelo con el desprestigio ganado a pulso y exagerado arteramente que han conseguido los sindicatos mayoritarios)

Pueblos indígenas, petróleo y represión

Un libro interesante sobre lo sucedido en el Ecuador en la problemática zona amazónica donde hay pueblos indígenas que no quieren tener contacto con el resto (lo cual, no se olvide, les da derecho a mantener su deseo), pero que también es zona rica en petróleo. Ya fueron borrados del mapa pueblos enteros que, irónicamente, han dado su nombre a extracciones petrolíferas. Ya he comentado otras veces la propuesta sobre el ITT en el Yasuní y lo que ha sido de ella y en qué ha terminado. El libro que cito añade perspectiva.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Revisando Irán

Resulta que Irán (todo el país) era malo-malísimo y que su sistema político era una dictadura. De hecho, el anterior presidente, Ahmadineyad, fue insultado en una universidad estadounidense por parte de su rector al tratarlo de dictador. No era dictador. Dejó el gobierno como resultado de unas elecciones democráticas y limpias (dentro de lo que, en este mundo, incluidos los Estados Unidos, pueden ser limpias las elecciones). Elecciones que trajeron como resultado una política diferente llevada a cabo por un político diferente de un partido diferente (si ambos partidos no se diferencian en mucho, ya se sabe que hay que elegir entre "sombrero blanco" y "blanco sombrero", pero ese no fue el caso iraní).
Es posible que el mentado Ahmadineyad no fuese muy pro-israel y que dijese aquello del Holocausto. Después hemos sabido que no es eso exactamente lo que dijo, sino que hubo una malintencionada traducción del farsi a lenguas "occidentales". De todas formas, su sucesor, Rohani, ya ha dicho que lo del Holocausto estuvo muy mal, así que tutti contenti.
Habla con Obama, pone plazos para sus armas nucleares (cosa que Obama no hace, dicho sea sin ninguna malicia por mi parte) y hasta podría estar dispuesto a aceptar un alivio de las tensiones con Israel, cosa que el gobierno de este último país no parece llevar con alegría (un buen enemigo fuera siempre es rentable para ocultar los fracasos internos y los desmanes de la imparable ocupación de Palestina, una nakba constante).
¿Está cambiando la tema? Es posible, pero, obviamente, no puedo saberlo. El cambio político en Irán es importante, las idas y venidas del último Nobel de la Paz (como Kissinger lo es) también cuentan, pero Israel no parece estar por la cuestión. De hecho, es el "detalle" a introducir en el asunto Siria.
De todas formas, los que dijeron aquellas barbaridades sobre el sistema político iraní, podrían, por lo menos, revisar a la baja sus exclamaciones de entonces. Como canta Pablo Milanés, "no vive en una sociedad perfecta". Faltaría más. Pero no es tan mala como se la pintó cuando se amenazaba con hacer allí lo que se ha amenazado con hacer en Siria y se hizo en Afganistán e Irak, con el éxito conocido (por cierto, un dineral cuesta sacar las tropas españolas de Afganistán, un dineral mayor habrá costado enviarlas y mantenerlas y el éxito de esas operaciones es esplendoroso).
(Añadido el 28: No es la primera vez que Rohani tiene contactos con los Estados Unidos. La vez anterior fue con Oliver North, en el asunto "irán-contra" gestionado para Reagan.
Significativo que el gobierno de Israel fuese avisado de la conversación e informado después sobre el contenido, según Ha'aretz. También significativo, según el mismo periódico y también Al Yazira, que, a su regreso a Irán, Rohani fuese recibido con vítores... pero también con protestas. Supongo que siguen pensando que los Estados Unidos es el Gran Satán del que hablaba Jomeini. En todo caso, una sociedad plural, cosa que no casa con la afirmación de que la prensa iraní aplaude la citada conversación telefónica)
(Añadido el 30: ¿Y si, como se dice en el Ha'aretz, lo de Rohani con lo del Holocausto fuese falso y lo de las armas nucleares también?)

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Seguirá la corrupción

Parece que hemos vuelto a los 90, cuando Aznar decía “Váyase, señor González” y los periódicos traían cada día nuevos escándalos. Ahora es “Váyase, señor Rajoy” en una escandalera que incluye a todos los partidos con poder: Bárcenas-Gürtel, los ERE, la financiación ilegal de nacionalistas catalanes y baleares, hasta una alcaldesa de IU y demás asuntos que llenan las páginas de los periódicos hasta llegar a algunas televisiones, no a todas y no todos los casos, que esa es otra. Casi todos estos asuntos que pueblan el paisaje de estos días se produjeron entre los años “sin complejos” de Aznar y los grises y dubitativos de Zapatero, pero resuenan ahora fruto de chivatazos de los mismos implicados (como sucede con Nóos-Urdangarín-Torres-Borbón), de la agilidad tal vez interesada de algunos periodistas y, menos frecuentemente dados sus escasos medios, del trabajo de jueces, Fiscalía Anticorrupción y la policía.
El que parezca que se ha producido un regreso al pasado es engañoso. Por un lado, la corrupción de ahora ha sido “corregida y aumentada”. Por otro, porque los griteríos de estos días pueden ocultar que hay una corrupción que ha seguido constante: la corrupción local. Lo que pasa es que esta llega con más dificultad a los medios y no se conocen de un pueblo a otro. En Alicante, ex-alcalde y alcaldesa andan metidos en juicios por corrupción que es difícil saber en qué terminarán (no se excluye la prescripción ni la absolución). Los periódicos lo cuentan con pelos y señales. Pero, en pueblos que conozco, un ex-alcalde parece que tuvo también sus más y sus menos difícilmente justificables y el actual, de otro partido, es posible que también haya caído en la tentación de la alcaldada y el caciquismo interesados.
Alcaldada y caciquismo han sido una constante en la historia de España. No son, necesariamente y siempre, corrupción. Se produce corrupción cuando el cargo público, cargo de confianza o funcionario toma una decisión no para el bien común sino para el beneficio privado, sea el propio, es decir, se mete el dinero en su bolsillo, sea de grupo porque lo dedica a la financiación ilegal de su partido. También es corrupción si se utiliza para generar clientelismo; se decide algo con el fin de comprar votos. No invento: constato. De hecho, haciendo eso, el edil entrega un bien público a cambio de un beneficio privado, el voto a su partido, con lo que modifica en provecho propio las opiniones políticas reales de la gente. Pero, insisto, hablamos de temas públicos, no de actividades privadas.
La corrupción es una lacra de la democracia y una constante en la dictadura que, si es duradera, tiende a sufrir todavía mayores riesgos de corromperse. Por su culpa, el “gobierno del pueblo, para el pueblo, por el pueblo” se trasforma en el gobierno elegido por el pueblo, pero que gobierna muchas veces para intereses privados y de espaldas al pueblo. El dinero que habría que utilizar para beneficio de los electores, sean del partido que sean, se convierte en dinero que con frecuencia se utiliza para beneficio de unos pocos, como ya he dicho.

Los escándalos de los años noventa acabaron con el gobierno de Felipe González. Los de ahora no parece que vayan a acabar con el gobierno de Rajoy o, si este no aguanta, de quien le sustituya en el PP. El tiempo lo dirá, aunque ahora la inestabilidad política es mayor a pesar de la mayoría absoluta en las Cortes. Pero lo que me temo es que, pase lo que pase, la corrupción va a seguir. La local, casi por supuesto. Es pequeña, pero no por eso no existe y, al no llegar a los medios de comunicación, parece que nada se hace para atajarla. Pero la más costosa, la de los partidos y cargos va a seguir ya que no parece que haya un interés enorme para acabar con ella. Leyes de Transparencia y políticas anti-corrupción resultan más retóricas que reales y hay motivos para dudar de su eficacia. ¿Por qué? Porque no se trata de tipificar, prohibir o aumentar las penas sino de aplicar medidas para detectarla y, especialmente, prevenirla. Además, callamos, votamos a corruptos (la Comunidad Valenciana es especialista en eso) y muchos piensan que si estuviesen en el lugar del corrupto harían exactamente lo mismo. Si no lo denunciamos, solo conseguimos que parte de nuestro dinero se siga usando no para el bien común, sino para beneficios privados. Como privados son también, de hecho, los intereses ilegales de los partidos.
(Publicado hoy en el diario Información -Alicante-, a partir de un primer texto en el Boletín de IU de Malcocinado, Badajoz, en agosto)

Servicio público y beneficio

No me parece razonable hablar de beneficio cuando se trata de un servicio público a no ser que el beneficio se consiga reduciendo el servicio o su calidad. Ya pasó con la seguridad en los aeropuertos estadounidenses: que había sido privatizada y hubo de "desprivatizarla", es decir, nacionalizarla de nuevo después del 11-S. Un servicio público (no digamos un servicio público de calidad) es deficitario y para eso están los impuestos que los contribuyentes aportan al Estado. 
Viene a cuento a propósito de los beneficios que pueden obtener las empresas privadas que gestionan, en los Estados Unidos, las cárceles. Los medios que usan para lograrlo son interesantes. Lo mismo, supongo, puede decirse de los medios que usan las empresas privadas para obtener beneficios en otros sectores de servicios públicos privatizados como la sanidad, la educación y, en general, los servicios sociales. No es solo cuestión de Estado de Malestar y sus austeridades de que ya hablé aquí.

martes, 24 de septiembre de 2013

Instalaciones militares peligrosas

La Inteligencia (so to speak) estadounidense habla de 10.000 instalaciones militares en el mundo que pueden ser peligrosas ya que se dedican a armas de destrucción masiva, sean atómicas o químicas o biológicas. Muchas de ellas se encuentran en "territorios hostiles" (sic), no sé si Israel lo es. Los datos desclasificados y recogidos en el National Security Archive son entretenidos.
No me he puesto a ver si entre esas instalaciones están las estadounidenses, pero supongo que no están incluidas en la lista que se ha ido construyendo a lo largo del tiempo. Lista, repito, de instalaciones peligrosas. Pero, peligrosas ¿para qué o quién? Pues para los "intereses estadounidenses o de sus aliados" (sic). En otras palabras, los intereses estadounidenses pueden ser atacados en cualquier parte del mundo, así que hay que dedicar más esfuerzos a la inversión en el terreno militar, la inteligencia y la vigilancia (no solo la NSA de Snowden) para contrarrestar esas amenazas a la expansión, ocupación y sumisión.

Y en porcentajes:


Véanse, de paso, las prioridades  a través del gasto discrecional para el mismo año (más datos sobre el "imperio", relativizándolo, aquí)


No es para pararse en los detalles, pero este mapa de tropas estadounidenses en el mundo creo que es expresivo de dónde están las instalaciones militares peligrosas:



Es lícito preguntarse quién empezó la pelea ("eso mismo fue lo que yo le pregunté"). Acción-reacción, escalada ascendente, tit-for-tat, lo que sea. Pero su conjunto es peligroso para la humanidad y, encima, los datos de este último mapa hacen pensar lo inútiles que son esas tropas para enfrentarse a bandas armadas como las Kenia-Somalia-Israel con miembros que se llegó a decir estadounidenses y británicos, aunque después fue negado por el comandante de la banda. No me extraña que la Casa Blanca mostrase su preocupación por el hecho.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Mis perplejidades con Siria

Voy a suponer que las 1.400 muertes son reales (hay motivos para dudar que los videos sean auténticos, pero eso ya me supera) y que, como dice el informe de Naciones Unidas (que el gobierno ruso desdeña), haya habido uso de armas químicas aunque los autores del informe no digan por parte de quién.
El problema de los que no somos expertos en el tema es que tenemos que acabar fiándonos de unos o de otros para formar un juicio. O desconfiar de todos ellos, visto el nivel de manipulación y propaganda a que ha estado llegando el asunto. Por eso las preguntas que no tengo más remedio que hacerme son entre otras:
1. Supongamos que ha sido el gobierno el que ha usado las armas químicas, en cuyo caso ¿cuál es la lógica detrás de dicho uso?. Aquí se enumeran algunas respuestas. Pero mi pregunta es otra: ¿seguro que ha sido el gobierno?
2. Supongamos que no, que han sido algunas de las facciones de los heterogéneos rebeldes. Entonces, ¿de dónde las han sacado? El gobierno puede fabricarlas, los rebeldes no: tienen que importarlas. ¿De dónde?
3. En todo caso, supongamos que sí han sido los rebeldes (algunas de sus facciones, insisto), pero, entonces, ¿qué significa que los ministros de asuntos exteriores estadounidense (departamento de Estado) y ruso hayan llegado a un acuerdo para que el gobierno sirio destruya sus armas químicas? ¿Significa eso que sí ha sido el gobierno sirio el autor o que, por lo menos, han sido algunos de sus militares con o sin conocimiento del gobierno?
4. Pero supongamos que lo de las armas químicas no es lo que importa. De hecho, los muertos por otros medios se cuentan por centenares de miles y los desplazados y exiliados por millones. Y la historia de los Estados Unidos no les permite ir dando lecciones sobre "líneas rojas" en Hiroshima-Nagasaki o en Vietnam. Entonces, ¿qué es lo que está en discusión? ¿Irán, es decir, Israel? ¿Once more: el petróleo y el gasoducto? ¿Quién manda aquí?

domingo, 22 de septiembre de 2013

Estado de Malestar

Hubo un tiempo en que se pensó que la mejor manera que tenían "los de arriba" para seguir en el machito era soltar carrete a "los de abajo". Lo que se llamó Estado de Bienestar no era mucho más que un trato: tú no haces la revolución y yo suelto unos dineros para que estés mejor (sanidad, educación, servicios sociales). Se terminó.
Los recortes en el Estado de Austeridad van en la dirección contraria: se recorta precisamente en aquello que afecta a más vulnerables entre "los de abajo" (parados, discapacitados, dependientes, jubilados), en sectores clave como la sanidad, la educación y los servicios sociales y, desde la desigualdad, se genera pobreza que se refuerza con determinadas políticas, eso sí, en aras de la libertad. En los Estados Unidos, claro, con el impulso añadido de los republicanos. La justificación inmediata es la "crisis". Pero hay justificaciones mucho más sofisticadas. Esta me gusta: la publica Forbes. No difiere mucho de algunas cosas que he leído en las Españas como tampoco suelen diferir mucho los textos desde "la otra orilla" publicados en países diferentes. Internet es que da para mucho. Pero el texto que cito me gusta por su claridad: no hay ningún motivo para que lo ganado revierta parcialmente en la "sociedad", lo ganado nunca es por explotación (fea noción marxista) sino por creación de valor (como el mítico Bárcenas, supongo, persona "muy inteligente; si no, no habría sido capaz de hacer lo que ha hecho" según Santiago Grisolía)... La "sociedad", como decía la hoy Lady Thatcher, no existe: existe el individuo, que es el que tiene que espabilarse. La cultura de la subvención es parte del problema etc. etc. (pero no te pierdas esto). Es obvio que los recortes no afectan mucho a "los de arriba": de hecho, en los Estados Unidos han mejorado notablemente bajo el Estado de Austeridad. El dato es de Forbes también.
¿Dónde está la diferencia entre las viejas legitimaciones del Estado de Bienestar y las actuales del Estado de Austeridad -que, como acabo de insinuar, son anteriores a la "crisis"-? Muy sencillo: correlación de fuerzas. En otros tiempos se podía temer una revolución. No era cuestión de "caridad" o de "filantropía". Ahora no hay nada que temer. Cito de memoria: "Cautivo y desarmado el ejército rojo, las tropas nacionales han alcanzado sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado".

Forbes 400

Vaticano: dar trigo y predicar

Hace un par de años se publicó esta lista de los mayores terratenientes del mundo. La suma de las posesiones de estos 15, supone una quinta parte de toda la tierra del Planeta.

The largest landowners on earth (New Statesman)

Todavía reinaba Benedicto XVI, pero no creo que haya cambiado mucho bajo el papa Francisco, con independencia de que el cálculo de sus posesiones es bastante exagerado (tan exagerado como aquella estimación que hizo Forbes sobre las posesiones de Fidel Castro). Pero no son inexistentes
En todo caso, el asunto me interesa más que el eco de la entrevista concedida por el papa a un grupo de revistas jesuitas. Eco que puede ser tan exagerado como el cálculo de sus posesiones. En este caso no va con lo que dijo el pontífice sino sobre las reacciones: furibundas unas, sumisas otras, interesadas las de más allá. Lo que asombra a alguno de mis amigos es la absoluta falta de racionalidad en los dos primeros tipos de reacción. En el tercero sí puede verse: se usan aquellas declaraciones para arrimar arteramente el ascua papal a la propia sardina ideológica o política o, incluso, religiosa.

sábado, 21 de septiembre de 2013

Contrabando de esperma

Lo cuento porque me parece sintomático y lo tomo de la agencia palestina Ma'an. Un hombre que lleva 12 años en la cárcel y todavía le quedan otros tantos ha sido padre gracias a haber conseguido evitar la vigilancia y haber enviado esperma propio para la fecundación de su esposa. 
Dos añadidos: uno, que las autoridades de la prisión no le reconocen su nuevo estatus de padre ya que, si entró sin descendencia, sin descendencia sigue. No van a permitir que la realidad les descomponga una definición de la misma. Y, dos, que no es la primera vez que se produce este "contrabando" de esperma: hay 18 casos previos.
Claro, siempre hay explicaciones alternativas al contrabando, pero el caso, insisto, me parece sintomático. Eso sí, se han prohibido las visitas al neo-padre.

Suicidios en la austeridad

Un estudio en el British Medical Journal sobre los suicidios después de 2008 y en una cincuentena de países. Este es el mapa con los datos:


Obsérvese que Australia, Portugal e Italia, por las razones que fuese, no están incluidas en su recogida de datos. Otras ausencias son más comprensibles ya que los datos son más difíciles de conseguir. Pero aquellas ausencias son importantes ya que lo que pretende el artículo no es tanto establecer esos niveles que se recogen en el mapa sino calcular la diferencia entre esas tasas y las que habrían sido esperables de no haber intervenido la "crisis" "iniciada" en 2008.  Su conclusión es que las políticas de austeridad puestas en práctica por los respectivos gobiernos explican la diferencia: ahora (2009), en el conjunto, hay más suicidios a partir de los niveles, ya de por sí diferentes de país a país, que había en el período anterior a 2008. El aumento general sobre lo que habría sido predecible dada la trayectoria previa es de casi 5.000 suicidios.
En general, como es conocido desde hace mucho (hagamos una reverencia al Suicidio de Émile Durkheim con todos sus errores), los varones siguen tendiendo a suicidarse más que las mujeres y el incremento de suicidios masculinos es mayor que el de las mujeres. El desempleo está entre las razones que aducen los autores que cito. 
De nuevo, el esquema básico sigue siendo el de la frustración que genera agresividad, agresividad que se orienta hacia fuera (aumento de delitos con violencia, incluida la sexual) o hacia uno mismo (aumento de depresiones y de suicidios). El que algunos países no tengan un correlativo aumento de suicidios (véase la tabla con esos datos), puede explicarse por un correspondiente aumento de expresiones de esa agresividad pero dirigida hacia los demás, incluido el propio gobierno. Aumento de agresividad, también, del tipo racista y xenófobo.
Pero hay un detalle más en el trabajo que cito: sus autores dicen que si estamos ante un problema de salud pública, los gobiernos deberían tomar cartas en el asunto y cambiar las políticas que están produciendo tal problema. El año que viene, si Dios quiere. Quiero decir, que vaya usted a saber si tomarán nota. Seguro que no leen esa revista. Además, los que se suicidan ya no votan y su decisión no va a influir en la intención de voto de sus familiares que siempre verán más las causas individuales que las colectivas.
Pero no simplifiquemos: el acceso a las armas (por lo menos en los 27 países estudiados en el American Journal of Medicine utilizando el número de las mismas per cápita) es un buen predictor (obvio, por otra parte) de las muertes por arma de fuego. Pero también el nivel de desórdenes depresivos importantes, en la línea de lo citado más arriba.

viernes, 20 de septiembre de 2013

La mano sucia de una multinacional

Una narración interesante del pleito entre el gobierno del Ecuador y la multinacional Chevron-Texaco. Las cifras son escalofriantes: lo que un tribunal ha fallado contra la empresa cuantificando lo que esta debe pagar al Estado y lo que esa empresa lleva gastado para echar abajo tal fallo. 
Fue un desastre ambiental. Tal vez no, aunque lo diga el presidente del Ecuador, el más grave de los sufridos por la Humanidad (me suena que algo peor sucedió en Nigeria, pero no confío en mi memoria), pero sí tremendo. En lo que sí estoy de acuerdo es en que 
"Es un caso emblemático que demuestra lo injusto y lo inmoral del orden internacional, donde existe la supremacía total del capital de las transnacionales sobre los pueblos, sobre las sociedades, las naciones".
Y no acabo de entender cómo encajan estos propósitos con la decisión de llevar adelante la explotación del ITT en el Yasuní. La carta (que cito ahí al lado) que más de 130 intelectuales de ámbito internacional dirigen al respecto al presidente del Ecuador vale la pena de ser leída en el contexto del pleito con la Chevron-Texaco. ¿Se podría amenazar con un boicot a las empresas que exploten el ITT semejante al que pide el presidente contra la Chevron-Texaco?
Añado: cuando en junio de 2010 hice una comparación aquí entre el derrame en el Golfo de México, lo de Nigeria y lo del Ecuador, lo interesante fue el comentario que suscitó aquel post. No sé ahora. Supongo que ya no pintan bastos.

Anti-"nosotros"

He leído hace poco (pero no encuentro la cita) un artículo en el que se afirmaba que únicamente en España se había producido una corriente de pensamiento (por llamarla de alguna manera) en torno a la "anti-España", los malos-malísimos que no solo no actuaban a favor de los intereses nacionales españoles sino que, encima, los dificultaban o, peor, se enfrentaban a ellos.
No son tan originales. Los nacionalistas valencianistas (haberlos, háylos, aunque me parece que quedan pocos, divididos entre sus corrientes pancatalanistas y las más numerosas españolistas) hablaban del "auto-odio" para referirse a los valencianos que hacían hacia el País Valenciano lo que la "anti-España" hacía hacia la Nación Española.
Me he acordado de ambos, y de su falta de originalidad, al recordar los comités estadounidenses contra las actividades anti-americanas (un-american) en los tiempos de la Guerra Fría. El argumento, acabada la URSS y la confrontación hegeliana entre comunismo y "capitalismo", se sigue usando.
Tiene su lógica: se trata de defender una posición tachando a la contraria de ir contra la "nación", que es sagrada. No es delito: es sacrilegio. El efecto colateral es que se sacraliza la propia posición, certificando su Verdad Absoluta.

Debilidades de OWS (solo para 15-M)

Un análisis desde dentro de por qué Occupy Wall Street ha perdido fuelle, una vez afirmada su importancia histórica. Puede resultar útil para seguidores del 15-M. 
Algunos de sus elementos, evidentemente, no se aplican de manera directa: la cuestión racial, sin ir más lejos. Pero sí la cuestión clasista. 
Otros son más problemáticos: el papel de la represión gubernamental.
Sí se aplica, sobre todo, el carácter entusiasmante y frustrante de las asambleas y la ausencia de liderazgos como asuntos sobre los que se puede dar una pensada y no solo en las Españas. Una visión, excelente y más equilibrada, con especial referencia a América Latina, aquí.

jueves, 19 de septiembre de 2013

La ONU en el mundo

Aprovechando el inicio de la sesión 68 de la Asamblea General de Naciones Unidas, el Pew Research Center ha publicado una encuesta llevada a cabo en varios países preguntando por la opinión sobre la ONU. El mapa está construido con los porcentajes de los que, en cada país, declaran tener opiniones favorables sobre la susodicha. 


Hay cosas que entiendo más que otras: por un lado, que sí, los bajos porcentajes de Israel, Territorios Palestinos y Pakistán y, por otro, que no, los elevados porcentajes de Corea del Sur, las Filipinas e Indonesia.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Combatir la pobreza

El Banco Mundial ha montado un chat con el título: ¿Cómo combatir la pobreza mediante servicios públicos eficientes? 
Estuve a punto de hacer mi pregunta: ¿Cómo producir pobreza en la periferia de la Eurozona mediante recortes en los servicios públicos condenándolos a la ineficiencia?

Nos los merecemos

Reproduzco, casi sin comentarios, lo que me dijo el taxista que, el miércoles pasado, me llevó, en Madrid, de la estación de Atocha al Corte Inglés de Castellana. Un trayecto corto, pero en el que no paró de hablar. Sentí no tener algo para grabar sus palabras. Enumera algunos síntomas, aunque no hace un diagnóstico.
La cosa comenzó cuando dijo que, como era la Diada en Cataluña (era el 11-S), el número de ejecutivos que llegaban desde Barcelona había disminuido ese día, con efectos nada deseables para su negocio (ya que era evidente que yo no estaba participando en la Via Catalana, hablaba con suficiente tranquilidad).
Claro, él entendía lo del sentimiento nacional. Como el sentimiento que se tiene hacia un equipo de fútbol. No es nada racional. Es eso: un sentimiento. Pero ese sentimiento puede ser manipulado. Y lo es por parte de los políticos que van a la suya.
Porque la lista de políticos arrebatacapas (la palabra es mía, no del taxista) es larga. Empezamos con aquel famoso “tres por ciento” que soltó Maragall y llegamos a los Pujol y sus dineros. Y a la financiación de Unió y a los equilibrios de Durán i Lleida ante el fallo judicial (el taxista me da detalles, pero ahí pierdo el hilo).
Pero, dice, ¿y si el Valle de Arán o Lérida quisiesen ser independientes? Para que me entienda (es rato pedagógico el tío): hubo aquí en Madrid un intento de secesión por parte de un barrio acomodado que no quería seguir pagando sus impuestos (el ibi, las basuras y esas cosas) al ayuntamiento al que pertenecían y dijeron que quería ser ellos mismos los que gestionasen sus dineros. Claro, falta de solidaridad. Porque, por cierto, los dineros de Cataluña, esos por los que protestan (y es que la cosa va de dineros), no vienen aquí sino a Extremadura o Andalucía (en ese momento pienso que las divergentes estimaciones que circulan sobre el “déficit fiscal” y las que atribuyen un mayor peso en el PIB español a Madrid, por encima de Cataluña, pero no echo leña al fuego).
Claro que eso no es solo cosa de Cataluña. Imagínese (prosigue) ese milagro de que le toque la lotería tantas veces y tenga una hija parlamentaria ya con cargo y sueldo. La del “que se jodan”, pero casada con un señor (Güemes) que, si lo que ha hecho es legal, lo que sí está claro es que es una indecencia. Pues bien que están en esa Comunidad: Camps, declarado “no culpable” por un juez amigo (no le discuto el detalle, pero es lo que dice a lo largo de la Castellana).
Pero mira que en Madrid... La Esperanza pidiendo trasparencia y hablando contra los corruptos como si no hubiese tenido a nadie en su equipo con tales problemas, la “marquesa”, su acumulación de sueltos y los negocios del marido. Y encima dijo que “no podía llegar a fin de mes”. Un insulto. Nos llamaba tontos. Como Gallardón (del que me cuenta “trapos sucios” que no voy a reproducir porque son más de “Sálvame”).
Y todos esos consiguen mayorías absolutas. No importa: mayorías. Les votan. Les votamos. Y fíjese con qué rapidez, de un día para otro como quien dice, aprueban una ley contra los escraches y son incapaces de aprobar una ley para defender a esos viejos que han sido estafados por los bancos. Que no dudo que hubo quien “picó” sabiendo lo que hacía. Pero que hay muchas personas a la que se les metieron las preferentes esas sin que supieran de qué iba la cosa. Estafa se llama eso. Nada, se lo dan todo a los Bancos.
Pues nos los merecemos. Mienten, manipulan, se aprovechan del cargo y nosotros les seguimos votando. Lo que más le molesta es que nos llamen tontos y nos insulten contándonos historias que, con toda evidencia, son más falsas que Judas. Y la gente sin reaccionar. Será que tiene miedo y eso te deja sin capacidad de rebelarse.
Estoy a punto de intervenir en su discurso y preguntarle un sencillo “y entonces, ¿qué hacemos?”. Pero hemos llegado a destino, me pide disculpas por el rollo con que se ha desahogado, me quedo asombrado por su memoria y su capacidad de hilar el argumento, pago y entro en el establecimiento, subo al piso 6 en cuya cafetería he quedado con un viejo (es decir, antiguo) amigo y nos contamos nuestras vidas después de 50 años (sic) sin vernos. De España o de Cataluña, ni una palabra.
(Publicado hoy en el diario Información -Alicante-)

¿Derechos de la Naturaleza?

Están reconocidos en la Constitución ecuatoriana. Y, ahora, aquí,  casi. Y no se trata de "ecologistas infantiles".

Judíos inteligentes

No es cuestión de "raza". Porque no hay tal "raza". Esta recensión en el Ha'aretz es de un libro, originalmente en inglés, ahora traducido al hebreo, que intenta responder a la pregunta de por qué los judíos han destacado como banqueros, intelectuales, médicos. Marx, Freud, Einstein encabezarían la lista que incluiría a Durkheim (solo para sociólogos) y a tantos otros, vivos y muertos... La respuesta no está en los genes. Ni, mucho menos, en una conspiración de los "sabios de Sión". Los autores del libro reseñado recurren, para contestar, a la historia, a la necesidad de aprender a leer y al contexto de las diásporas. La parte sobre los mongoles no la he acabado de entender, pero sí parece verosímil que una larga tradición de lectores (y sobre textos talmúdicos en los que el rabí X comenta al rabí Y que comenta al rabí Z) en contextos analfabetos europeos está entre los factores que lo explicarían. Y leían porque, una vez destruido el Templo, la tramisión religiosa no quedaba en manos de los levitas y casta sacerdotal sino en manos de cada cual. Interesante.

martes, 17 de septiembre de 2013

Predicciones economistas

Poco antes del crash del 29, Irving Fisher, un reconocido economista, dijo aquello de “Stocks have reached a permanently high plateau”. No había nada que temer.
S&P, Moody's y alguna más que no recuerdo ahora dieron muy buenos "ratings" a Lehman Brothers justo antes de que se produjese lo que sucedió hace cinco años. You know what. (Pero, cuidado: el problema había comenzado, por lo menos, un año antes, pero esa es otra historia).
Ahora Wolfgang Schäuble afirma en titular: "Ignore the doomsayers: Europe is being fixed". Se están poniendo en práctica algunos ajustes fiscales y estructurales que llevarán al crecimiento sostenible. La pieza comienza con un:
The world should rejoice at the positive economic signals the eurozone is sending almost continuously these days. While the crisis continues to reverberate, the eurozone is clearly on the mend both structurally and cyclically.
Inch'allah.
(Añadido el 18: una cáustica respuesta a Schäuble digna de ser leída).

CO2 mundial

Este es el mapa que da el Banco Mundial sobre las emisiones de CO2 per cápita: países ricos y países petroleros. Es lo que hay.

Mercado libre, libre mercado

Reich fue Secretario (ministro) de Trabajo con Clinton y ahora profe en Berkeley. Aquí hace un repaso del mito del "mercado libre" de reglas. Reglas hay y tienen que ver con el objetivo de tal institución humana, es decir social, es decir "no-natural" sino construida. Como tal, refleja las relaciones de poder en cada momento histórico. Es la sociedad lo que hay que entender para entender el "mercado". Pero la divergencia que se inició en el siglo XIX entre las hoy diferentes disciplinas hace difícil la comprensión de tal institución, (auto)reservada para los economistas economicistas. Qué le vamos a hacer.
No me resisto a copiar y pegar uno de sus párrafos:
In reality, the “free market” is a bunch of rules about (1) what can be owned and traded (the genome? slaves? nuclear materials? babies? votes?); (2) on what terms (equal access to the internet? the right to organize unions? corporate monopolies? the length of patent protections? ); (3) under what conditions (poisonous drugs? unsafe foods? deceptive Ponzi schemes? uninsured derivatives? dangerous workplaces?) (4) what’s private and what’s public (police? roads? clean air and clean water? healthcare? good schools? parks and playgrounds?); (5) how to pay for what (taxes, user fees, individual pricing?). And so on.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Un nuevo mundo

Es fácil compartir la idea de este post: el acuerdo Kerry-Lavrov supone el paso de una sola potencia hegemónica (The sole superpower), a un mundo gestionado por más potencias (aunque no solo dos, añado). En todo caso, se mantiene la idea de que el que manda (o los que mandan) manda(n), es decir, cualquier cosa menos "comunidad internacional" donde lo que hay es una jerarquía internacional.
Queda por resolver un pequeño problema: ¿Y si los insurgentes también tienen armas químicas? Si fuese así, el acuerdo es, en parte, teatro: escenifica el fin del "sole superpower".
El Comentario de Wallerstein, añade algunas reflexiones a dicha decadencia. Las que se refieren a Obama (que no voy a repetir) y, sobre todo, las que tratan del posible futuro del conflicto. Copio y pego:
The Syrian civil war will continue for a long time to come. Syria may end up as a series of fiefdoms under the control of different armed forces. The Christian community may virtually disappear, after almost two millennia of existence there. The hawks who want a wider war will continue to push for it, everywhere. The chance of this expansion is small, but far from zero.
(Añadido el 17: Chomsky aporta un matiz interesante, en la línea de lo que ya ha dicho otras veces, a saber, que esa política exterior estadounidense tiene elementos en común con los comportamientos mafiosos preocupados, sobre todo, por mantener su credibilidad)
(Añadido el 22: El artículo de Wallerstein que cito está traducido aquí, en La Jornada, que traduce así el texto que he reproducido: "La guerra civil siria continuará por largo tiempo. Siria puede terminar como una serie de feudos bajo el control de diferentes fuerzas armadas. La comunidad cristiana puede desaparecer casi por completo tras casi dos milenios de existencia ahí. Los halcones que pretenden una guerra más amplia continuarán pujando por ella en todas partes. Las posibilidades de esta expansión son pequeñas, pero están muy lejos del cero".)

Otro conflicto

Sigo con el post de ayer, pero con un conflicto mucho más sencillo y en el que la violencia no es directa. Se trata del conflicto entre Cataluña y España, o entre Cataluña y el resto de España, o entre Cataluña y Madrid. Como se ve, las palabras no son inocentes.
No voy a entrar en las movidas de los políticos. Son, casi por definición, oportunistas y los que ahora se insultan mañana pueden darse un abrazo. Ya pasó con Aznar que del "Pujol, enano, habla castellano" tuvo que pasar a "hablar catalán en la intimidad" y sigue pasando cuando dos partidos enfrentados hasta el fondo, resulta que pueden votar juntos en el Parlamento. Podría volver a pasar en las próximas elecciones generales cuando un Partido Popular necesite el apoyo sistemático de los partidos nacionalistas catalanes que, en aras de la gobernabilidad, pedirán a cambio lo que consideren oportuno. Oportuno, de oportunista por ambas partes.
Tampoco entro en sus dichos porque no tengo claro si reflejan el sentir de los "suyos" o son los causantes de dicho sentir o se retroalimentan. Pero me interesan los argumentos de los españolistas y los catalanistas. Como en el post anterior, se trata de entenderles antes de tomar partido.
I. La versión españolista que me llega por periódicos y correos electrónicos podría ser la siguiente:
1. No hay más nación que la española y, como bien han recordado algunos militares, su unidad es sagrada.
2. Masivo no es mayoritario. La Via Catalana es manifestación de una parte de Cataluña. El resto no se pronuncia porque no está a favor o porque está en contra o porque "pasa" del tema.
3. La secesión es imposible, dada la legislación vigente que no permite un referéndum al respecto y refuerza el carácter unitario de España.
4. Es muy mala idea la secesión. Parece mentira: va en contra de sus intereses económicos, dada la estructura de su comercio "exterior".
5. Encima, tendrían muy difícil quedarse en la Unión Europea. El gobierno de Inglaterra podría vetar su mantenimiento si el español veta el de Escocia. En todo caso, haría falta el "permiso" de Madrid, que no lo va a dar, dados los puntos 1 y 3.
II. La versión catalanista la doy copiando y pegando el correo que me envía un viejo amigo (no viejo, sino de hace muchos años, es decir, una antiguo amigo que sigue siéndolo):
el proceso histórico que estamos viviendo en Cataluña. Les aseguro que no es cualquier cosa. El proceso hacia la independencia está en marcha y tenemos la sensación de que ya no hay quien lo detenga. Hay ilusión por crear un estado nuevo, distinto, cosa que no sucede cada día. Se está dando una mezcla explosiva de sentimientos identitarios y de crisis económica, que se alimentan mutuamente y en el resto de España empiezan a entender que vamos en serio, aun estando muy lejos de nuestros planteamientos.
1. Se trata de un proceso imparable hacia la independencia
2. Hay ilusión por crear ese Estado nuevo
3. Hay sentimientos identitarios y crudas realidades económicas de por medio
4. En el resto de España todavía no nos entienden, pero van entendiendo, aunque están muy lejos de nuestros planteamientos.
Vayamos ahora con las rebajas de otoño:
I. Para los españolistas
1. La nación es una "comunidad imaginada" con fundamento en la cultura y la historia. Pero imaginada en cualquier caso. No es una "cosa" que esté ahí fuera, sino algo que (también para los catalanes) existe, como los dioses, en las mentes de los creyentes. Por más que los creyentes "crean" tener razón, no la tienen por necesidad de las cosas sino como efecto de la historia. Lo de los militares no es una broma, eso sí. Son el brazo armado, o como el brazo secular que tenía la Inquisición. Que sea "imaginada" no quiere decir, en un caso y en otro, que no tenga efectos reales y constatables. 
2. De acuerdo. Pero, entonces, no hay que tener miedo a un referéndum ya que la "mayoría silenciosa" dejaría de serlo y votaría lo que dicen los españolistas.
3. Las leyes tampoco son las tablas de la ley de Moisés en el Sinaí: pueden cambiarse. Se cambiaron a la muerte de Franco y, en concreto, la Inmaculada Constitución se ha cambiado un par de veces sin consultar a los ciudadanos: una, para reducir la soberanía del pueblo español, y otra para reducir sus derechos sociales reconocidos por la dicha Constitución. Si no se cambia es porque no se quiere, no porque no se puede.
4. Está por ver. Además, ese comercio "exterior" está cambiando y orientándose más hacia lo que no es "el resto de España".
5. Hay alternativas. Otras vías para mantenerse por ejemplo en el euro pero no en la Unión. Y, como hay quien piensa que la UE no solo no vale la pena sino que es un desastre, y que el euro crea más problemas de los que soluciona, pues "adiós, muy buenas". Se podrá devaluar la moneda, recuperar la soberanía perdida en Maastricht y poner coto al paso por las fronteras de todo tipo de mercancías indeseables.
II. Vayamos a los catalanistas
1. No hay proceso social imparable e irreversible. Deberían saberlo. Visto de fuera, ha sido cíclico desde sus comienzos relativamente recientes y ahora está en el punto álgido. Podría detenerse (por ejemplo, si la burguesía catalana hace cuentas y ve que no le salen con la independencia -no sería la primera vez que sus élites hacen tal cálculo y dan marcha atrás-). O podría ir por otros caminos (como los del Procés Constituent, también independentista pero bajo otros presupuestos)
2. De ilusión también se vive. Ilusión, en castellano, tiene dos sentidos: "Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo", pero también el primero de ellos, "Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos". Puede haber una mezcla de ambos, pero la presencia del segundo sentido no es descartable: el primero puede ocultar el segundo.
3. Y la razón posible es esa mezcla de sentimientos (ilusiones) y crudas realidades económicas y presupuestarias que la ilusión oculta pero que hace que el punto 2 de los españolistas cobre un sentido especial. Recortes sociales, deuda pública y otras menudencias no pueden achacarse sin más al "déficit fiscal" (que se discute datos en mano, es decir, que no es tan evidente y puede ser una "ilusión 2" más)
4. Lo que detecto en el "resto de España" es un aumento del rechazo de tales propuestas, no un aumento del entendimiento. El impacto mediático de la Via Catalana puede haber sido internacional (no tanto como dicen los catalanistas, pero sí ha sido perceptible), pero los españolistas esgrimen su argumento 2.
Y ahí reside el conflicto actual. No solo en la incompatibilidad entre los objetivos de los españolistas (sagrada unidad de España) y de los catalanistas (somos una nación a la búsqueda de su Estado), sino, ahora, el enroque de ambas posiciones. Sostenlla y no enmendalla... hasta que los dirigentes (llamémosles así) vean que han estirado la cuerda demasiado y reduzcan la tensión.
No creo en las naciones como no creo en los dioses. Pero existen. Claro que existen: Estados a la búsqueda de su nación perdida (España) y naciones a la búsqueda de su Estado perdido (Cataluña). Conflictos que podrían llevar a la violencia directa. Lo intentó Terra Lliure, desactivada, por cierto, por Esquerra Republicana y con buen sentido: no llevaba a sus objetivos. Dada la asimetría militar, lo que sí puede haber es violencia estructural que, ambas partes, intentan gestionar mediante la violencia cultural o simbólica de sus respectivas ideologías nacionalistas.
¿Solución? No parece que ninguna de las partes pueda ganar totalmente. Luego habrá que negociar y buscar fórmulas intermedias: Estado federal manteniendo la sagrada unidad de España pero adquiriendo Cataluña el carácter de Estado (federado, pero Estado), con o sin Monarquía (el Proceso Constituyente la excluye: es republicano), dentro o fuera de la Unión Europea. Porque es en este último punto donde sería interesante que se concentrase la discusión. No es tan evidente que estar dentro sea salvífico y mirífico.
Y modelos hay muchos: los bálticos (de cierta actualidad por el apoyo que algunos han dado a la Via Catalana), Québec (a varios intentos) o Escocia (de inmediato, con cosas que aprender), Kosovo unilateral y, mi favorito, Checoslovaquia. Pero también está Córcega y Padania, diferentes por su articulación política y su grado de violencia directa, pero, de momento, con idénticos resultados en cuanto a soberanía (no en cuanto a corrupción, más perceptible en la Lega Nord)
De todos modos, el primer paso para afrontar un conflicto como este es intentar entender al otro y no quedarse en una repetición de los mantras propios.
Dixi et salvavi animan meam
------------------------------------------------
Dos añadidos por la tarde:
1. Leído en papel, un artículo de Enrique Gil Calvo muy esclarecedor sobre el tema.
2. Releído en sala de espera, Dos visiones de España, los discursos de Manuel Azaña y José Ortega y Gasset, allá por 1932, en el Congreso de los Diputados de Madrid, sobre el Estatuto de Cataluña, en el que me parece que falta una versión más. Como en lo que antecede, pero no es la misma.
Y otro más: el de SinPermiso, crítico también hacia "cierta izquierda residual o minoritaria muy ruidosamente “internacionalista” y “antinacionalista”"

domingo, 15 de septiembre de 2013

Algunos traumas colectivos

En situaciones de conflicto se puede, legítimamente, tomar parte por alguno de los contendientes. Sucede hasta en los partidos de fútbol en los que, si uno todavía no tiene "su" equipo, acaba, de todas formas, esperando que sea uno el que gane. Tengo un amigo que siempre opta por el más débil. Es uno de los motivos posibles.
En conflictos serios (que implican violencia o decisiones políticas importantes) también sucede algo parecido y las tomas de posición pueden tener motivaciones muy variadas: acción-reacción, tradición familiar, grupos de pertenencia y así sucesivamente. A veces se escuchará que no tomar posición es una forma de hacerlo: a favor del más fuerte. Hay que ver el caso concreto.
Pero existe una tercera posibilidad antes de tomar posición y es intentar entender a las partes. En algunos casos, porque hay un trauma que subyace. Puede ser importante o magnificado interesadamente, pero es una primera pregunta a hacerse. En otros casos, es que defienden principios diferentes, irreconciliables y por eso hay conflicto. Vaya el ejemplo de Palestina-Israel, situación importante para entender lo que sucede en la zona, Siria incluida (amén del petróleo, claro: en lugar de cherchez la femme, ahora hay que decir cherchez le pétrole).
Conflicto hay. Y posicionamientos pro-palestinos y pro-israelíes también. En España parece dominar el primero, pero me da la impresión de que comienza una campaña para reducirlo y sustituirlo por el segundo con argumentos sobre el antisemitismo, el racismo contra los judíos, el Holocausto (un trauma, sin duda) y con apoyos en fundaciones políticas relevantes. Se verá en qué termina esa campaña si es que existe. 
Pero, de momento, sí vale la pena preguntarse por los traumas respectivos. Ya me he referido al básico del sionismo. Y es obvio el trauma palestino: la nakba, la tragedia de unas personas viviendo durante siglos en un territorio, que ven cómo aparecen otros que los expulsan (exilio incluido) y cómo progresivamente van perdiendo tierras, medio de vida y son recluidos en guetos. 
Hay, de todas formas, traumas más recientes. En el caso palestino, la división entre Hamas y Al Fatah que ha llegado hasta el enfrentamiento armado. El conflicto por el poder cuyo efecto más inmediato es el debilitamiento de la causa palestina. Pero también hay traumas recientes en la parte israelí: la guerra del Yom Kippur, cuyo aniversario se conmemora estos días. Me resulta muy interesante la lectura de este texto del Ha'aretz describiendo primero el trauma, después sus efectos y, finalmente, las consecuencias que tiene el ir superándolo. Porque, si un trauma es eterno, hay razones para pensar que se está manipulando. Tout passe avec le temps, le temps passe lui-même.
(Añadido el 27 de octubre: recensión-comentario-entrevista de un libro, nada sospechoso de anti-judío, sobre el proyecto sionista y sus efectos traumáticos)

Feliz aniversario

Las causas de "la que está cayendo", como las de todo fenómeno social, son diversas. Nunca hay una única causa. Pero si una de las de más peso en el desencadenante de Lehman Brothers fue el comportamiento rapaz e irrestricto del sector financiero, convendrá tener en cuenta lo siguiente:
1. Que, según Le Monde, dichos comportamientos siguen como antes. No ha habido quien meta mano en tales desmanes, que el periódico, púdicamente, llama "cultura financiera".
2. Lo que es peor: lo que antecede podría producir una crisis todavía más grave. La miopía de algunos políticos es notable. Nadie controla todas las variables, pero hay meteduras de pata que actúan como precipitante. 

sábado, 14 de septiembre de 2013

La camisa del hombre feliz

Así dice el cuento: que buscaban al hombre feliz para, con su camisa, curar al rey, pero cuando por fin encontraron a un hombre feliz, este no tenía camisa.
No es el caso del World Happiness Report 2013 donde intentan unir medidas objetivas y subjetivas de la tal felicidad y llegar a un "ranking" de países. Al ver los desajustes entre las listas de las diferentes medidas, me crecen las dudas sobre lo que realmente "miden" como para llegar a ese "ranking". Pero no deja de ser entretenido darle un vistazo.

viernes, 13 de septiembre de 2013

Atentados suicidas (musulmanes, por supuesto)

Estos son los resultados del Pew Research Center

EXTREM16

Podemos dudar de las respuestas según qué hayan entendido los entrevistados ante la pregunta que se les formula. Pero es interesante ver las diferencias de país a país (y entre versiones del Islam, chiítas y sunitas). Pero mucho más interesante es ver la evolución a lo largo del tiempo con sus descensos y sus estabilidades (y sobre el interés que ha tenido el PRC en encuestar en unos países y en otros):
EXTREM15
Añado que los atentados suicidas han sido practicados por miembros de otras religiones, de cristianos a hinduístas pasando por budistas, si es que los que los perpetraron eran creyentes, cosa que se puede dudar legítimamente, vistos los preceptos de esas religiones. Me inquieta cuando las encuestas se refieren solo a musulmanes: refuerzan el prejuicio.

jueves, 12 de septiembre de 2013

La plaga

Los humanos somos una plaga para el Planeta. Creo recordar que ya lo dijo Chomsky, pero no es un científico del tipo de David Attenborough, que debe de saber algo más que Chomsky al respecto. Este mismo autor se descuelga ahora con sombríos pronósticos para la especie: las cosas solo pueden empeorar. Los pesimistas nos tendríamos que sentir apoyados, pero, no sé por qué, pero sus argumentos no me acaban de convencer. Juzgue cada cual.
Lo que sí me convence es la indignación de mi peluquero ante cómo están evolucionando las cosas en su (mi) entorno inmediato: la última cacicada del alcalde, la insensibilidad de la clase política, los efectos de los recortes, la contracción de la demanda unida al aumento de los precios (por ejemplo, de los materiales  escolares de sus hijas y el previsible aumento de las tasas universitarias) o el ridículo español ante la cosa de las olimpiadas (incluyendo el brillante inglés de la familia Aznar).
Planetario-local. Entre uno y otro, la glosa de Michael T Klare al International Energy Outlook de 2013 y sus proyecciones sobre producción y consumo de energías no-renovables.

Al Qaeda: ¿el hijo pródigo?

Fue montada por los servicios secretos estadounidenses para enfrentarse al Ejército Rojo que acudía a Kabul a apoyar al entonces gobierno comunista afgano. Los talibán fueron enfervorecidos y se creó La Base (Al Qaeda) para gestionar las ayudas.
Después pasó lo que pasó y Al Qaeda (como otro Frankenstein -y no el único conocido-) se convirtió en el "enemigo de Occidente".
Me pregunto ahora si la ayuda  en armamentos que la CIA está proporcionando a la oposición siria incluye a Al Qaeda, ya que una franquicia de la misma se encuentra entre los insurgentes. Si es así, Al Qaeda sería, simultáneamente, enemigo y amigo de "Occidente", es decir, de los cruzados o de los judeocristianos o de los que acompañan al que más manda. Hasta se podría decir, en frase que no me gusta, que está junto a la "comunidad internacional" (que, traducido, significa "los que acompañan al que quiere seguir mandando y ya no lo tiene tan claro").

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Aniversarios del 11-S

Hoy es un doble aniversario, pero lo más frecuente es que solo se recuerde uno, el de los atentados terroristas en los Estados Unidos visualizados en los aviones que se estrellaron contra las Torres Gemelas de Nueva York, aunque también hubo ataques al edificio central del Pentágono y, a lo que parece, hubo algún intento más, abortado por los pasajeros. El otro aniversario es el del golpe de estado de Pinochet contra Allende, que daría paso a aquella sangrienta represión y a la inmisericorde aplicación de las recetas de los Chicago Boys, tal vez óptimas para el PIB, no tan buenas para el desmantelamiento de industrias y su consiguiente condena al subempleo de los obreros ahora despedidos.
Se pueden elaborar teorías conspiratorias para ambos hechos. En el caso de Chile, colaboración del Departamento de Estado, del premio Nobel de la Paz Henry Kissinger y de algunas multinacionales (¿ATT?) en la creación de un ambiente hostil al gobierno y en el estímulo  del golpe. Se puede dudar de su veracidad, como se puede dudar de las teorías que unen al gobierno de los Estados Unidos con la atrocidad del 11-S neoyorquino: que si lo sabían y no hicieron nada, que si lo de las Torres Gemelas fue una voladura controlada, que si avisaron a los sauditas de alto nivel para que abandonasen el país antes de los hechos, que si el Mossad, el servicio secreto israelí, ya había dado el soplo a algunos judíos con despacho en las Torres y demás.
Como no hay modo de probar ni que son verdaderas ni que son falsas, es lícito optar por una o por otra alternativa. Por mi parte, suspendo el juicio a falta de pruebas. Pero sí quiero comentar algunos detalles sobre el aniversario.
En primer lugar, que la (discutible) percepción del Islam como enemigo de Occidente es anterior a estos hechos. Y que las observaciones sobre Al Qaeda y Ben Laden también. Es fácil probarlo, incluso con cosas que publiqué antes de aquello. Se puede suponer que, aunque sus gobernantes no supieran del inminente ataque de Pearl Harbor, sí lo utilizaron para movilizar a una opinión pública poco belicista y así justificar la planificada participación en la II Guerra Mundial. No es descabellado ver ahora cómo han utilizado este 11-S para legitimar primero la desastrosa intervención en Afganistán (persiguiendo al Al Qaeda de Ben Laden en aquellas covachuelas) y después la no menos desastrosa ocupación de Irak cuyo gobernante afirmaban (equivocada o falsamente) ser aliado de Ben Laden (no solo no lo era sino que Ben Laden tenía particular inquina para un gobernante tan laico como el gobernante que el papa Francisco ha bendecido desde el Brasil al hablar de “estado laico”).
En segundo lugar, la machacona insistencia en presentar a Al Qaeda como una organización jerárquica bajo un liderazgo personal (ahora con Anwar al-Awlaki, antes con Ben Laden, al que los gobernantes estadounidenses conocían bien ya que había sido “nuestro hombre en Afganistán” en los tiempos de la invasión rusa en apoyo al gobierno comunista de Kabul). Ya aparecía así en la primera “National Strategy for Combating Terrorism” que firmó Bush II. Pero no queda claro que esa definición encaje con los datos disponibles, aunque sí con las necesidades de propaganda que afloran periódicamente a través de expertos convenientemente entrenados. Solo viendo los ataques producidos bajo dicho paraguas en los años que siguieron a aquel 11-S se ve que no hay tal: es una red de células propias, otras asociadas y otras simplemente “franquiciadas”, como el de algunas, ahora de “nuestro” lado en Siria,  y como pudo ser el caso inglés (7-Jl) y el español (11-M), este también sujeto a elucubraciones conspiranoides.
¿Contra Occidente? Pues tampoco es fácil demostrarlo, a pesar de los casos citados. El hecho es que ha habido más ataques entre grupos musulmanes o en países de mayoría musulmana que en países “occidentales” o  contra sus embajadas. Eso sí: se  había anunciado una ofensiva de Al Qaeda contra “occidente” al terminar el Ramadán. La hubo, no contra “occidente” sino desde Irak a Nigeria.
Pero Al Qaeda existe. Como existió Pinochet. Pero a diferencia de este último, la existencia de aquel yihadismo es otra: es más una idea que una organización y, por eso, difícilmente va a poder ser enfrentada “manu militari”, con la razón adicional de que no es localizable territorialmente excepto para los “drones”, aviones teledirigidos que generan “daños colaterales” que solo fomentan la idea de que “algo hay que hacer contra los cruzados que atacan”. 
(Publicado hoy en el diario Información -Alicante-)

Izquierda-derecha, hoy

Hace casi un mes que planteé aquí la oportunidad de un izquierdómetro que introdujese un mínimo de objetividad en las clasificaciones de ideologías, políticas y personas. Hoy añado más confusión aprovechando los aniversarios del día.
Son tres aniversarios: el de la Diada catalana, el del golpe de estado de Pinochet y el de las Torres Gemelas (más Pentágono, más uno más dizque abortado). Procedamos cronológicamente.
1. Hoy es una conmemoración. Cuenta wikipedia que la Diada catalana, "conmemora la caída de Barcelona en manos de las tropas borbónicas al mando del duque de Berwick durante la Guerra de Sucesión Española el 11 de septiembre de 1714, tras catorce meses de sitio". Pero vayamos a la actualidad  y a las demandas de independencia entre  los partidos catalanes: encontraremos que, dentro de un partido supuestamente de izquierdas, el PSC, hay división en lo que respecta a la independencia (Catalunya triunfant, / Tornara a ser rica i plena / Endarrera aquesta gent/ Tan ufana i tan superba / Bon cop de falç, / Bon cop de falç, / Defensors de la terra). Eso tendría alguna explicación, incluso histórica (partido fruto de fusión de "sensibilidades" diferentes en su anti-franquismo). Es más complicada la explicación de que haya partidos de la autodenominada izquierda que apoyan el independentismo y partidos de la autodenominada izquierda que la rechazan, cada uno de ellos achacando al otro una, para ellos, evidente falta de izquierdismo en el otro.
2. Sobre Pinochet y  su golpe de estado del 11 de septiembre de 1973. Ahí no hay duda de que se trata de derechas. Pero hasta ahí no más si comparamos, como hacía André Gunder Frank, sus políticas económicas con las de otros países del llamado bloque socialista, en concreto con la del golpista Jaruzelski en Polonia (en su momento, no fue "golpe" sino "ley marcial" de un salvador de la Patria ante la posible agresión rusa; después sus hados cambiaron, pero esa es otra historia). Si es por muertes, habrá que recordar los 6 millones de judíos asesinados bajo Hitler y los 6 millones de rusos asesinados bajo Stalin. Tal vez pueda llamarse de derechas por la sistemática represión de la llamada izquierda y la supresión, no menos sistemática, de la clase obrera, aunque esto último como resultado de sus políticas económicas no necesariamente idiosincráticas.
3. Y llegamos al 11-S por antonomasia mediática, los atentados de 2001. Al serlo contra la potencia hegemónica, la tentación es la de clasificarlos como izquierdistas, sea quien sea quien los produjo. Si se aceptan las teorías conspiranoides, la cosa ya no estaría tan clara si se acepta la participación del gobierno de los Estados Unidos en ese que se convertiría casi en un auto-atentado. Si, en cambio, se acepta la versión oficial, cuesta creer que los saudíes que los perpetraron sean unos izquierdistas. En el caso de que el cerebro hubiese sido Osama ben Laden, convendrá recordar que Ben Laden fue clave, en los tiempos de la invasión soviética a Afganistán para defender al gobierno comunista de Kabul. La invasión comenzó a finales de 1979 y si Ben Laden estaba a favor de los Estados Unidos y contra los comunistas, tendríamos que clasificarlo como derechista. Pero si, después, planificó el ataque a Nueva York y Washington, la cosa, con independencia de que todos podemos cambiar de bando, se pone  complicada.
No sé, llegado aquí, si tiene sentido seguir discutiendo qué es ser de derechas o de izquierdas o cuál es la "verdadera" izquierda. Sí tiene sentido explicitar a quiénes se defiende en sociedades divididas y con tendencia a la polarización, cómo se defiende (medios, decisiones, alianzas, políticas, votaciones, actitud ante las minorias)  y cómo se articula esto último con la  situación internacional. La "globalización" no ha echo obsoletos a los Estados. Toda política es local. Pero en un contexto mundial, como exponía Frank en el texto que he citado más arriba.
El caso de Siria no es una excepción: la autodenominada izquierda está dividida al respecto, pero también la derecha autodenominada centro, pero denominada derecha por los anteriores. Y lo mismo se ha dicho de Egipto. Mejor sería abandonar ese simplismo de "derecha-izquierda".

martes, 10 de septiembre de 2013

Como para fiarse

Encuentro esta comparación de dichos, añadiendo sus fuentes. El artículo de donde copio trata de las diferentes "guerras" a las que se han lanzado los sucesivos gobiernos de los Estados Unidos. En este caso, son tres "donde dije digo, digo Diego" respecto a la ocupación de Irak.
Dick Cheney 08/26/02: There is no doubt that Saddam Hussein now has weapons of mass destruction.
Dick Cheney 09/14/03: We never had evidence that he had acquired a nuclear weapon.

Colin Powell 02/05/03: Iraq today has a stockpile of between 100 and 500 tons of chemical weapons agents.
Colin Powell 09/13/04: I think it's unlikely that we will find any stockpiles.

George W Bush 05/29/03: We found the weapons of mass destruction.
George W Bush 10/08/04: I wasn't happy when we found out there wasn't weapons

Como para fiarse ahora de lo que están diciendo. Y más en un momento en el que la propuesta rusa, apoyándose en una frase que se le debió escapar a Kerry, ha pillado con el paso cambiado al gobierno estadounidense, incluso frente a su opinión pública. Cierto que es un reconocimiento de que el gobierno sirio "tiene" armas químicas (no que las haya usado). Pero desmantela el pretexto estadounidense de que el problema son, una vez más, las armas de destrucción masiva.  Algo habrá que hacer. Desgraciadamente, hay más razones para no fiarse. Pero si las cosas acaban como parece que están acabando, hace bien este artículo en plantearse quiénes habrían ganado y quiénes habrían perdido. La ironía es que pone a Al Qaeda, John Kerry y Obama en el mismo bando: el de los perdedores.
En todo caso, como dicen aquí, la "línea roja" necesaria es la que se refiere al medioambiente. Línea que podríamos haber pasado o no, pero cuando lo que está en discusión es lo que está... Los experimentos, con gaseosa.
Y, por lo menos, habría que prestar atención a la insaciable manía de Wall Street de jugar a las apuestas con el futuro de la economía mundial. El riesgo también es minino.