domingo, 30 de junio de 2013

El imperio está desnudo

Confieso que me desagrada Telesur, la cadena venezolana que veo de tanto en tanto, cuando intenta promover la integración latinoamericana mediante una exageración de las maldades del imperio, aquel que, según Chávez, "huele a azufre", pero al que se le sigue proporcionando petróleo como cuarto proveedor después de Arabia Saudita, Canadá y México (abril 2013). Estados Unidos se lo gana a pulso, pero el truco de usar un enemigo externo para generar cohesión interna lo encuentro un tantico exagerado.
Lo cual no quita para que me interese por textos estadounidenses en los que, "desde dentro", se hace ver 1. que en los Estados Unidos se sigue practicando la doble moral ("traición", "espionaje" para Snowden, "delito" para Cartwright y, 2. que, efectivamente, el imperio está desnudo.
En este último caso, no es un niño inocente el que hace que todo el mundo reconozca que todos lo estaban viendo desnudo, sino el gobernador de Hong Kong respondiendo al requerimiento estadounidense sobre Snowden que había
“formally written to the U.S. Government requesting clarification on reports about the hacking of computer systems in Hong Kong by U.S. government agencies. It will follow up on the matter, to protect the legal rights of people of Hong Kong”
Con toda la (falsa) inocencia del mundo, se preguntaba al gobierno USA qué había de los informes sobre el pirateo informático de los ordenadores de Hong Kong por parte de agencias del gobierno estadounidense. Su política habitual, por supuesto.
Qué vaya a hacer el gobierno del Ecuador sobre Snowden (y Assange) no me interesa tanto y menos con tantas idas y venidas. Demasiados egos de por medio. Sí me interesa que se haya planteado la posibilidad, impensable hace algunos años y no tanto porque el gobierno ecuatoriano sea el que es, sino porque ahora ya muy pocos se hacen cruces sobre la belleza del vestido del emperador: está cada vez más desnudo a los ojos del mundo. Por eso es buena idea que el gobierno del Ecuador hable de dedicar algunos fondos (23 millones de dólares que presuntamente perderían de cerrarse sus negociaciones comerciales) a la promoción de los derechos humanos en los Estados Unidos en concreto el derecho a la privacidad. Me recuerda mi viejo "Plan Estados Unidos". En todo caso, no deja de ser irónico que, espiando a millones de personas dentro y fuera del país, no fueran capaces de ver que uno de sus espías les estaba espiando y recogiendo material sobre el espionaje para difundirlo posteriormente.

sábado, 29 de junio de 2013

Información privilegiada

La exaltación ideológica de "los mercados" pasa como gato sobre brasas cuando se llega a uno de los elementos centrales del funcionamiento mítico del mercado: la información que hace falta para que se dé competencia perfecta... que no siempre se da y, mucho menos, en los mercados financieros. 
Encuentro ahora aquí una cita a este viejo trabajo (viejo porque es de 2008) sobre el papel que ha podido tener la CIA y la NSA en adelantar información para que inversores escogidos tomaran decisiones con antelación a los golpes de Estado que podían alterar el valor de determinadas acciones. El trabajo, para ser respetable, tiene que hacer firuletes matemáticos porque, si no, no se lo aceptan en las revistas serias (es un decir, no se me malinterprete). Pero un vistazo a las tablas y datos de los apéndices es suficiente para pensar que no andan desencaminados los que piensan que hubo quien tuvo información privilegiada o "delito del iniciado". Nada, pues, que tenga que ver con el mito de "infinitos ofertantes e infinitos demandantes, todos ellos pequeños y con información completa, y que toman sus decisiones racionalmente". 
A este último respecto, una recensión de un libro que no he leído (son infinitos los tales) sobre el papel de las emociones (pánico, confianza) en el sector financiero. Visto lo dicho en los dos primeros artículos, lo que estos sociólogos parecen discutir es lo que se refiere a los pequeños y medianos inversores. Los grandes, en cambio, son pocos, tienen información privilegiada y sí que actúan racionalmente maximizando lo que les interese en cada caso (dinero, poder, prestigio). Los pequeños no son infinitos, pero son muchos y, sí, son presa de sentimientos que nada tienen que ver con las "expectativas racionales" en "mercados eficientes".

viernes, 28 de junio de 2013

Desigualdad brasileña

Las desigualdades (incluida, claro está, la de renta) son inevitables. Pero el exceso de desigualdad y el aumento de la misma sí que son evitables y, si se quiere mantener un sistema, es preciso evitarlas: los extremos de un resorte no se pueden separar indefinidamente sin que, al final, se rompa. Hay, sí, una alternativa por parte de los que están en uno de los extremos: ocultar ese exceso y ese aumento mediante maniobras distractivas (por ejemplo, el nacionalismo: "todos somos una nación") o mediante el "panem et circenses" del entretenimiento y la recreación.
Vaya por delante que los autores del Manifiesto Comunista eran contrarios a la lucha "socialdemócrata" contra las desigualdades ya que paliaban sus efectos, pero no iban a las causas, que ellos veían en el sistema mismo. Lo que después fue "Estado del Bienestar" era, entre otras cosas, una forma de transacción: yo te doy algo a través de mis impuestos que el gobierno invertirá en "bienestar" y tú renuncias a la revolución. Es una discusión ideológica no cerrada: reducir el sufrimiento de los que hoy sufren o agudizar las contradicciones para que, en un futuro (el paraíso de los creyentes), deje de haber cualquier tipo de sufrimiento originado en la desigualdad, en el reparto del león.
Viene esto a cuento a propósito de este artículo (traducido) sobre la situación brasileña en el que se plantea el papel de la desigualdad primero en la historia del Brasil y, después, en la situación presente. En otros momentos, los problemas causados por la desigualdad se han "solucionado" mediante la represión. En otros, mediante la reforma. Y, casi siempre, mediante la distracción (fútbol incluido). Obvio que si hay que optar entre una y otra, mejor la reforma, incluso para "los de abajo" realmente existentes y vivos (el futuro, ya se sabe, ya no es lo que era). Pero, insisto, esa es una discusión ideológica que no se soluciona discutiendo ya que es imposible llegar a un acuerdo sobre quién tiene razón, cuando lo que hay sobre la mesa no son "verdades" sino intereses (personales y de grupo).
Se producen, así, los pasos en muchos de estos movimientos (volveré a ellos en el artículo del miércoles para el periódico en el que escribo -que no es "mi" periódico-): hay un caldo de cultivo y un ambiente propicio (aumenta la percepción que la gente tiene de la desigualdad), hay un factor precipitante (en este caso, los precios del transporte Y -la copulativa va en mayúsculas- la brutalidad de la represión) y hay reacción que unos trasforman en demandas de la llamada izquierda (ruptura, hasta revolución -seamos realistas, pidamos lo imposible-) y otros en demandas de la llamada derecha (rechazo al gobierno de Rousseff). 
Ahora que ya no conocemos las "leyes de la Historia", efectivamente no hay modo de saber qué va a salir de esta situación. De momento, ya se pueden ver los beneficiados (que no quiere decir que sean los causantes sino que pueden ser, sencillamente, los que se aprovechan de que el Pisuerga pase por Valladolid). Los Estados Unidos cuyas élites han vuelto a pensar en tener en América Latina un "patio trasero" que los sucesivos gobiernos del Brasil (concentrados en Itamaraty, la cancillería, el ministerio de asuntos exteriores) estaban dificultando, dado su proyecto de ser potencia regional por encima de Argentina y su narcisismo y de Venezuela y su bolivarismo, ambos también en crisis por motivos diferentes.

jueves, 27 de junio de 2013

Políticos y economistas

Por fin he encontrado la fase exacta de Keynes sobre los políticos que ponen en práctica las doctrinas de economistas previos (muertos, tal vez). Si no es la auténtica, tampoco importa mucho:
Madmen in authority, who hear voices in the air, are distilling their frenzy from some academic scribbler of a few years back
En todo caso, no se aplica a los políticos españoles excepto en las tres primeras palabras.

miércoles, 26 de junio de 2013

Mejorar la competitividad

Si el problema es mundial, la solución no puede ser que todos tengan precios más bajos respecto a todos los demás o que todos exporten más sin que nadie importe más o que todos devalúen sus monedas respecto a las monedas de los demás que también las devalúan o que todos atraigan inversionistas extranjeros y nadie invierta. Total, que planteado así, no hay solución. Lo que sí hay son políticas por parte de los diferentes gobiernos intentando mejorar las posiciones de sus gobernados y empresas en ese contexto mundial con lo que la desigualdad seguirá agravando el problema. Véase, si no, lo que sucede con la competitividad, supongamos que de países aunque en realidad es de empresas.
Un producto es competitivo por su calidad y/o por su precio respecto a productos parecidos. La combinación calidad alta / precio bajo es, obviamente, la ideal, aunque haya intentos de competir con productos de baja calidad y precio bajo (lo que serían las tiendas de "todo a 100"). Competir con productos de calidad baja y precio alto es poco razonable, a no ser que el comercio sea "obligatorio", es decir, que las sacrosantas leyes de la oferta y demanda no se cumplan (que, de hecho, no se cumplen en multitud de sectores, empezando por el de la energía). En general, son productos que se comercian en contextos cercanos al monopolio o, como los aeropuertos, de monopolio en la práctica. A lo más, se puede intentar hacer algo con productos de mucha calidad y precio alto: son para ricos, pero, casi por definición, su demanda es restringida aunque el margen de beneficio sea igualmente alto. El ejemplo, en este último caso, serían los coches de gama alta.
1. Es curioso que en las discusiones sobre la competitividad europea (y, por tanto, la española), las medidas más evidentes sean las de reducir los precios. ¿Cómo pueden reducirse? Muy fácil: reduciendo el coste de los factores de producción.  Y estos son: capital, materias primas, mano de obra, gestión y tecnología. En pocas palabras: el dinero que hace falta para la empresa, de qué está hecho el producto, quién lo fabrica, cómo se organiza la producción y con qué medios se lleva a cabo.
Obvio que si el sistema se llama capitalista, el primer factor de producción no va a ser el afectado por los intentos de reducir los precios. La gestión, después de "La revolución de los managers", tampoco. No solo eso, sino que, en muchos casos, van a ver incrementados sus ingresos por encima de lo que los accionistas podrían esperar, una vez se ha desposeído a estos de cualquier poder de decisión (importa este poder, no la propiedad privada de los medios de producción, cosa que ya se vio con "La nueva clase" de Djilas a propósito de los apparatchiks comunistas y se ve en la “boliburguesía” venezolana o el “partido interior” cubano). La tecnología para abaratar costes, supone fuertes inversiones en las universidades: demasiado caro, así que olvidémoslo. Las materias primas son, aparentemente, un factor sometido a la oferta y la demanda, pero, sobre todo en el caso de la energía, van por otros derroteros. ¿Qué queda? Pues reducir los salarios de la mano de obra.
2. Aumentar la calidad supondría mejores sistemas educativos y mayor presencia de investigación en general y de ingenieros en particular, sin olvidar que reducir empleo es reducir la calidad. Ahora me encuentro con un reportaje periodístico en el que empresarios europeos se quejan de que en Europa faltan ingenieros. No importa. Seguiremos bajando precios reduciendo salarios, aunque eso lleve a menor demanda, con lo que la competitividad se deja para el comercio "obligatorio" y, de paso, se legitiman ulteriores bajadas de salarios, tanto directos como sociales. Beneficio hoy, miseria para mañana.

Lo dicho se aplica con más razón al sector de los servicios y turismo y, en particular, al subsector de las nuevas tecnologías, las de la gestión del conocimiento y, claro, a las de los nuevos productos y nuevos procesos productivos. Los cinco factores de producción, prácticamente, quedan reducidos a cuatro ya que la “materia prima” tiene un papel menos evidente. Tecnologías y gestión aumentan su importancia y los salarios de gestores y capitalistas pueden crecer de manera todavía más desmesurada mientras que los de la “mano de obra”, contrariamente, pueden desplomarse todavía más. Es decir, que aumenta la desigualdad, con lo que difícilmente se sale del círculo vicioso ya que la desigualdad ha sido uno de los factores que ha llevado a la situación actual.
(Publicado hoy en el diario Información -Alicante- y añado que en tiempos de Galdós -Fortunata y Jacinta- había tiendas de "todo a real")

Draghi peor que Berlusconi

Lo que pueda haber hecho Berlusconi de cintura para abajo no me interesa nada. Que haya usado de la política para ocultar o hacerse perdonar sus pecadillos sexuales, tampoco, aunque algo más, sí. Y, sobre todo me interesan los intentos de usar la política para arreglar sus asuntos económicos, es decir, más o menos delictivos. Es lo que agita a los medios, incluso, supongo, los de su propiedad. Y a sus partidarios, incluida su novia actual.
Pero el asunto realmente espectacular son las idas y venidas de Draghi con los líos de Grecia y Lehman y con el Banco de Italia y la catástrofe financiera italiana actual (con los efectos que puede tener para el resto de la periferia de la Eurozona) y cómo se puede suponer que se han pagado favores con cargos. Una narración sobre el tema, mucho más interesante, como digo, que las andanzas de Ruby Rubacuori, aquí.

Candidatos: menos da una piedra

Uno puede esperar una Gran Revolución en los Estados Unidos. Incluso, lo que Chomsky, irónicamente, esperaba para su país: que alguien como Lula pudiese llegar a presidente, cosa que, con toda evidencia, es imposible de momento. Uno puede indignarse y marchar a los oscilantes avatares de Occupy Wall Street. O uno puede ser un realista (no del tipo de "seamos realistas, pidamos lo imposible") y desear cándidamente lo menos peor, ya que lo previsible es todo malo. Ralph Nader, conocido frecuente candidato a la presidencia estadounidense,  lo acaba de hacer. Sencillamente, su "carta a los Reyes Magos" (traduzco al folklore español) consiste en desear que el candidato vencedor en 2016 no sea Hillary Clinton (cuyas posiciones ante problemas candentes es demasiado "wishy washy") sino: 
A wealthy, progressive and courageous individual who can buck the traditional scramble for corporate dollars while running on a more visionary platform that puts the concerns of people and the planet above that of private wealth and elite interests.
Veamos 1. Que sea rico. Es cuestión de realismo. Las campañas electorales (y más las uninominales) cuestan muchísimo y o tienes dinero propio o tienes que pedírselo a alguien, con lo que tu agenda queda sometida a la voluntad de los donantes. 
2. Que sea progresista. Bueno, esa es la idea de Nader, progresista también. Quiere a uno de los suyos, es decir, que coincida en los mínimos con lo que Nader desearía.
3. Que sea valiente, que tenga coraje, que no se quede en un "yes, we can" puramente retórico y cometa el habitual desfase entre las promesas electorales hacia el electorado y las prácticas políticas posteriores hacia los donantes.
4. Es decir, que se oponga a los dineros de esa "plutonomía" (business politics) que caracteriza a los Estados Unidos.
5. Y que tenga visión como para anteponer las preocupaciones de la gente y los problemas del Planeta por encima del capital y de los intereses de la élite (ahora es al revés).
Pues no pide na'. 1 y 2, todavía. 3 ya no está tan claro. 4 y 5 impensable. Impensable incluso para países en los que no se trata de "plutonomías", en los que el capital y la élite pesan aunque no tanto y en las que ser rico como Berlusconi no es tan importante (aunque los dineros de las campañas sigan siendo problemáticos). 
¿Qué pueden traerle los Reyes Magos a Nader para 2014?
1. Un acomodado, no exactamente rico o "multimillonario" (billionaire).
2. Conservador.
3. Que mienta en la campaña
4. Que tenga muy en cuenta que está en una "plutonomía" (recuerdo: pluto, dinero; nomos, gobierno. E.d. gobierno del dinero, como "autonomía" es autogobierno, y no como democracia, que es gobierno del pueblo -prescindo de la distinción entre regulación y gobierno)
5. Y que, por tanto, construya un gobierno que no sea "del pueblo, por el pueblo, para el pueblo" (demos), sino para los intereses que cuentan, incluidos los contrarios a la supervivencia de la especie en el Planeta, retórica al margen.
¿Como convencer a los Reyes Magos de que así no vamos a ninguna parte? Claro, claro, los revolucionarios dirán que el problema está en el punto 1. De acuerdo. Pero ¿cómo conseguir lo que irónicamente proponía Chomsky?¿Solo protestando?

martes, 25 de junio de 2013

Cambio climático: más síntomas

Cuando las compañías de seguros comienzan a decir que hay zonas del Planeta que no pueden ser aseguradas, visto el riesgo de que el mar se las trague, debido al cambio climático, la cosa comienza a ponerse seria. Y si se dice en el Financial Times, peor que peor: no es una revista de "ecologistas infantiles", que dirían algunos gobernantes andinos. Que Obama le dedique un discurso hoy, me impresiona menos. Hablar es gratis, pero "business is business".

Amenazas mundiales

Estos son los resultados de una encuesta llevada a cabo por el Pew Research Center entre marzo y mayo de este año en 39 países:

threats07

Es curioso, para cada país o región, ver, en vertical, qué amenaza recoge una mayor mediana en las respuestas. Y curioso, también, para cada amenaza y leído en horizontal, qué país o región proporciona mayores respuestas. Sin ir más lejos: el programa nuclear de Corea del Norte es visto como amenaza en los Estados Unidos, comparado con las restantes amenazas, pero también dicho país es el que proporciona mayor porcentaje en comparación con los demás. Que en Oriente Medio, la inestabilidad política de Pakistán, no alcance, en mediana, al 9 por ciento, no deja de ser curioso. El informe que cito también proporciona los datos de los diferentes países y, así, venimos a saber que la amenaza que se ve con más frecuencia en los Territorios Palestinos es "la influencia y poder de los Estados Unidos"  (como en Pakistán) mientras que en Israel (y un 85 por ciento) aparece "el programa nuclear de Irán". Dentro de Europa, hay dos grupos: los que dan mayores respuestas a "grupos estremistas islámicos" (Francia, Alemania, Rusia) y los que, en cambio, las dan a "inestabilidad financiera internacional" (España, Gracia, Italia, Polonia, República Checa y Reino Unido -"Britain"-). La mayoría de países encuestados en Asia/Pacífico (y así se refleja en los totales) tienen como respuesta más frecuente la referida al cambio climático.
Obviamente (no me cansaré de repetirlo), que unos piensen una cosa u otra no significa que esa o la otra sea la principal amenaza objetiva. La propaganda cuenta. Y en el caso de los Estados Unidos, mucho.

lunes, 24 de junio de 2013

Cambio climático

Esta es parte del gráfico del Banco Mundial sobre el calentamiento global, su probabilidad y sus efectos sobre el nivel del mar y la disponibilidad de agua. La idea del artículo es que los más afectados por esos grados de aumento (cambio climático) en los próximos 20-30 años y los más grados a fin de siglo tendrán su impacto mayor entre los más pobres del Planeta. Los negacionistas mirarán a otra parte y algunos afirmacionistas se preocuparán de que sea precisamente el Banco el que hable de estas cosas. Lo que no hay es una acción concertada para afrontarlo. A lo más, para paliar los efectos. Supongo que para los más ricos. En todo caso, se dirá, el que venga detrás, que arree.



domingo, 23 de junio de 2013

Indignados varios

Los contextos son diferentes: en Brasil una revolución pasiva, en Turquía una involución pasiva y en España una involución activa. Pero hay "indignados", jóvenes, clase media-baja, urbanos, en los tres casos. ¿Efecto contagio? Hay más, claro: Occupy y las otras plazas, bulevares o parques como Tahrir, Sol, Sintagma, Rotschild, San Pablo o Zuccotti. Algunos (primaveras árabes) intentaron ser una revolución activa.

La lechuza de Minerva

"¿Tu verdad? No: la verdad.
Y ven conmigo a buscarla.
La tuya, guárdatela"
Es un buen comienzo: reconocer que "el cristal con que se mira" no es garantía de dar con lo que son realmente las cosas. Me refiero, claro, a las llamadas ciencias humanas o ciencias sociales, aunque algo de lo que sigue también se puede aplicar a las llamadas ciencias "duras".
Porque, guste o no, el caso es que lo más que podemos pretender es reducir nuestros errores y hacerlo de forma intersubjetiva. ¿La verdad? Difícil me lo pone Machado. Me contento con revisar las "verdades" provisionales y encontrar cuáles han dejado de ser útiles para entender "lo que está pasando".
En mi etapa de profe aconsejé leer a los clásicos. Pero nunca se me ocurrió tomar sus textos como una buena descripción de "lo que está pasando". Su mundo no era nuestro mundo. Y para lo más que pueden ser útiles es para intentar ver el mundo actual "a hombros de gigantes", no con sus ojos. Varios comentarios al respecto.
Un clásico vivo, viejo amigo, mayor que yo, recibió con cierta sorna una tesis doctoral del joven que la había titulado "El concepto de N en el joven X". N se trataría de una de tantas palabritas que se manejan en su ámbito y X es el nombre de mi amigo. Le faltó tiempo para decir 1. que tendría que haber dicho de "X, cuando era todavía más joven que ahora" (eso fue hace 20 años) y 2. que él dejaba de utilizar palabritas cuando veía que ya no le servían o, incluso, cuando se cansaba de ellas.
Argumentar citando no es una buena táctica, a no ser que se cita una buena formulación de algún asunto. Claro que se puede citar a alguien que ha trabajado un tema y ha llegado a conclusiones relevantes o, con mucha más razón, citar a alguien que mantiene posiciones contrarias a quien escribe. Pero creer que algo es cierto solo porque lo ha dicho otro, es un argumento de autoridad que no se sostiene. Primero, porque ese que lo ha dicho se ha podido equivocar (Max Weber pronosticando la progresiva secularización de las sociedades europeas) o porque ha dicho una cosa en un sitio y otra en otro (es el caso de Keynes y también de Marx, en este caso, con descripciones muy dicotómicas de sociedades -burgueses y proletarios- y descripciones muy matizadas en otros textos -el 18 Brumario-). 
Pero, insisto, el argumento básico es que lo que uno ve ahora y hasta puede que describa y explique correctamente, puede haber cambiado en poco tiempo de modo de la descripción y explicación deja de ser apropiada. Y, sí, ahí va el argumento de autoridad citando a Hegel: "Cuando la filosofía pinta el claroscuro, ya un aspecto de la vida ha envejecido y en la penumbra no se le puede rejuvenecer, sino únicamente reconocer: la lechuza de Minerva solo levanta su vuelo con el crepúsculo". No sé si lo interpreto correctamente (esa tesis doctoral sí que tiene sentido: qué parece haber querido decir el clásico, no qué quiso decir, que eso solo él lo supo), pero es el argumento más fuerte para decir que ya hacemos mucho si conseguimos reducir los errores. Suprimirlos es tarea imposible.

sábado, 22 de junio de 2013

Más sobre desigualdad

De rentas, pero no solo de rentas. Sobre los Estados Unidos, pero no solo sobre los Estados Unidos. Se trata de un entretenido trabajo, con abundantes gráficos interactivos, algunos muy sugestivos. 
Parece claro que lo que allí (USA) ha pasado no se puede atribuir a factores "ambientales" directamente (globalización, nuevas tecnologías y demás) ni a factores económicos únicamente. La política ha contado a la hora de explicar lo que ha sucedido en los últimos años y también la sociedad, es decir, el creciente poder de "los de arriba" (el 1%, en el vocabulario de los "plutonómicos" que, por cierto, aparecen destacados junto a los GIPSI en lo que se refiere a sus respectivos Ginis). 
Casi se tiene la tentación de sucumbir al agrupamiento de los países de la OCDE en tres: "plutonómicos" anglosajones, GIPSI, y el resto -que, a su vez, se podría dividir en nórdicos y los demás-.

viernes, 21 de junio de 2013

Desigualdad y crisis

Argumentos sobre la relación entre una y otra, pero haciendo ver que una cosa es "causa" (la desigualdad está entre los factores que han producido esta crisis) y otra "síntoma" (la desigualdad es algo que muestra que hay crisis, sin intervenir entre sus causas). Me recuerda la discusión sobre el trabajo de Rogoff y Reinhart sobre déficit público y crecimiento: que una cosa es causalidad y otra muy diferente es correlación.
Más argumentos, aquí.

Protestas brasileñas

Vale la pena darle un vistazo a este artículo de Emir Sader con sus primeras conclusiones provisionales de lo que está sucediendo en el Brasil. Son fenómenos que se están generalizando, que, obviamente, tienen una fortísima componente local, pero cuya generalización tendría que hacer pensar. Tiene que ver con otros movimientos, en mi opinión. Y el papel de la juventud en los mismos tendría que recordar situaciones pasadas, sin por ello mitificarlos ni a ellos ni a mayo del 68.
(Eso sí: cuidado con los liderazgos carismáticos y sus tentaciones autoritarias por más que mantengan los "valores" del Movimiento)

jueves, 20 de junio de 2013

La policía nos defiende a escala mundial

Reproduzco las fotografías que se han colgado aquí, La primera es brasileña:

En una situación inestable y en la que las pasiones se encienden, un policía rocía con pimienta a una manifestante exaltada y en condiciones de peligro. ¿Cierto? Véase la foto con algo más de perspectiva.
No parece que la situación sea tan dramática ni que se esté produciendo ningún riesgo de alteración del orden público. El fotógrafo, cuyas opiniones se reproducen en el texto del que tomo las fotos, indica que no había, por parte de la mujer, actitudes violentas o de expreso desafío a las fuerzas del orden.
A propósito del Parque Gezi en Estambul, también ha habido manifestaciones en las que la policía se ha implicado con fuerza. Esta es la imagen:

Esta es de Ankara:
DHA Photo
Las similitudes con la anterior saltan a la vista. Pero el artículo aporta una más. Se trata de la universidad de California en Davis y los manifestantes lo eran dentro del movimiento Occupy:
Una última, esta un poco más antigua (de 2012) y en Valencia, España, que añado por mi cuenta:
Me pregunto si esta sí que es violencia machista. Pero no, es violencia indiscriminada: el Leviatán asume que tiene el monopolio de la violencia indiscriminada, más o menos justificable. En parte, cumplen órdenes. Pero en parte, se dejan llevar también por la testosterona, la adrenalina y demás. Claro que el más débil cae antes y, si no es débil, es atacado en masa.
En esta del sábado pasado en Alicante no pasó nada:


miércoles, 19 de junio de 2013

Desigualdad y corrupción

Este es uno de los posibles mapas de la desigualdad de rentas en el mundo. Cuanto más oscuro es el color del país, más desigual (como se ve, los más igualitarios seguían siendo en 2009 los nórdicos). Como la desigualdad no es un tema que preocupe en un país de creciente desigualdad como los Estados Unidos, no pasa nada si dicho país queda bastante alto en tal variable y la fuente es el World Factbook editado por la CIA.

Screen shot 2013-06-17 at 11.58.26 PM
Lo tomo de un interesante artículo en el que su autor muestra, mediante un estudio del caso (el Banco Mundial), el desinterés de las élites mundiales hacia el tema de la corrupción y la desigualdad, cosa que, algunos de ellos, han acabado reconociendo que es "el" tema cuando se habla de "desarrollo" (y de "crisis", añado).
Es evidente que no pertenezco a dichas élites: este año se han publicado mis dos últimos libros (no creo que haya ninguno después) y son "Corrupción. Corregida y aumentada" (Barcelona, Icaria) y "Desigualdad, conflicto, violencia. Cinco ensayos sobre la realidad mundial" (Cuenca, Ecuador, PYDLOS -disponible en la página web citada-) que presento hoy, vía skype, en la universidad de Cuenca. 
Dixi, et salvavi animam meam.

De Snoopy a "snooping"

Snoopy (el fisgón) era mi personaje favorito en la vieja serie de "Peanuts" o "Charlie Brown". Incluso en película, que me las vi de estudiante, cuando veía todas las películas del mundo. Era un carácter espontáneo, sin prejuicios, alegre, fantasioso y perezoso. Me he tenido que acordar del él al ver este titular del Financial Times para un artículo en el que, por enésima vez, un alto cargo del gobierno Obama dice que ese fisgoneo (snooping) que ha denunciado Snowden desde Hong Kong ha sido muy útil para abortar como 50 conspiraciones para ejecutar actos terroristas. Tenemos todos los motivos del mundo para escucharlo con un cierto escepticismo: 50 son muchos, pero para lectores de tiras cómicas como las de Snoopy puede servir. Ya no hay que escandalizarse sino agradecer la benevolencia de los gobiernos que se saltan las leyes (el imperio de la ley que fundamenta las democracias frente a las dictaduras, donde la ley es el Caudillo) por nuestro bien, para defendernos de hasta 50 posibles actos vandálicos y terroristas de los "malos". Me pregunto si de manera simultánea han hecho algo no solo para impedir que dichos actos se lleven a cabo sino para evitar que tales actitudes se produzcan y puedan llevar a tales actos. Represión, sí (parece). Prevención, no (demasiado complicado y sin "efectos secundarios" sobre la estabilidad del poder).
(Añadido el 23: aquí se levanta acta de la ironía que supone que el gobierno de los Estados Unidos acuse a Snowden precisamente de "espiar", cuando es precisamente lo que dicho gobierno ha estado haciendo con eso de que es imposible cien por ciento de seguridad y cien por ciento de privacidad, como ha dicho el presidente Obama)

martes, 18 de junio de 2013

Informar sobre la infanta

Hacienda se niega a aclarar las dudas sobre la venta de fincas de la Infanta
Es el titular de la primera página, arriba a la izquierda, dos columnas, de la edición en papel "para provincias" del "periódico global en español". En la edición digital el asunto ha bajado de importancia y el periódico se abre con un 
Registradores y notarios creen posible un error pero expresan extrañeza
El periódico "de provincias" en el que publico todas las semanas lleva, en su interior (las primeras páginas de hoy son, como el mismo periódico se encarga de reconocer, un "bienvenido, Mr. Marshall"), un titular un tanto distinto:
 Hacienda admite ahora un error al vincular a la Infanta con la venta de fincas en la provincia
Quid est veritas? Bueno, en realidad, Ubi est veritas?

lunes, 17 de junio de 2013

Big Brother is Watching You



El nombre del sistema que dominaba una parte del mundo de la novela "1984" era Ingsoc. No tenemos un nombre para el sistema que ahora quiere ser mundial, cada día más opaco (aunque con filtraciones) pero que te convierte en trasparente (tienes secretos, pero no eres un secreto: lo pueden saber todo de ti) y que se expande porque, como digo, quiere ser mundial (tiene dividido el Planeta en seis comandancias militares) y quiere llegar a todos los ámbitos de la vida de sus ciudadanos. Una buena descripción de sus características aquí. Si se quita la pretensión de ser mundiales, el "Estado vigilante y de vigilancia" comienza a ser una epidemia a escala mundial.
Sarah Pallin, que fue candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos, ha hablado del gobierno de Obama como "orwelliano".  Los demás gobiernos intentan emular al de los Estados Unidos generando más y más "Gran Hermano que te está mirando". Por supuesto que es por nuestro bien: lo hacen para defendernos de los "malos". Pero siempre queda la sospecha de que "también" lo hacen para mantener una determinada estructura de poder más allá de las comprensibles peleas, dentro del Partido Interior, por ocupar los puestos más apetitosos.
El elemento orwelliano afecta también al lenguaje político. Cuando estaba en sus comienzos la ocupación de Irak dediqué un libro  a la perspectiva orwelliana que tal evento producía. Sus capítulos seguían las tres frases que resumen el Ingsoc: guerra es paz, esclavitud es libertad e ignorancia es fortaleza. Los asesores de imagen explican a los políticos qué palabras usar y cómo cambiar el significado de las palabras (por ejemplo, "emigrar a la Unión Europea no es emigrar", como ha dicho un destacado miembro del Partido en España). Parece que va a más. Y que estamos re-escribiendo la Historia, aunque todavía no se ha logrado un Ministerio de la Verdad que consiga impedir que se propaguen versiones diferentes a la oficial. Todo se andará.
(Añadido el 23: James Petras da su versión aquí)
(Añadido el 24: la versión de Johan Galtung, aquí, es digna de mención: "Reinventing fascism". Vale la pena)

domingo, 16 de junio de 2013

Mundial no es universal

Claro que la "luz" de la situación del sistema mundial se "refracta" según los cristales locales. Una vez más: un huevo y una piedra son tan diferentes que nunca se podrá empollar una piedra como para que produzca un pollito. De acuerdo. Pero hace falta el calor del sol para que el huevo quede empollado. Vuelvo a traducir: hace falta conocer si el sol está calentando o no (es el sistema mundial con todos sus contenidos), pero también hace falta ver si nos encontramos ante una piedra o ante un huevo (lo local, claro). 
Por eso me desasosiegan los universalismos que, partiendo de una determinada situación del sistema mundial (la crisis, sí), suponen que todo son huevos o todo son piedras. Pues no. Este es un ejemplo de universalismo "minesoto" aunque vaya de "contra-neoliberal". Hay, dice, una generación, llámesela como se la llame (generation-Y; millennium generation; globalization generation; Net-generation…), con características comunes (narcissistic love of the self; the me, me, me approach to life; impatience; intolerance of all forms of hierarchy; a fetishistic loyalty to technology and brands; almost non-existing interest in social events; apolitical nihilism; non-reading, etc etc…). El mensaje es claro y viene en el título: “The Party is Over: Children, Clean up the House! Lessons from the Turkish #OccupyGezi”. Lo que indica lo de Taksim y otros lugares en Turquía es que se ha terminado la fiesta neoliberal. 
No tengo tan claro que la "fiesta neoliberal" haya sido universal, ni que haya una generación, a escala mundial, que encaje con esos nombres y esa descripción. Conozco gente de esa edad (en España o en el Ecuador) que encajan parcialmente con esas características. Nadie que encaje totalmente y muchos y muchas que no encajan para nada. ¿De qué hablan estos generalizadores? De literatura fantástica.
Eso sí: seguro que hay algún escribidor asociado con algún periódico madrileño "de referencia" que saca un libro o, por lo menos, una columna sobre esa generación que cubre todo el mundo. En Kandy, Sri Lanka, o en Otavalo, Ecuador, o en Toracarí, Bolivia, o en Orán, Marruecos, o en San Juan de Alicante, España. Nonsense.
Ahora intente aplicar a los contextos que acabo de enumerar las palabritas que tanto gustan a sus autores y que son de moda cambiante como "sociedad líquida", "sociedad del riesgo" o "doctrina de shock". Nonsense.
(Una recensión de un libro en la misma dirección, pero introduciendo la perspectiva temporal: en este caso, referido a los que, por "anti-coloniales", acaban haciendo groseras generalizaciones sobre las "culturas subalternas" y que incluye a los que, criticando el "eurocentrismo", acaban cosificando las culturas como si nada tuviesen que ver con la historia)

sábado, 15 de junio de 2013

Poder mundial

Sucesión de estudios sobre la desigualdad de rentas a escala mundial y en las "plutonomías" anglosajonas en particular, amén de las conexiones entre la élite mundial, sea en términos personales o empresariales.
De meditación obligatoria para sociólogos que creen que lo que es válido para unas sociedades lo es también para otras: los conceptos producidos a partir de las "plutonomías" no parece que sean muy útiles para otras sociedades. Ni siquiera dentro de la vieja Europa lo que es válido para su zona central no está tan claro que sirva para su periferia. 
Y también obligatorio para los que siguen creyendo que la unidad de análisis "definitiva" es el sistema social o la "formación social históricamente determinada". Obvio que ahí hay una unidad de análisis interesante.  Pero sabiendo que tomar esas unidades de análisis tiene sus problemas. El primero, no percibir las diferencias internas. Por ejemplo, en el caso de España, se pueden hacer referencias al papel que ha tenido la burbuja inmobiliaria en la actual debacle. Sin embargo, la cosa cambia cuando se ve desde el prisma de sus diferentes Comunidades Autónomas: no es lo mismo el País Vasco que Extremadura, aunque ambas poco afectadas por la burbuja inmobiliaria, que ha estado más extendida en la zona “mediterránea”. Y lo mismo puede decirse de los Estados Unidos Mexicanos: las diferencias entre sus estados son también notables (en lo que se refiere al desempleo, no es lo mismo Tamaulipas o Aguascalientes que Michoacán o Yucatán). Pero es inevitable simplificar, so pena de pretender un mapa a escala 1:1, sobre el que ironizaba Borges.
El segundo problema es el que tiene más que ver con lo que ahora estoy citando: que no solo han entidades "por debajo" del sistema social o la formación social coextensivos con el Estado sino que también las hay "por encima" y hay que tenerlas en cuenta.
La dificultad, y lo que cito es un buen ejemplo, es que se pueden obtener datos relativamente aceptables (nunca son perfectos) sobre desigualdad y sobre interconexión de "los de arriba". Pero no es tan fácil llegar a conclusiones significativas (más allá de las que ya estaban en las premisas ideológicas) sobre el poder real que la élite mundial (la cosmocracia) ejerce efectivamente. Recurrir a conciliábulos, encuentros, Illuminati, Bilderberg, Foro Económico, Trilateral y demás solo permite "suponer" que ejercen tal poder, pero sin poder demostrarlo. A escala local, regional, subestatal o estatal todavía puede hacerse algo, pero a ese nivel estamos condenados a la especulación. Mucho más cuando cruzamos los posibles poderes de esas élites con las diferentes situaciones de países diferentes (amén de sus diferenciaciones internas). No es lo mismo, en efecto, la estructura social de las "plutonomías", de los restantes países centrales, de los países semiperiféricos, de los que están en vías de subdesarrollo o de desarrollo y de los que están dejados de la mano de dios. No solo se pueden suponer diferentes capacidades para influir en los mismos por parte de aquellas élites sino diferentes intereses en hacerlo, haciendo verosímil el dicho de Marx sobre los proletarios pero aplicado a los países: hay algo peor que un país periférico explotado y es un país periférico no-explotado.

viernes, 14 de junio de 2013

Elecciones en Irán

El problema parece que no es tanto quién va a ganar, si "gorro blanco" o "blanco gorro" aunque se presenten como "elecciones épicas", sino, lo dice Ha'aretz, cómo se va a gestionar la bancarrota y el riesgo de intervención militar.
Es un caso interesante de cómo se suelen presentar las cosas como si se tratase de una competición deportiva ("and the winner is...") y cómo hay intereses "nacionales" en presentarlas de una manera o de otra.
(eso sí -añado el 16-, me equivoqué en lo del "gorro")

Que inventen ellos


El Financial Times (hay que registrarse para leer el reportaje) cuenta, en ese estilo periodístico que tan poco me gusta (partir de una "caso humano" para llegar a algo menos anecdótico, más general), que las medidas de austeridad del gobierno español se están llevando por delante la infraestructura científica española, forzando a una nueva "fuga de cerebros" que tanto se ha practicado desde los "países en vías de desarrollo" o "subdesarrollados". No todo se debe a las políticas de austeridad como se ve por los datos que presenta el mismo artículo. Cierto que el gasto en I+D español es muy bajo comparativamente y que está acompañado por casi todos los GIPSI (falta Irlanda en el gráfico), pero también se ve que, si el indicador fuese el número de artículos en revistas JCR y demás, el periodo 1996-2011 no deja muy bien parado el nivel científico español.

martes, 11 de junio de 2013

Índice de paz

Se publica hoy el Índice Global de Paz 2013. Como todo índice es discutible porque es discutible que se introduzcan unas variables (homicidios) y no otras (encarcelados), que dichas variables se midan de una determinada manera (por ejemplo, la probabilidad de manifestaciones violentas) y que, en el índice final tengan un peso u otro.
Algunos resultados son obvios (en Siria el índice ha empeorado), otros son algo menos obvios (que el mejor índice lo obtenga Islandia), otros son clamorosos (que "el guardián de la paz" que son los Estados Unidos aparezca en un puesto tan bajo) y algunos dan que pensar. Da que pensar que la situación mundial se está deteriorando desde 2008 tal y como es "medida" por dicho índice.
Para tardes aburridas, hay buenos mapas y los hay interactivos, de modo que puede verse cómo se encuentra cada país según la variable que se elija (proporción de soldados sobre población total o gasto militar en porcentaje del PIB o tasa de homicidios). Entretenido.

domingo, 9 de junio de 2013

Elecciones en Italia

Segunda vuelta de las comunales y primera vuelta en Sicilia. Al margen de la confrontación dentro del semi-bi-partidismo imperfecto (centroderecha y centroizquierda), lo que habrá que ver es qué sucede con los "grillinos", el Movimiento 5 Estrellas, no en la segunda vuelta (no está en ninguna de ellas como candidatura) sino en Sicilia, donde ha tenido mucha fuerza y habrá que ver si los avatares en Roma del M5S y Beppe Grillo y que lo dejaron fuera hasta del "balotaje",  han influido en los resultados entre hoy y mañana.
Me interesa ver qué sucede con el M5S. Ya lo he comentado en otras ocasiones. Un movimiento antisistema dentro del sistema es siempre interesante, sobre todo por lo que los movimientos españoles pueden aprender (aunque difícilmente se aprende de los errores de otros; a veces, ni de los de uno mismo). Incluso lo que pueden aprender algunos partidos o grupos que ya tienen presencia parlamentaria y que tienen la tentación de seguir las huellas del M5S. Incluso en lo que alguno de sus miembros critica de su propio movimiento: "Decidono sempre gli stessi, è una gestione troppo verticistica", cosa generalizada en todos los partidos, pero que, en el M5S está en flagrante contradicción con la retórica asamblearia y "horizontalista" de sus líderes que, según dicen otros, son muy "verticalistas" y "deciden siempre los mismos", que no es, precisamente, una dinámica muy asamblearia.

sábado, 8 de junio de 2013

Saber y decidir

Conocer es evaluar las alternativas. Decidir es negar todas las demás. Cuando uno analiza, tiene que intentar ver las diferentes hipótesis y evaluarlas. Y hasta sería posible que algo fuese y no fuese al mismo tiempo.  Pero cuando decide hacer algo es porque niega todas las demás opciones que tenía. No se puede hacer una cosa y su contraria al mismo tiempo.
El problema comienza cuando el "conocer" cae bajo el paraguas de la política, es decir, de la decisión. Aparecen entonces las penalizaciones de determinadas evaluaciones. Por ejemplo, de cuántos judíos murieron en el Holocausto, la shoah. Negar que existiese es delito. Político, por supuesto, ya que hasta la evaluación "académica" de la cifra (seis millones) no tendría por qué ser penalizada. Sin embargo, lo es en varios países. Ahora hay otro ejemplo en Camboya: es delito negar las masacres de los Jemeres Rojos.
Como en tiempos de Galileo respecto al heliocentrismo, si hubo o no hubo es una cuestión aparentemente empírica y cae bajo el reino del conocimiento: hay que recoger los documentos, evaluarlos y concluir a partir de los datos contrastados, una vez descartadas las alternativas. Pero no lo es: es política.

La China nos mira

Dos cosas me dejan pensativo en el reportaje del Financial Times. La primera es la condescendencia con que miran la condescendencia de algunos europeos que todavía no se han enterado de que el mundo ha cambiado. La cita es del People's Daily y de un artículo firmado por "Zhong Sheng" que, según el FT suena como "Voz de China". Y dice: “The change of the times and the shifts of power have failed to change the condescending attitude of some Europeans”. Efectivamente, muchos europeos no se enteran de qué está pasando, cómo está cambiando el poder mundial y de que "no es una época de cambios sino un cambio de época".
La segunda se refiere a qué está en discusión en la posible guerra comercial entre la UE y la China, a saber, el vino de la primera y los paneles solares de la segunda. Planteado así, y sin meternos en el conjunto de el comercio mutuo, estamos ante un caso de "intercambio desigual": los de la Unión exportan productos del sector primario (muy ricos, sí, pero de escaso efecto multiplicador más allá de la industria del vidrio y del corcho) mientras que los chinos exportan productos de tecnologías avanzadas y de claro futuro ante la crisis energética que se anuncia. Si solo se tratase de estos dos productos, tendríamos una repetición de lo que fue el "intercambio desigual" entre el "Tercer Mundo" (materias primas) y el "Primer Mundo" (productos elaborados) y, no se olvide, entre la periferia de la URSS (que exportaba productos industriales a la URSS) y loa URSS misma (que les exportaba materias primas). Como se sabía en ambos casos, el "intercambio desigual" acaba empobreciendo al que exporta materias primas o productos del sector primario, que es precisamente lo que falla en la historia de David Ricardo sobre el vino portugués y el textil inglés como ventajas comparativas.
Insisto: no hablo sobre el conjunto de los intercambios comerciales China-UE. Solo tomo el caso de su guerra comercial como un indicador de que la primera cosa que me ha dejado pensativo (la ignorancia europea) puede ser cierta. 
Para colmo, en una guerra hay que evaluar las respectivas fuerzas. No tengo datos, pero supongo que la China, igual que es el primer tenedor de Bonos del Tesoro estadounidenses, es el primer comprador de deuda europea.
Dicho lo cual, he estado buscando los datos sobre la propiedad de los sectores exportadores chinos. Los tenía, y creo que hasta los cité, pero no los encuentro. Lo que venían a decir es que los sectores exportadores chinos eran, básicamente, de propiedad privada o mixta. Es decir, que igual me he dejado llevar por el espejismo "nacional": ¿Es la China -o la UE- el actor a considerar o son sus empresas de propiedad privada -tal vez extranjera- lo que cuenta realmente?

viernes, 7 de junio de 2013

La austeridad mata

Como médicos clínicos que se enfrentan a un aumento de suicidios del orden de los 10.000 adicionales y a un incremento de un millón de enfermedades mentales en Europa y los Estados Unidos, que es lo que calculan que se puede atribuir a las políticas de austeridad, su punto de partida es claro:
“Thank you for participating in this clinical trial. You might not recall signing up for it, but you were enrolled in December 2007, at the start of the Great Recession. The experiment was not governed by the rules of informed consent or medical safety. Your treatment was not administered by doctors or nurses. It was directed by politicians, economists, and ministers of finance.”
Se trata de un experimento clínico para el que ni hemos pedido participar (pero en el que nos metieron en diciembre de 2007, con el comienzo de la Gran Recesión) ni está guiado por las habituales regulaciones y protocolos del consentimiento informado y seguridad médica. El tratamiento no ha sido administrado por médicos o enfermeros sino por políticos, economistas y ministros de finanzas.
El resumen del libro, que es lo que he leído, está aquí.
Para colmo, el beatífico FMI, de impolutas direcciones últimamente, reconoce que no evaluó convenientemente el daño que su receta iba a infligir a la sociedad griega. Como para enviarles un ramo de flores en agradecimiento por reconocerlo a buenas horas. Mangas verdes. En todo caso, con más sensatez que la Comisión Europea donde todavía hay voces en el sentido de que "hicimos lo que teníamos que hacer".
Eso sí: en el gobierno español hay quien dice que son soberanos y que no se dejan gobernar desde fuera y la troika y hay quien dice que se hará lo que recomienda "Europa", es decir, los troikistas. You choose

jueves, 6 de junio de 2013

Recordar no es conocer

No solo eso. Recordar puede ser una forma de equivocarse. Efectivamente, existen los falsos recuerdos: uno recuerda algo que nunca sucedió. Y, peor todavía, es posible "colocar" un falso recuerdo en la memoria de otros. En este artículo de Le Monde se cuentan los experimentos que muestran hasta que punto la memoria puede ser engañosa y, de paso, las dificultades que hay con las acusaciones basadas en el recuerdo. Cierto que hay quien pierde la memoria y le llevan al neurólogo. Pero también hay quien "recupera" la memoria recordando cosas que nunca sucedieron. Decía un amigo psicólogo que es más fácil desmontar el testimonio de un testigo que dice la verdad que el de un testigo que miente.

La crisis que viene

Un sombrío artículo aquí sobre la economía mundial que estaría como una bomba a punto de explotar. El argumento de fondo es sencillo: no puedes pedir prestado al futuro de manera indefinida. Va en la línea de los que piensan que el sistema en que vivimos estos, por lo menos, 500 años, ha funcionado colonizando territorios: primero, territorios físicos mediante la conquista; luego, territorios comerciales, mediante el neocolonialismo; después, territorios virtuales, fracasando en su intento de colonizar también el ciberespacio (básicamente, la burbuja del .com); finalmente, mediante la financiarización, tomando prestado del futuro y el que venga detrás, que arree. Pero los que vienen detrás ya están ahí: hay que pagar las deudas.
Cierto que los mercados de futuros mueven dineros por encima de lo que realmente se produce, y que la proporción entre dinero "creado" y producto "real" es monstruosa. Tiene que reventar de alguna forma. Pero también es cierto que el sistema ha funcionado 500 años mediante sucesivas crisis de las que ha salido si no reforzado, por lo menos sí indemne (con algunos jirones como el Estado del Bienestar del siglo XIX y principios del XX).
Que la cosa es sistémica queda claro en el artículo que cito mediante la frase atribuida a un actor del mundo financiero: "Mientras dure la música, hay que levantarse y bailar". Son las reglas del juego mundiales frente a las cuales hay pequeñas alternativas locales que encantan a algunos de mis amigos (en algún caso, equivocadamente: demasiado dispuestos al entusiasmo) pero que no son realmente una amenaza.  Los Wandervögel (que es de las pocas palabras que sé en alemán) también fueron una alternativa y vino el nazismo. Atrapados.

miércoles, 5 de junio de 2013

Ricos del mundo, domicíliense

Un gráfico tomado de Too Much con el número de hogares con más de un millón de dólares en bienes financieros.

Global wealth

Obsérvese el lugar que ocupa la China y Taiwán. Si eso es un país del "Sur", que venga Adam Smith y lo vea. Obviamente, no se trata de "la riqueza de las naciones" sino de la riqueza de los que viven en dichas "naciones". Y, claro, habría que sacar el porcentaje que suponen estas familias sobre el total de la población. Por cierto, que Taiwán subiría puestos. Israel muchos más, como ya he comentado aquí.
Lo que queda por saber es a costa de qué o de quiénes se han producido esa acumulación de capital. Hay quien dice que a costa de los pobres. Exagerados tal vez, pero vale la pena darle un vistazo a sus datos, bien documentados.

martes, 4 de junio de 2013

Para entender Israel

Un instrumento es la religión: los fundamentalistas contrarios a que Israel tenga un Estado antes de la llegada del Mesiás, los sionistas que saben que Dios les dio una tierra en propiedad que va desde el Eúfrates al Nilo, los sionistas moderados que quieren un lugar en el que se pueda vivir en paz y no sean perseguidos con pogromos y campos de concentración, los escépticos que dudan de que los judíos actuales sean realmente los descendientes del "pueblo elegido", los palestinos que tienen la ciudadanía pero no la nacionalidad israelí, los inmigrantes africanos que malviven en trabajos "bajos" y, sí, el hecho de que Jerusalén sea importante para las tres religiones monoteístas del Kitab, del libro.
Otro es más problemático: el origen. Hay judíos cuyos antepasados ya vivían en Israel (antes de la nakba, por supuesto), judíos inmigrantes ellos o sus familias (azkenazis, sefardíes, "rusos" -el grupo más heterogéneo desde el punto de vista religioso- falashas -judíos de origen etíope-), palestinos que ya vivían en Israel antes de la nakba y que tienen representación en el Knesset y minorías de extranjeros que no encajan en los anteriores grupos (de origen iraní, por ejemplo de fe bahá'í en Haifa y cerca de Acre, o budistas de varios orígenes incluida la conversión).
Hay otra opción, menos grandiosa, y es la desigualdad social. De hecho (lo cuenta Ha'aretz) está entre los cinco países más desiguales del mundo estando su porcentaje de millonarios entre los diez primeros del mundo. Y, sí, tiene sus "indignados" que plantean cuestiones más terrenales que los fundamentalistas (por cierto, bastante terrenales: son reconocidos por el Estado -que les da privilegios, como, hasta ahora, el no tener que hacer el servicio militar-, pero ellos no reconocen al Estado en el que viven aunque intentan que lo que para ellos es ley, lo sea también para todos los demás habitantes del país).

lunes, 3 de junio de 2013

Indicadores y causas

Leo en The Lancet lo que su editorial llama "una revolución en psiquiatría". El caso es, dicen, que muchas terapias para asuntos psiquiátricos se han basado en los síntomas y, por eso, han diferenciado unos de otros ya que sus síntomas se diferenciaban. Sin embargo, si se conocen las causas comunes de esos síntomas diferentes, la terapia puede unificarse, amén de las cuestiones administrativas a las que se refiere el editorial.
Creo que esas reflexiones se pueden extender a otras ciencias humanas y sociales. Un excesivo énfasis en los indicadores de unas u otras variables (los síntomas) puede llevar a plantear políticas divergentes cuando las causas son las mismas que para otros problemas sociales con síntomas diferentes. El problema es, a diferencia del caso de The Lancet, que tal vez no haya acceso a las causas y, por tanto, emperrarse en las causas lleve a no enfrentarse a los síntomas. Se puede decir, correctamente, que la causa de muchos problemas muy diversos yace en las reglas del juego capitalista. Pues si hay que esperar a que el "médico" tenga capacidad de cambiar dichas reglas, lo más probable es que los que sufren dichos problemas (pobreza, marginación, desempleo, violencia cotidiana) sigan sufriéndolos indefinidamente.

domingo, 2 de junio de 2013

La guerra de los "drones"

Parece que empezó Estados Unidos y ahora parece que los tiene la China, RusiaIrán, Israel....y quién sabe quién más (Venezuela, el Perú...), Se trata de esta nueva arma, los "drones", aviones no tripulados que pueden servir para el espionaje (fotografías, detección, reconocimiento) y que han servido ya para matar a bastante gente. Los Estados Unidos tienen un buen récord de muertes: 4.700 en diez años, digamos que uno al día, civiles y niños incluidos.
Tienen una enorme ventaja sobre otras formas de matar: el que mata está muy lejos y no tiene los problemas que matar de cerca genera en el asesino (la resistencia a matar disminuye con la distancia, así que el asesino legal es más fácil de reclutar).
Alguna de las noticias que cito incluye referencias a un ataque contra uno de esos aparatos, no sé si llevado a cabo por otro, pilotado a distancia por persona del otro bando. Pero sí sé que, como se hace uno de los autores que cito, hay una pregunta no banal: qué sucederá cuando todo el mundo tenga drones.
El problema con estas armas es que sus fabricantes (privados o públicos o sencillamente contrabandistas) tienen interés económico (la lógica del beneficio) en venderlas. Son conocidos los casos de "transferencia" de tecnología y equipamientos para que aliados de uno u otro bando, durante la Guerra Fría, dispusiesen del arma atómica. Ahora, con una cosa tan limpia como los "drones", el impulso vendedor hacia los aliados puede ser mayor. Y lo está siendo. No hace falta haber leído mucha ciencia ficción ("Yo, robot", por ejemplo) para ver a qué niveles de insensatez llevan las reglas del juego del sistema en que vivimos.
Claro, ahora vendrán las "cumbres" para limitar su uso y para reservarlo para "los que mandan". Pero estos ya no son los de siempre. El mundo (véase la lista de los que poseen estas armas) ya no está polarizado como en la Guerra Fría ni bajo "the only superpower" del "Fin de la Historia". Así que, a ver qué pasa. 

sábado, 1 de junio de 2013

Extractivismo contra pueblos indígenas

Conocía los casos bolivianos (TIPNIS) o ecuatorianos (Sarayaku y, tarde o temprano, Yasuní-ITT). Se trata de situaciones en las que el desarrollismo gubernamental (crecimiento a costa del medioambiente) choca con los intereses de pueblos indígenas asentados en el mismo territorio, sea desde tiempo inmemorial -antes de las conquistas incas o europeas-, sea ya con la "independencia", expulsados a dichas tierras por los criollos libertadores. Los argumentos de los gobernantes son contundentes y se acumulan los dichos por el presidente Morales o por el presidente Correa a favor del extracrtivismo.
No son casos únicos. El de los Estados Unidos vale la pena de ser seguido ya que tiene notables semejanzas con los anteriores, a pesar de la igualmente obvia diferencia. Una reflexión al respecto, aquí.