jueves, 22 de agosto de 2013

Filantropía y desigualdad

El señor don Juan de Robles,
de caridad sin igual,
hizo este santo hospital,
pero antes hizo a los pobres.
Parece que no hay novedad. Aquí hay algunas referencias y algunos casos estadounidenses, amén de unas opiniones del hijo de Warren Buffett en la línea del verso con que abro el post. Me parece que hay, por lo menos, tres posibilidades:
1. Filantropía mediante la cual, don Juan de Robles, acalla su posible conciencia ya que es consciente de que ha producido pobres. En realidad, es una forma muy sutil de egoísmo que algunas religiones fomentan mediante la "ética de la limosna". Cierto que he hecho a los pobres, pero, si quiero ir al cielo, tengo que dar limosnas. El objetivo no es reducir la pobreza sino salvarme.
2. Filantropía que no afecta para nada la desigualdad previa (sea creada por los filántropos o no). Tiene su lógica ya que la primera es una actividad más individual mientras que la segunda es estructural. En el artículo que cito se reproduce este gráfico que creo que es bastante expresivo:
Mejor véase en el original si se quieren apreciar los porcentajes aproximados, pero lo que el gráfico pretende mostrar es, para los Estados Unidos, la co-evolución de la renta del 1% más rico en proporción al total y las donaciones a fundaciones caritativas. Como correlación no significa causalidad, el artículo que cito deja abierta la puerta para una tercera opción.
3. Filantropía que tiene como efecto la desigualdad. Obviamente no es "la" causa, pero sí es, a lo que dicen algunos estudios allí citados (y que son de pago si se quiere ir más allá del resumen o abstract), una componente importante en el mantenimiento de la misma. Habría que verlo con más detalle (cosa que no estoy dispuesto a hacer, dado que ni estoy en el 1% ni me dedico a la filantropía), pero no me parece que sea una opción a descartar, sino a considerar. 
Son varias las razones posibles a favor de esta tercera opción. Por ejemplo, que la filantropía convierte en graciable lo que otros pueden considerar un derecho. Es una de las críticas que he escuchado sobre la actividad de algunas ONG en países periféricos. También, que la filantropía detrae esfuerzos en pro de una sociedad más justa. O que reduce la urgencia de la intervención del sector público, necesario para corregir el efecto desigualitario del mercado... que es una de las amenazas al mismo mercado (el mercado tiende a generar monopolios).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada