lunes, 31 de enero de 2011

Estados nuevos

Sudán del Sur aparece como nuevo Estado después del referéndum de secesión. Kosovo, aunque el gobierno español no lo reconozca, es un Estado nacido también de una secesión. Bélgica a duras penas mantiene la sagrada unidad de la patria bajo el rey de todos los belgas. Quebec ya tuvo su referéndum de secesión aunque lo perdieron los del Parti Québecois y ahora no parecen estar por la cuestión. ¿Por qué no Cataluña o el País Vasco?
Hace ya años publiqué la opinión de que antes será independiente Cataluña que el País Vasco. La razón que sigo manteniendo es que en el País Vasco los independentistas escogieron el camino de la violencia y lo han mantenido contra toda racionalidad instrumental (es decir, que no es un medio que lleve a los fines proclamados). En el caso de Cataluña, en cambio, la mayoría de los independentistas han escogido el camino del seny, del pacto, del cálculo coste-beneficio y en lugar de decir "mañana, la independencia", han preferido decir, "la independencia, cuando toque". También es verdad que las clases sociales detrás de uno y otro proyecto son diferentes, pero lo que importa en política es lo que hagan los partidos políticos, no lo que piense la gente a la que siempre se la podrá convencer de que se trabaja por el bien del pueblo y no del bien de los políticos.
Sigo convencido de que un referéndum secesionista en el País Vasco obtendría un claro rechazo mientras que ese referéndum en Cataluña podría obtener un "sí", tal vez no abrumador, pero sí significativo. Tal vez por eso los políticos de Madrid, aun sabiendo que en el País Vasco eran habas contadas, se han negado a interpretar la Constitución como para permitir dicho referéndum.  Se trataba de la misma razón por la que no reconocen a Kosovo: sería un precedente... para Cataluña.
Comprendo a los que creen que una secesión en el Estado Español sería una hecatombe. No comparto tal creencia sencillamente porque no creo en la "sagrada unidad de la patria" (que no es sagrada, sino fruto de pactos y dominios) ni me parece que al resto de pobladores de la Península les supusiese un particular perjuicio.. Mucho más me preocupa el mantenimiento de la Unión Europea y su euro que el mantenimiento de la Unión Española que ya ha cedido bastante soberanía a Bruselas (en realidad al eje Berlín-París) como para ir ahora haciendo gala de soberanías.
¿Se verá en 10 años? Creo que sí. Pero me puedo equivocar como me equivoqué al pensar que el paso lo podría liderar Maragall. Su enfermedad no estaba entre las variables que yo consideraba. Puedo suponer, razonablemente, que también ahora estoy dejando fuera variables importantes e inesperadas.

domingo, 30 de enero de 2011

Qué causó la crisis

El informe final de la comisión oficial estadounidense para dictaminar qué produjo la crisis del 2007 (ó 2008, no importa) es un documento largo y farragoso, y más si se leen los dictámenes particulares de los parlamentarios que no han querido sumarse. Por eso vale la pena verse un resumen como éste que lo reduce a diez puntos. 
No es que no se supiese lo que ahí se dice, sino que confirma lo dicho con algunos ejemplos ;-) con la pátina de la oficialidad, lejos de opiniones raras de alternativos, rojos y demás personas que no saben del asunto. Lo malo es que vienen a decir lo que algunos alternativos y rojos venían diciendo hace tiempo, en particular aquellos que son "amigos de Platón, pero más amigos de la verdad". En particular, hay que llegar al último punto en el que se constata el tremendo fracaso de las agencias de "rating". Como para seguir confiando en los delirios de dichas agencias.

sábado, 29 de enero de 2011

Más sobre el fin del mundo

Me encuentro con que Joel Rosenberg, reconocido Christian Zionist, anda a la greña con el también telepredicador Harold Camping. Ambos están en la línea de analizar la Biblia en general y el Apocalipsis en particular para encontrar allí las claves del Fin del Mundo. Rosemberg, como Cristiano Sionista que también lo era Ton DeLay, prominente republicano hoy juzgado y condenado, cree que es labor de todo buen cristiano el promover la Segunda Venida de Cristo a la Tierra. Eso como cristiano. Pero como sionista, cree que una buena manera de conseguirlo es procurar que el Estado de Israel recupere sus fronteras bíblicas (supongo que las que se extienden del Eufrates al Nilo, que ahí es na'). Eso sí, son proisraelitas, pero algunos son antijudíos por aquello de que fueron los judios los que mataron a Jesús de Nazaret (yo creía que habían sido los romanos, pero el evangelio de Mateo se preocupa de subrayar la culpabilidad judía en un claro caso de actitud negativa frente al grupo de ex-pertenencia: el cristianismo se inicia, hasta que llega Pablo de Tarso, como una secta judía, progresivamente desgajada del judaísmo).
Pero el problema de Rosemberg no es ninguno de esos, que comparte con Camping. El problema es que este último ha puesto fecha (tomen nota en sus agendas): el Dia del Juicio será el 21 de mayo y el Fin del Mundo el 11 de octubre. Los argumentos exegéticos, que incluyen la matemática del ingeniero que es Camping, son interesantes, así que vaya preparando las maletas. Eso sí, en el entretiempo puede dejar donaciones en la web de Camping que no parece muy preocupado por la inminencia del evento y sigue interesado en recibir algún dinero para aguantar hasta entonces. El problema de Rosemberg es que dice que el evangelio dice que "no sabéis ni el día ni la hora", así que sí que habrá fin del mundo y juicio final, pero seguimos sin saber cuándo, según Rosemberg.
Por casualidades de la vida, un ajetreado viaje en tren me ha dado tiempo para verme algunos folletos que me habían pasado en Cristanisme i Justicia, un grupo de reflexión de viejos amigos, básicamente de jesuitas aunque no exclusivamente. Un texto que me interesó (y no el único) fue el de Xavier Alegre y su Introducció al Apocalipsi. Alegre no hace firuletes con un texto que toma como eterno sino que lo sitúa en su contexto histórico: el momento en que los cristianos (y los judíos) están siendo perseguidos por el Imperio (romano, por supuesto), imperio cuyas tintas negras hay que cargar (es la Bestia) al tiempo que se le dan esperanzas a una comunidad perseguida de que las cosas podrán mejorar. La idea de que el fin del mundo (es decir, del mundo por ellos conocido que ahora llamaríamos sistema-mundo) estaba cerca, estaba muy difundida. De hecho, hay una interpretación, que no me parece desacertada, del Padre Nuestro, la oración, en términos parecidos a los que Alegre hace del Apocalipsis: Ven a santificar tu nombre vilipendiado por estos, trae tu reino frente al reino de estos y hazte obedecer por ellos aquí como ya se te obedece en los Cielos; así que danos hoy ese pan, perdona lo que hayamos hecho mal (de paso, ya perdonamos nosotros) y no nos dejes equivocarnos de bando e irnos con el Mal.
Alegre encuentra que, frente al Imperio, había quien colaboraba, había quien se iba a las guerrillas y había quien luchaba desde la esperanza, que es el caso del autor del Apocalipsis, cuyo interés por el fin de la vida humana en el Planeta parece más bien secundario. Y, para su interpretación, esperanza activa es lo que se espera del cristiano frente a los imperios que han seguido al romano hasta nuestros días, incluyendo los que se dicen cristianos y afirman en sus monedas "in God we trust" ("Yo creo en la esperanza" que decía el jesuita ex-jesuita Diez-Alegría, como Charles Péguy escribía "La foi que j'aime le mieux, dit Dieu, c'est l'espérance").
Como no soy creyente, no voy a entrar en si sí o si no. Simplemente contrasto dos versiones (o tres, si las dos primeras se toman como una sola) de un mismo texto que, como creo que también habrá quedado claro, hay que situar, también a ellas, en su contexto histórico (con el Imperio, ahora estadounidense, la Bestia) y su perspectiva de grupo dominante o de grupo oprimido.
Parafraseando a Marx (el bueno, es decir, Groucho), estos son los finales del mundo; si no le gustan, tengo otros. Por ejemplo, el 21 de diciembre de 2012, según, supuestamente, el calendario maya.

viernes, 28 de enero de 2011

Impuestos contra catástrofes

El gobierno australiano ha anunciado un impuesto especial, junto a recortes en el gasto y aplazamiento de la inversión pública en infraestructuras, con el objeto de asumir los costes de las inundaciones producidas en el país que podrían ascender a 6.500 millones de dólares australianos.
No es mala idea, pero en los Estados Unidos los republicanos se niegan a aumentar los impuestos a los más ricos y Obama tiene poco que decir al respecto en su discurso sobre el Estado de la Unión.  Así que no sé si los impuestos para aquella catástrofe van a caer sobre los bolsillos de las clases medias asalariadas como sucede con los impuestos estadounidenses para afrontar la catástrofe producida por algunos de sus ricos y que se llama "crisis financiera y económica" a la que se le ha dedicado una Comisión en el parlamento estadounidense. Lo que se ha avanzado de la misma (ayer se hizo público su informe), al margen de las divisiones ideológicas  la hora de analizar los datos, parece indicar que los que crearon la catástrofe van  a seguir haciéndolo.

jueves, 27 de enero de 2011

Las elecciones de 2012

Los "progres" estadounidenses (más que "liberals", "progressive") andan asustados al ver qué está haciendo el Partido Republicano con su mayoría en el Congreso respecto a los impuestos, la sanidad y la desigualdad y comienzan a pensar que hay que procurar que Obama sea reelegido en 2012. Vano intento, me parece.
Los "pogres" españoles, en un sistema político no-presidencial y sí parlamentario bien diferente y con más de dos partidos que elegir, no se asustan al ver qué ha hecho el Partido Popular en las comunidades autónomas que gobierna y sin que aparezcan detalles más allá de la retórica respecto a lo que harán cuando ganen en 2012.
Primero, los "progres" españoles tienen otras alternativas aunque no sean de gobierno. Porque votar por los "míos", como quien sigue a un equipo de fútbol, siempre es gratificante. Además, están los partidos nacionalistas incluso para los "progres".
Segundo, los "progres" españoles no se plantean qué hará el Partido Popular sino qué ha hecho el Partido Socialista y quieren castigarle como los "progres" estadounidenses han querido castigar a Obama por haberles "traicionado" y matado sus esperanzas (infundadas, como hasta yo veía).
Así que los "progres" españoles van a dar la victoria al Partido Popular que se quedará por lo menos 12 años, más o menos mi esperanza de vida desde un punto de vista actuarial.

miércoles, 26 de enero de 2011

La vela en el entierro de autócratas

Is It Time for America to Dump The Arab Autocrats?, ¿Ha llegado el momento de que los Estados Unidos larguen a los autócratas árabes?, se preguntan en Foreign Policy
No tengo muchas simpatías hacia los autócratas, tengan o no tengan razón. Y tener o no tener razón dependerá de que coincidan o no con mi ideología, de modo que los "buenos" autócratas serán los que están haciendo la revolución o los que están defendiendo valientemente al país de la subversión y el desorden. "Buenos", entonces, según mis simpatías hacia su revolución o hacia su defensa del orden, todo ello con independencia de que la "revolución" lleve ya mucho tiempo mortecina, como en el caso cubano, o que sea básicamente verbal, como en otros casos latinoamericanos, o que la defensa de la revolución sea realmente una defensa del orden establecido o que la defensa del orden establecido, sea por la izquierda o por la derecha, sea una defensa de los intereses de la clase política en el poder.
Pero no puedo tener muchas simpatías por quien se arroga el derecho a extender certificados de buen o mal autócrata: como malos (Sadam Husein), como buenos después de haber sido malos  (Gadafi) o como buenos desde siempre (Abdullah bin Abdul Aziz). Probablemente, el menos autócrata era Sadam, pero esa es otra historia. 
Y mucho menos puedo sentir entusiasmo por quien se arroga el derecho a botar a unos o a otros según se le pase por la cabeza. ¿Puede uno imaginarse a bin Abdul Aziz declarando que los Estados Unidos padecen una plutocracia agresiva hacia otros países y hacia el medio ambiente y que, por tanto, hay que echar a la calle a la corrupta cleptocracia que los gobierna? O, sencillamente, ¿que es intolerable el nivel de respeto a los derechos humanos que Human Rights Watch encuentre en  su informe de 2011 (págs. 610 y sigs.) en los Estados Unidos? ¿Con qué derecho? El de Arabia Saudia podría ser el de tener las mayores reservas de petróleo del mundo (aunque en Venezuela van diciendo que son ellos). No es una fortaleza sino una debilidad: a medida que se afiance la idea de que el pico del petróleo ya se ha producido, las tentaciones de invadir países con petróleo (incluyo en la lista el petróleo del ITT-Yasuní en el Ecuador) puede crecer por parte del país que se cree con el derecho de poner o quitar autócratas según les interese y con el único argumento de que "soy el más fuerte". Y lo es en términos de ejército convencional. Otra cosa es que pueda ganar una guerra, que no puede. Pero sí puede destruir un país y ejecutar a sus autócratas si así les parece. Pero, insisto, ¿quién las ha dado vela en ese entierro? ¿Dios? ¿El interés en defender el orden establecido -el nuestro, claro-? Si por lo menos lo hiciesen bien...

martes, 25 de enero de 2011

Telepredicadores

Un buen ejemplo de cómo se las gastan los telepredicadores en los Estados Unidos:
"They believe in communism. They believe and have called for a revolution. You're going to have to shoot them in the head. But warning, they may shoot you."
Conozco cosas parecidas en España. Menos violentas, cierto (y por suerte), pero no por ello menos incitadoras del odio y la excitación emocional por encima del análisis y la reflexión. No me suena que, del otro lado, haya cosas parecidas excepto en la blogosfera (blogueros y sus comentaristas). El problema que no sé cómo solucionar es el de encontrar la manera de introducir un mínimo de sosiego y racionalidad cuando las exigencias del medio son las que son y cuando las reglas del juego político son las que son. Y si no las aplicas, pierdes.

lunes, 24 de enero de 2011

Suicidios

Mohamed Bouazizi en Túnez, Thich Quang Duc en SaigónJan Palach en Praga tienen en común, a pesar de la distancia física, cultural y temporal, que su suicidio (inmolación, martirio, protesta, insensatez) significó el principio del fin. Curioso cómo pueden valorarse las acciones humanas de forma tan diferente. Pero parece que la frecuencia de dicho comportamiento está aumentando y no creo que sea solo en el mundo árabe. Siempre se podrá decir que la agresividad que es producida por la frustración tiene siempre un objeto evidente sobre el que descargarse: uno mismo..Y no hacen falta creencias sobre el más allá. Los depresivos que se suicidan no lo hacen pensando en la vida eterna sino en lo insoportable que es la vida terrenal.

domingo, 23 de enero de 2011

La paradoja china


En Foreign Policy se preguntan cómo van a entender los occidentales en general y los estadounidenses en particular un país que se presenta como débil y fuerte a la vez o como capitalista y comunista a la vez. Tal vez sea uno de esos casos en los que la cultura (como esquema interpretativo de la realidad) juega un papel importante. La cultura occidental de la que participo debe mucho a Descartes: ideas claras y distintas, duda metódica, principio de no-contradicción, res cogitans y res extensa. La cultura china (y no sólo la china) debe mucho a Lao Tsu, a la idea de que la realidad es una "coincidentia oppositorum", una mezcla dinámica (no estática) de principios opuestos, cada uno de los cuales lleva en su interior la semilla del contrario. El yin y el yang que forman el Tao, el camino. 
Eso sí, como comienza la "Regla Celeste" (cito de memoria), "el Tao que puede ser llamado Tao no es el eterno Tao". Sigo con las citas de memoria: "Hacemos casas con ladrillos pero es con lo que no es ladrillo que podemos usar la casa; hacemos vasijas con barro pero es con lo que no es barro que podemos usar la vasija; así el ser y el no-ser se complementan". Y mi favorita: "no-acción, sino no no-acción", que vaya usted a saber lo que significa para un cartesiano como yo y que en chino me lo escribió un amigo hace ya años:
No nos vendría mal a los occidentales entender algo más cómo piensan allí. No cometeríamos tantos errores de interpretación. Y si lo que prefiere es la literatura, dele un vistazo a "Los tres reinos". Y si le interesa la historia, recuerde a Zheng He, musulmán, explorador y que no tuvo ambiciones anexionistas en los territorios que visitó, y eso que lo hizo con carabelas bastante más grandes que las de Colón, como puede verse en la fotrografía.
 Archivo:Zheng He's ship compared to Columbus's.jpg
Y si le interesa la historia de la ciencia, nada mejor que recurrir a Joseph Needham y la documentación que hace sobre el adelanto que tuvo la China, durante siglos, en el campo tecnológico, respecto a Occidente. El apasionado libro de Andre Gunder Frank, ReOrient, ya está traducido al castellano (Re-Orientar. La economía global en la era del predominio asiático, Valencia, Universidad, 2008) y vale la pena, para la gente de ciencias sociales, darle un vistazo al capítulo en el que describe la profunda ignorancia de los clásicos de las ciencias sociales respecto al mundo en que vivían, debido a su etnocentrismo y a la dificultad de enterarse de qué había sido y qué podía ser la China en el sistema mundial.
Pero hay que completar la imagen. Ahí va lo que Paul Lafargue (el yerno de Marx -debió de ser incómodo que le conociesen por su suegro-) escribía en 1883:
"El gobierno inglés, para complacer a los países indios que, a pesar de las hambrunas periódicas que asolan el país, se obstinan en cultivar amapolas en vez de arroz o trigo, ha debido emprender guerras sangrientas a fin de imponer al gobierno chino la libre introducción del opio indio"
Efectivamente: la guerra del opio mediante la cual Occidente -Inglaterra anglosajona- fomentó la drogadicción en la China aunque, eso sí, reservándose los beneficios generados por el narcotráfico.
Item más: en la China hay un racismo parecido al que los caucasianos occidentales exhiben hacia los negros (malolientes, sucios, incivilizados, desagradables, de miembros viriles excesivos), sólo que el de los chinos es hacia los caucasianos (malolientes, sucios, desconocedores de Confucio -es decir, incivilizados-, desagradables y de ojos y narices excesivas).

sábado, 22 de enero de 2011

Inocencia

Preciosa foto de Anthony Karen que encuentro aquí. Me excuso por no comentarla, pero el artículo se puede leer.

viernes, 21 de enero de 2011

Edad de jubilación

Un sugestivo artículo en Foreign Policy de James Galbraith explicando lo falso que es el argumento de que, si vivimos más, tendremos más problemas con las pensiones y, por tanto, hay que aumentar la edad de jubilación y el número de años cotizados para percibirla completa. Lo encuentra en Francia y sabe que se va a plantear con fuerza en los Estados Unidos. No dice nada de España.
Hay un argumento que me resulta novedoso y es la perspectiva de clase: ese "nosotros" del "vivimos" no es cierto, dice. El hecho es que los que viven más son los de clase alta, que son los menos preocupados por el asunto de su jubilación. La desigualdad ante la esperanza de vida es un hecho más que contrastado. El otro es clásico: en un país con millones de desempleados, retrasar la edad de jubilación es aumentar el número de desempleados, el de los que no tienen trabajo y todavía no tienen la edad de jubilación. En el fondo, también ahí se plantea la perspectiva de clase. 
Pero el artículo tiene muchos más elementos clarificadores y, por definición, elementos discutibles. La Verdad absoluta se deja para los fundamentalismos, sean económicos o religiosos.

jueves, 20 de enero de 2011

Mundo bancario fantástico

Declara un banco una reducción de los beneficios del orden del 52 por ciento. "Naturalmente" eso se debe a las condiciones generales del mercado y a la débil demanda de sus productos financieros y no a la mala gestión de sus ejecutivos. Como en los tiempos soviéticos, cuando la mala planificación por un lado y la alienación de los campesinos por otro llevaban a malas cosechas, año tras año los dirigentes achacaban el resultado a "condiciones ambientales inusualmente adversas". El problema, para mí, cuando leía Novedades de Moscú y Tiempos Nuevos, era la palabrita "inusualmente". Porque año tras año no se puede ser "inusual". Ahora lo que me fascina es la "naturalidad" de esta caída de beneficios. 
Este último semestre los beneficios cayeron a "sólo" 2.390 millones de dólares, bien lejos de los 4.950 del año anterior. Y eso explicó, junto a otros factores, la caída de Wall Street de ayer.
Otra cosa es que, visto que los malos resultados del banco se deben a la Naturaleza y no a sus ejecutivos, estos vayan a recibir una media de 450.000 dólares (unas 280.000 libras esterlinas) en bonos hasta alcanzar la cifra total de 10.000 millones de libras. El interés más desinteresado, como decía una Caja de Ahorros española antes de ser saqueada por los políticos de turno que la desvirtuaron. El banco no trabaja para sus clientes. Y menos en "condiciones ambientales inusualmente adversas". Trabaja para  un cuerpo de "apparatchik", a lo que parece "responsable ante Dios y ante la Historia".

miércoles, 19 de enero de 2011

La lógica del beneficio.

No me extraña ni que las empresas estadounidenses reduzcan su participación en los seguros de los ciudadanos de aquel país ni que la Nissan vaya a fabricar un vehículo en España a cambio de reducción de salarios y aumento de horas trabajadas. Es la misma historia.
Para el caso estadounidense, estos son los datos de Gallup:

El caso de Nissan viene hoy en muchos periódicos españoles. "A pesar de algunos sindicatos" (sic), se mantendrán los empleos aunque caigan salarios y aumenten horarios. Por lo menos durante los diez años que dure la fabricación de esa dichosa furgoneta, predicción difícil de hacer, pero que es la que se hace.
Es la lógica del beneficio por parte de las empresas que usan de la crisis como herramienta para conseguir abaratar costes y, con ello, aumentar beneficios, ya que no es probable que bajen los precios.
Hay otro instrumento. Lo de Nissan es obvio que, si quiere abastecer a Europa, es preferible tener la planta en Europa que tenerla en Australia. Pero para los productos que viajan mejor hay otra opción: la exportación... de empleos. El sindicato (so to speak) estadounidense AFL-CIO lo tiene claro: las empresas estadonidenses están exportando empleo de forma masiva. La cosa tiene nombres floridos ("outsourcing", "deslocalización"), pero significan, en la práctica, que se lleva la producción de determinados productos a otros países en los que el coste salarial es más bajo y después se importan esos productos, algunas veces como "extranjeros", otras como "nacionales". No hay que irse tan lejos: he comprado recientemente algunos productos -distintos- de empresas "españolas" como la "tortilla de papatas" (hecha, por cierto, con un producto no-español sino americano, pero esa es otra historia). Marcas españolas, empresas españolas, imagen española... pero los productos estaban hechos fuera de España. China, Vietnam, Indonesia... ¿Qué han hecho los españolísimos empresarios españoles? Pues como sus colegas estadounidenses: exportar empleo.
Lejos de mí el criticarles por aplicar las reglas de un juego, el juego global.
El resultado para los Estados Unidos es éste:






Los beneficios de los bancos y las empresas han aumentado de 2008 a 2010, los años de la crisis, mientras que también han aumentado los desempleados y los desahuciados. Y ya me gustaría a mí tener datos tan buenos como esos, pero referidos a España. Aunque los puedo imaginar.

lunes, 17 de enero de 2011

La China en desarrollo

Un reciente informe de la Academia China de las Ciencias del que todavía no hay texto en internet pero sí en el People's Daily OnLine en dos sueltos. Se trata del Informe sobre la Modernización de la China que se publica anualmente desde 2001. No será gratis (los anteriores, por lo menos el de 2010, no lo ha sido), así que habrá que contentarse con las referencias de prensa.
Varias cosas me hacen pensar. La primera, es lo cercano que se encuentra de la visión más convencional del tipo Davos: modernizarse es ser más competitivo y eso es un camino que tiene estadios bien conocidos desde la agricultura a la "sociedad del conocimiento" (cielos, sí, eso dicen) que hay que seguir. Si lo consiguen, llegarán pronto a donde los países "desarrollados" estaban a mitad del siglo XX. 
Me recuerdan algunos trabajos de colegas en los antiguos países comunistas que consistían en una primera parte con citas del secretario general del Partido (con mayúsculas), una segunda parte explicando la relación del tema con el marxismo-leninismo y una tercera parte que consistía en un refrito de la sociología estadounidense más convencional del momento. Aquí, la "modernización" y el "socialismo con características chinas" no añade mucho al informe sobre la competitividad que he citado más arriba. Tal vez haya algún punto diferente: la idea de acabar con la pobreza en diez años. Pero su estadocentrismo, su idea de la progresividad, la falta de reconocimiento de las retroalimentaciones y del factor externo, la poca originalidad del planteamiento (Rostow ya lo tenía a mitad del siglo pasado, con sus "estadios") son cosas curiosas que uno no esperaría en la China aunque soporta estoicamente con los países enriquecidos convencionales. Igual es que la China es uno de ellos. Si por lo menos los "estadios" fuesen del feudalismo al comunismo... en plan Marx, pero no. Es Davos.
Lo segundo, que esa visión tan modesta me recuerda lo que los ascéticos jesuitas llamaban "humildad de garabato", una falsa humildad para conseguir algo (el garabato sería un alambre enrevesado para sacar cosas que se hubiesen caído en un pozo) y que, por supuesto, rechazaban como impropia de quien quiere seguir el camino de la perfección. La modestia china tiene algo de "garabato". Cierto que su PIB es ya el de los Estados Unidos, aunque dividido por el número de habitantes (per capita) queda muy lejos de los países enriquecidos, argumento que también se aplica a sus emisiones de CO2, las mayores del mundo aunque no "per capita". Pero decir que es un "pobre pobrecito chinito" suena a falso. Como si otro hubiese dicho "pobre pobrecito noruego". No son uno de ellos.
Igual es que se trata de modestia confuciana. 
Pero lo curioso es ver en qué consiste la modernización:
China has achieved benchmarks in six indicators for its modernization index, including the ratio of doctors per person, the average life expectancy, infant survival rate, the adult literacy rate, the proportion of added value of agriculture and the college attendance rate. But it has failed to reach the standard of per capita income, the proportion of the agricultural labor force, the proportion of added value of services and the proportion of urban population, according to the report.
Está claro: modernizarse no es hacerse más igualitario. A lo que parece, modernizarse es repetir las pautas de consumo de los países enriquecidos que no piensan "decrecer" y, entre todos, están dispuestos a terminar con la especie humana.

domingo, 16 de enero de 2011

En versión italiana

Simpática foto de un vitral de iglesia francesa mostrando a Herodes cortándole la cabeza a Juan el Bautista. El problema es que Herodes tiene los rasgos de Hitler. La obra es de 1941 y le podría haber costado la vida al artista, aunque el Bautista podría ser un símbolo del pueblo judío, con lo que tampoco habría tanto problema ya que sería "políticamente correcto" en la Francia de Vichy (1940-1942), ocupada por los alemanes. Difícil saber, sólo con estos datos, si era una obra subversiva o colaboracionista. 
Las interpretaciones no siempre son sencillas y no necesariamente la del periódico que cito es la acertada. Por muy serio que sea el diario, no por eso tiene que tener razón en todo. Por ejemplo, no sé qué diablos (nunca mejor dicho) hace Compostela encima de Hitler. Y el parecido del decapitador y Hitler es problemático, por no decir que inventado.
Igual es que no se trata del Bautista sino de Santiago el Menor, este sí apóstol. En todo caso, de creer lo que dicen los evangelios, no fue Herodes el que le cortó la cabeza al Bautista sino el que ordenó hacerlo para poder ofrecerle la cabeza a la Salomé Rubacuori del momento, que había encendido los ánimos, y no sólo los ánimos, del rey o Cavaliere con su danza de los siete velos que ahora se llamaría stripstease.

jueves, 13 de enero de 2011

Preguntas capciosas

No les tengo mucha simpatía a los referendums.
Primero, porque suelen convertirse en plebiscitos, es decir, que no se pregunta por algo sino que se pide explícitamente el apoyo a un líder. El general De Gaulle era un experto en ello (Constitución, Argelia) hasta que en 1969 le salió un NO y se tuvo que retirar. Sin llegar a tales extremos, el referéndum convocado por el Partido Socialista en España a propósito de la permanencia en la OTAN terminó siendo algo parecido cuando Felipe González planteó el "quién gestionará el NO", es decir, que si gana el NO, González se iba y se producía el caos ("o yo o el caos", vendría a ser la cosa, algo así como en el referéndum franquista de 1966).
En segundo lugar, porque no suele ser un sistema para preguntar al electorado qué piensa o quiere sobre un determinado tema sino que los objetivos suelen ser otros como confirmación, distracción, exaltación...
Tercero, porque, por más que puedan ser vinculantes (o deban serlo si se trata de un referéndum), los gobiernos se reservan el derecho de interpretar e incluso olvidar el contenido del mismo. De nuevo el caso del referéndum de González de 1986: "¿Considera conveniente para España permanecer en la Alianza Atlántica, en los términos acordados por el Gobierno de la Nación?". Los dichos términos eran tres condiciones: la no incorporación a la estructura militar integrada de la OTAN, la prohibición de instalar o introducir armas nucleares en España y la reducción de la presencia militar estadounidense en territorio español. Si se ha hecho caso o no a la primera condición, lo dejo para los expertos. Pero me quedo en el texto de la pregunta, una pregunta sobre si se considera conveniente o no una determinada cosa: si se considera inconveniente no significa que no se tenga que hacer, parece. Eso me da paso a mi cuarta razón: la formulación de la pregunta.
Toda pregunta se puede formular de muchas formas. Un truco muy usado en política consiste en hacer la pregunta de modo que la respuesta afirmativa coincida con lo que quieren los que la convocan (y la convocan para ganarla). El ejemplo que siempre pongo es el referéndum en Italia, en 1974, sobre el divorcio. La pregunta estaba hecha de modo que los partidarios del divorcio tuvieran que decir NO y los contrarios al divorcio dijesen SÍ: "Es usted partidario de la abrogación de la ley Fortuna-Basilini", se preguntaba. Los que querían que se quitase la ley que permitía el divorcio decían SÍ y los que querían que se mantuviese dirían NO. La pregunta también se las trae, como esas retóricas de abogados que preguntan "y no es menos cierto que...", que espero que no me hagan nunca porque no sé si tendré que contestar SI (que es cierto, pero menos), NO (que no es cierto) o NS/NC.
Imaginemos un país en el que se ha propuesto no extraer petróleo de unos determinados campos dado su coste ecológico y humano (para pueblos originarios que no desean ser molestados), pero que para dejarlo bajo tierra se pide que otros países compensen al "propietario" por lo que no produce. Y supongamos que, vistas las diferencias que produce la iniciativa (sobre todo políticas), se propone una consulta al pueblo soberano. Se puede hacer la pregunta del modo siguiente: Si no se cumplen determinadas condiciones (a estas horas prácticamente imposibles) respecto al dinero que tiene que venir y sabiendo que el gobierno es bueno y usará la cosa en beneficio de todos, ¿sacamos petróleo o lo dejamos que se pudra bajo tierra y nos quedamos sin ningún dinero? Obsérvese que no se dice si el petróleo lo sacará el Estado o se hará una concesión a empresas privadas (extranjeras casi por definición) y obsérvese que se dan condiciones (recuerda al referéndum de la OTAN) que favorecen la respuesta a favor de la extracción. Se podría plantear de otra forma: ¿es usted partidario de respetar el territorio de pueblos que no quieren que se les invada?. O también: ¿es usted partidario del suicidio colectivo que están suponiendo las continuas agresiones a la Naturaleza, del tipo Deep Horizon, de la BP en el golfo de México? Si se quiere ser más sutil, podría ser: ¿es usted partidario del pan para hoy y del hambre para mañana?. Me sé las respuestas. Lo que no sé es la pregunta.

miércoles, 12 de enero de 2011

Plutocracia

Un interesante reportaje sobre el auge de la élite global. Con palabritas como "filantrocapitalismo" y referencias al creciente foso que separa a los ricos y a los pobres. Termina así:
The lesson of history is that, in the long run, super-elites have two ways to survive: by suppressing dissent or by sharing their wealth. It is obvious which of these would be the better outcome for America, and the world. Let us hope the plutocrats aren’t already too isolated to recognize this.
Por lo visto, eso de la desigualdad sí que tiene efectos en muchas direcciones. Con el añadido de que, probablemente, es estar "arriba" dificulta mucho la capacidad de percepción de lo que sucede "abajo" y, por tanto, queda fuera de la agenda y, a lo más, "ley y orden". Lo cual no quita para que se dé, como he comentado que comentan, una lucha de clases contra "los de abajo".

martes, 11 de enero de 2011

Lucha de clases

Que sea en el expurgado y fumigado Estados Unidos donde encuentro más frecuentes referencias a la lucha de clases (por supuesto de "los de arriba" contra "los de abajo") no deja de fascinarme.

H1N1

Me mosquean las noticias sobre esta gripe. Cuando apareció por primera vez, todo parece indicar que se exageró la alarma sea por curarse en salud (nunca mejor dicho), sea porque los alarmistas tenían contactos sospechosos con las empresas farmacéuticas productoras del antigripal (que no vacuna). Ahora me da la impresión de que está sucediendo lo contrario: que viene de verdad, pero que no se atreven a volver a gritar "que viene el lobo" porque no van a ser tomados en serio, y más cuando ya han hecho desaparecer los antigripales acumulados durante la alarma anterior (o regalados a países empobrecidos con riesgo de contraerla). 
Encima, parece que pillar esta gripe sería incluso bueno pues inmunizaría al paciente contra muchas otras gripes (aviaria y española incluidas). Ay, el sueño de la inmortalidad...

lunes, 10 de enero de 2011

Clima de odio

No es, por lo visto, tan difícil provocar el odio. Basta tener una audiencia fiel que quiere que se le provoque. La audiencia tiene que estar sufriendo algún tipo de frustración. La frustración generará agresividad. Y lo mejor para el individuo es que la agresividad se canalice hacia fuera (si es hacia dentro se llama depresión y puede ser suicida). Si los medios proporcionan sistemáticamente un objeto sobre el que descargar esa agresividad, la audiencia quedará muy agradecida. Y enardecida. Que en los Estados Unidos había un clima de odio provocado desde hace por lo menos un par de años, parece claro. Por lo menos era y es claro para Paul Krugman. No hay que extrañarse, pues, por la matanza de Arizona cuando, además, ha habido informes, ya desde hace un par de años, en los que se anunciaba que la provocación por parte de algunos medios acabaría por tener consecuencias (El enlace estaba aquí, pero no consigo abrirlo. De todos modos, aquí hay otro con ejemplos de cómo se difunde la fantasía del asesinato y aquí se apunta con el dedo y aquí se recorre el espectro ideológico).
Cuando la crisis asiática de finales de los 90 también entró en funcionamiento ese mecanismo. La situación económica en Indonesia se deterioraba después de los éxitos producidos en la lucha contra la pobreza y eso produjo fuertes sentimientos de frustración. El riesgo era que se dirigiesen contra el gobierno pero por suerte para este había objetos sobre los que descargar las iras: los chinos, los católicos y los timorenses. En el primer caso, con asombrosos paralelismos con el antijudaismo europeo en sucesivas crisis (no sólo con los nazis; ya lo habían sufrido con los Reyes Católicos en España y con los zares en la Santa Rusia). Los católicos, como minoría visible en Indonesia en sus iglesias. Y Timor Este porque todavía es mejor descargar la agresividad sobre algo externo al país.
Una variante de la frustración es la inseguridad tanto respecto a cuál puede ser el propio futuro como respecto a qué ha podido producir la situación actual. En Indonesia el chivo expiatorio principal que explicaba quiénes eran los causantes y quiénes, si se suprimían, dejarían paso a un brillante futuro, fueron los chinos, con sus tiendas en las que se había comprado fiado y a las que se debían además pequeños préstamos, algunos de los cuales claramente usureros. El Tea Party y su vocero la Fox ha encontrado otros chivos expiatorios variados que van desde los inmigrantes a "ese negro que ocupa ilegítimamente la Casa Blanca". 
¿España? Escuché la otra noche una tertulia de exaltados en la que las culpas de todo eran distribuidas con argumentos no siempre racionales y sí enloquecidos de vez en cuando. Por ejemplo, se hacía ver la mala calidad de la democracia española recordando que un presidente israelí había sido juzgado y condenado por unos abusos sexuales mientras que en España, con el presidente que hay, no había modo de juzgarlo y condenarlo por el daño que ha hecho a los españoles y el que les seguirá haciendo mientras no se quite de en medio. Sigo con preocupación esas radios porque me llegan ecos de sus soflamas y me llegan ya en primera persona, aceptados y adaptados a quien me habla. Odio, exaltación, manipulación, doble moral, fanatismo, fundamentalismo... Sosegaos, que diría Felipe II a los asustados embajadores que se le acercaban a presentarle las credenciales. No vendría mal algo más de sosiego, que los políticos en lugar de insultar y exaltar hiciesen análisis concretos de situaciones concretas. Ni de vainas. Pero se los dije:
Overwhelmingly today, the fear-mongering and demonizing flow from the right, aided and abetted by cable TV and talk-radio hosts. They may represent only the irresponsible fringe of conservatism in America, but they are drowning out the thoughtful voices of the vast majority of conservatives.
Este es el mapa del odio que hacen en Tucson:
 
En España habría que hacer otro.

domingo, 9 de enero de 2011

Del dicho constitucional al hecho político


Como si los textos de las constituciones fuesen una descripción de lo que realmente sucede... O una guía para la acción de los políticos...

sábado, 8 de enero de 2011

El fin del mundo

El 22 de octubre de 1844 tenía que haberse terminado el mundo según William Miller. Los Adventistas del Séptimo Día se originaron a partir de la Gran Decepción que se produjo al día siguiente, al ver que Jesús no regresaba a la Tierra.
Ya tenemos nueva fecha para el fin del mundo: el 21 de mayo de este año. Cálculos muy elaborados a partir de la Biblia en inglés, que incluyen la creación del Estado de Israel en 1948, abonan esta creencia.
Y yo que me creía que el mundo terminaría en 2012 (sigo sin saber si el 21 o el 22 de diciembre) según el calendario maya...
Pero es obvio que se nos viene encima: la muerte de tantos pájaros y peces en tantas partes del mundo lo prueba sin lugar a duda... si uno es creyente con anterioridad al dato. Es como los milagros que aparecen en los evangelios: prueban que el cristianismo es la verdadera religión a los ojos de los que ya saben que el cristianismo es la verdadera religión. El argumento circular siempre es intrigante: lo que dicen los evangelios es la prueba de que uno está en la verdadera religión y es la prueba porque ya sabíamos que es la verdadera religión y, por tanto, lo que en ellos se cuenta es la pura verdad.

viernes, 7 de enero de 2011

No hay nada eterno

Ni siquiera las tradiciones. Una de las grandes aportaciones inglesas a la cultura universal es el pub y, dentro del pub, la pinta de cerveza. Su tamaño (568 mililitros) ha estado regulado por ley desde 1698. Cuatrocientos años de historia os contemplan cuando, gracias a las huellas digitales, levantáis la pinta y ésta no se os cae de las manos. Y, ya se sabe, dos mejor que una. Y si eres varón, no tienes opciones: pinta (aunque esto último, gracias a reivindicaciones igualmente históricas, está cambiando).
Pues se acabó: el gobierno de Cameron ha cambiado el volumen de la pinta. Reduciéndola, por supuesto. Tal vez sea la crisis, pero a mí me parece que se trata de un caso más que muestra que se puede estar por el cambio o contra él tanto desde la derecha como desde la izquierda. Por partes:
Recuerdo que las ideologías se clasifican según se orienten sus portadores hacia el cambio: si son contrarios al mismo, son conservadores; si quieren acelerarlo, son revolucionarios; y si sólo quieren gestionarlo, son reformistas.
La otra clasificación, tradicional en Europa, es la de izquierda y derecha que no tiene la misma lógica que la anterior clasificación. Aquí se trata de una jerarquía de valores: la izquierda pone la igualdad por delante del crecimiento y la derecha pone el crecimiento por delante de la igualdad. Por lo menos eso decía Norberto Bobbio. A estas alturas, tal vez habría que introducir un tercer valor, el del medioambiente, pero lo vamos a dejar para no liar la cosa todavía más. Pero sí recordar que esta clasificación no se aplica en todos los países del mundo.
En todo caso, y sin salir de este tipo de retórica, lo que quiero hacer ver es que se puede ser conservador desde la izquierda si lo que se quiere es oponerse al cambio desde una perspectiva igualitarista. Así fue la Cuba de Fidel, pero no la de Raúl, evidentemente reformista. Lo mismo puede decirse de los revolucionarios desde la derecha, caso, por ejemplo, de los primeros gobiernos de la hoy Lady Thatcher. Cameron, reformista. 
Y lo que cada cual se aplique a sí mismo, es gratis.

jueves, 6 de enero de 2011

Juguetes de Reyes

La situación financiera de la China la hace apta para ir comprando por el mundo lo que se le ocurra. Está el safari chino en África y su creciente presencia en América Latina donde ya supera a los Estados Unidos como inversor en algunos de sus países. Por supuesto, es el primer tenedor de Bonos del Tesoro de los Estados Unidos. 

Aunque no sea más que por las reservas de divisas que acumula, la China está en condiciones de hacer de Rey Mago para los países europeos que se encuentran con problemas de la deuda. Las crisis de la deuda son conocidas en América Latina, razón por la que ahora estos países europeos podrían estar convirtiéndose en "países en vías de subdesarrollo"... si los Reyes Magos no lo remedian.
Y en esas estamos. Vi la noticia por primera vez en RFI y supongo que el reflejo en la prensa española habrá sido desigual a partir de la visita del vice-primer ministro chino a Madrid iniciada el pasado día 4. Se habló, sí, pero no en titulares que yo haya visto, aunque hoy algunas radios económicas lo daban en apertura. Pero el caso es que la China está dispuesta a comprar deuda española y portuguesa como en su día se dijo estár dispuesta a comprar deuda griega. De momento, ya poseen 43.000 millones de bonos españoles.
No hay por qué pensar que se trata de benevolencia o de un súbito ataque del síndrome "madre teresa de calcuta". Por supuesto, no es para extender la revolución. La inevitable impresión es que se trata de un medio para penetrar en la Unión Europea desde sus periferias, los PIGS, campo en el que los Estados Unidos siguen perdiendo terreno y ya casi sólo les queda su papel en la OTAN, como parece haber sido el caso con la ocupación de Afganistán. Y supongo que también hay un problema de exceso de liquidez producido por una balanza comercial en la que las exportaciones van muy por delante de las importaciones. Lo que pueda jugar en todo eso el riesgo de inflación en la China es algo que se me escapa.
Cuando se pensaba (y nos equivocamos) que el Japón iba a ser la alternativa a la hegemonía de los Estados Unidos, se solía comparar el juego tan estadounidense del golf (con reglas complicadas pero de lógica clarísima y no muy complicado en estrategia) y el elaboradísimo juego oriental de Go (en el Japón, Corea y, claro, la China: reglas sencillísimas y estrategia muy complicada). Wikileaks muestra hasta qué punto los funcionarios estadounidenses actúan como si jugasen al golf (con trampas, eso sí). En cambio, la posible compra de deuda europea por parte de la China (gobierno, no empresas) es go del más puro estilo. Para hacerse una idea: si en el ajedrez hay que pensar con muchas jugadas de anticipación, en el go hay que pensar con muchísimas jugadas de anticipación. Lo que venga después, se vera. Pero no es un juego.
(Un elemento más del juego: "El arte de la guerra" de Sun Tzu -por ironías de la vida, la edición que tengo es colombiana-. Se explica aquí como parte del "soft power" chino. Y aquí se hace ver la importancia que tiene el asunto desde el punto de vista geopolítico)

miércoles, 5 de enero de 2011

La piedra y el huevo zapatista y no solo

De ser correcto el estudio dirigido por Pablo González Casanova, la diferencia en Chiapas entre localidades zapatistas y no-zapatistas en cuanto a satisfacción de necesidades básicas es un caso más de la metáfora del huevo y el canto rodado. Comunidades situadas unas cerca de las otras, en condiciones muy semejantes en cuanto a su posición en la jerarquía del país, tendrían que tener condiciones muy semejantes: marginación, exclusión, pobreza, indigencia... Sin embargo, unas tienen menos que otras, cosa que no puede atribuirse al imperialismo, al colonialismo interior, a la lucha de clases nacional, que son comunes a ambas, sino a las políticas aplicadas en un sitio y en otro.
No es el único caso. Hace años visité Salinas de Guaranda, en el departamento de Bolívar, Ecuador, donde el nivel de satisfacción de necesidades básicas no era óptimo, pero sí era notablemente superior al de comunidades cercanas, situadas geográfica, cultural y socialmente en el mismo puesto. Sin embargo, en Salinas se habían aplicado unas determinadas políticas que, por ejemplo, no se aplicaban en Simiátug.
En ambos casos, las políticas no nacen exactamente desde abajo, sino que son importadas desde fuera aunque son aceptadas y puestas en práctica desde abajo. 

martes, 4 de enero de 2011

Rebelión en la granja

La pobreza rural en la China alcanza a casi 36 millones de personas aunque se espera reducirla a cero en 2020 y acabar con la pobreza absoluta en el mismo plazo y aunque hay casos, más o menos aislados, de pueblitos que, gracias a las nuevas tecnologías, han sido capaces de superar su pobreza. De momento, las minorías étnicas son las más afectadas al tiempo que se reconoce que la desigualdad aumenta contra ellas:
The construction of infrastructure in ethnic minority regions remains "weak" and the country faces a "significant and ever-widening" gap between inland ethnic minority places and developed areas
Eso sí (siempre citando fuentes chinas):
It is convinced that China, with a strong CPC leadership, will make greater achievements in development in a scientific way and well resolve social and economic conflicts and disputes in 2011, thus advancing the socialism with Chinese characteristics into a brighter future. 
 Y esto también: los líderes chinos, con sus asesores, celebran el Nuevo Año (no el nuevo año chino, sino el occidental) y, con él, el posible crecimiento del PIB en un 9 por ciento que, de momento, sufraga la celebración y servirá para aliviar la pobreza. Como suele suceder con casi todos los centros de poder, sean cubanos, españoles o estadounidenses, las minorías "étnicas" están subrrepresentadas.
No sé por qué, pero me recuerda las escenas finales de "Rebelión en la granja", la sátira de Orwell, cuando los cerditos revolucionarios reproducen los comportamientos de los granjeros expulsados y generan su propia retórica a partir de lo que fue la retórica revolucionaria (en julio se cumplirá el 90 aniversario del PCC). 
Ya se sabe:
"Ningún animal dormirá en una cama... con sábanas"
"Ningún animal beberá alcohol... en exceso"
Y, en general, 
"Todos los animales son iguales... pero algunos son más iguales que otros".

lunes, 3 de enero de 2011

Las guerras de este año

Foreign Policy elabora una lista de los conflictos armados ya en marcha o que podrían encenderse este año. Son treinta y tres, según el International Crisis Group, y son: 
Congo, Cachemira, Xinjiang (China), Irán, Chad (incluye varios puntos candentes), Coreas, Pakistán (también con varios focos), Somalia (ídem), Filipinas, Gaza (es decir, gobierno israelí y gobierno de Hamás), la India, Afganistán, Nigeria, Osetia del Sur, Nepal, República Centroafricana, Mianmar (Birmania), Colombia, el Perú (retorno de Sendero Luminoso), Irlanda del Norte (IRA Auténtico), Sudán (Darfur y el Sur), México, Indonesia, Iraq, Yemen, Uzbekistán, Uganda, Tailandia y Etiopía (Ogaden).
 La lista me impresiona. Cierto que hay procesos de paz en marcha, pero la cosa no está como para lanzar cohetes.

domingo, 2 de enero de 2011

Mitos sobre Afganistán

Juan Cole proporciona 10 mitos sobre la presencia extranjera en Afganistán y su correspondiente contraprueba. Tengo mis dudas sobre el punto 7 y no porque no esté de acuerdo con la falsedad del correspondiente mito sino porque la prueba no me parece convincente. Particularmente interesante el último punto en el que recuerda que los "enemigos" de ahora fueron los "freedom fighters", luchadores por la libertad, en tiempos de Ronald Reagan.
Obviamente, si no está claro qué hacen los estadounidenses convocando tal guerra de ocupación con tan fútiles pretextos, ya me dirán lo claro que tiene que estar qué hacen allí las tropas enviadas por el gobierno español. Si hace falta apretarse el cinturón en sueldos de funcionarios y en pensiones, ahí hay un tema en el que también se podría recortar gastos: bring the boys home; el ejército, a cumplir con sus obligaciones constitucionales de defensa y no de ocupación de un país extranjero por presiones del Jefe estadounidense. La lista de países invasores que han abandonado Afganistán ya comienza a ser notable y las presiones en los Estados Unidos para que Obama haga lo propio comienzan a ser audibles, además de la opinión pública contraria. El argumento para el Presidente es curioso: si Obama ganó diciendo NO a la guerra de Iraq, ahora podría evitarse la derrota de 2012 diciendo NO a la guerra de Afganistán. No es el caso de Zapatero. Pero, de todas formas, no parece mala idea ahorrarse un gasto inútil en España. Más inútil que el de los salarios y pensiones, cierto.

sábado, 1 de enero de 2011

El mundo en 2011

Pongamos dos cantos rodados y dos huevos a la intemperie. Es obvio que las piedras nunca producirán un polluelo. Pero si los dos huevos quedan empollados, tendrá que ser porque ha intervenido un factor externo. Lo local, obviamente, cuenta, pero hay momentos en los que lo externo, lo mundial, también ha de ser tenido en cuenta. Tres ejemplos:
1. Se habla de la "berlusconización" de España y se recuerda que el fascismo de los años 20 se inició también en Italia y, de allí, aprovechando las condiciones ambientales favorables, se difundió por muchas partes del mundo. No en todo: había piedras. Pero si encontraba huevo, allí se plantaba con mayor o menor intensidad.
2. Se producen atentados contra embajadas en varios países: en los últimos tres años, por lo menos en Italia, Grecia, Indonesia, Iraq, Afganistán, Yemen, Mauritania, Chile y Pakistán. Se puede pensar en un complot internacional del no menos internacional terrorismo internacional. Es posible. Pero también puede ser que se produzca un "efecto demostración" que haga reaccionar de la misma forma a gentes que se encuentran en las mismas condiciones y al ver que se hace en otro país, deciden hacerlo en aquel en el que residen. (No confundir con la "violencia anarquista" que Time dice que se podría estar extendiendo "solo" por Europa)
3. Cuando un periódico catalán publica una crónica que se parece mucho al post de un estadounidense, y no hay ninguna sospecha de plagio, pues unos hablan de Inglaterra y los países europeos periféricos y el otro habla de los Estados Unidos, ambos con datos referidos a sus respectivas situaciones, algo habrá que pensar. Lo que dicen ambos es que la crisis no está afectando a "los de arriba" (añado: los coches de alta gama no han visto disminuir sus ventas como los restantes coches) sino que está destrozando las vidas de "los de abajo". Y el estadounidense no es sospechoso de antisistema: profesor de una conocida universidad y miembro de tres gobiernos anteriores en su país. Krugman va en la misma dirección: política para los ricos.
Si ahora se piensa en los países enriquecidos (no tanto en los emergentes ni en los empobrecidos) y, en particular, en estos países en vías de subdesarrollo en los que se está dando la polarización de "ricos más ricos y pobres más pobres" y se leen los tres puntos anteriores de abajo arriba, del 3 al 1, se entenderá por qué hay quien no hace más que hundirse en negros (o pardos, o azul mahón, o camisa blanca) presagios que espero estén equivocados, incluida la "fascistización" de los Estados Unidos y, con dicho país, la de muchos otros.. Habría que saber quiénes tienen piedras y quiénes tienen huevos. Pero que el problema no es sólo local, ya tendría que estar más que claro.
Añado la sugerencia de leer el Comentario nº 296 publicado por Wallerstein este primero de año y que supongo que pronto lo traducirá y publicará La Jornada de México (y así ha sido, 9-I-11). Y, ya puestos, el corto del mismo autor en Foreign Policy argumentando que no va a haber salida de esta crisis y que lo que está en discusión (como ha estado diciendo en los últimos, por lo menos, 10 años) es la supervivencia del sistema capitalista mundial.