lunes, 29 de noviembre de 2010

Religiones en perspectiva

Un excelente artículo de Galtung sobre las tres religiones abrahamíticas (judaísmo, cristianismo e islamismo), cada una de ellas fundada sobre la anterior (4.000, 2.000, 1.400 años ha).  Buen antídoto para las versiones intransigentes de cada una de ellas, basadas, por lo general, en una caricatura de la otra o las otras. Fascinante cuando se aplica a una religión lo que los intransigentes de la misma dicen de las otras. No hay por qué estar de acuerdo en todos sus puntos (por ejemplo, mi visión del Vaticano es otra), pero ayuda.
Añado, de todas maneras, mi perspectiva reciente. Resulta que en las madrugadas de los domingos, en Radio Nacional (de España, of course) hay tres programas seguidos de las dichas religiones: "Mundo protestante", "La voz de la Torah" e "Islam y convivencia" (los católicos tienen monopolio todos los demás días). Van después de "Voces con swing", un programa de música nostálgica que no viene ahora al caso. Lo que me fascina es lo diferentes que son, en su concepción, los tres programas.
"Mundo protestante" es universalista. Trata de problemas mundiales o generales desde la perspectiva protestante. El domingo pasado fue, nada menos, el quinto objetivo de desarrollo del milenio. Salud reproductiva, maternidad, bienestar y todo eso. Es su tónica y todos los que hablan lo hacen en castellano sin ningún tipo de acento.
"La voz de la Torah", en cambio, trata de un pueblo y su historia. El pueblo de Israel, a veces confundido con el Estado de Israel, pero eso es comprensible. El rabino, con un ligero acento que no localizo (yidish?) habla de lo buenos que hay que ser según la Torah. Y una voz femenina (centroeuropea) cuenta qué dice la Biblia sobre la historia del pueblo de Israel, sus reyes, sus logros y sus penas.
Finalmente, "Islam y convivencia" viene a tratar de una cultura, sus fiestas, sus costumbres y hasta su cocina, con voces masculinas de fondo árabe y voces femeninas totalmente castellanas. Y, sí, están muy preocupados por la segunda palabra del título de su espacio radiofónico: "convivencia".
No parece que los protestantes se sientan perseguidos en las Españas. A lo más, pedirían igualdad de trato con las demás versiones del cristianismo y, mejor, con las demás religiones. Los judíos se sienten perseguidos en Palestina (otra cosa es que, en realidad, sean los perseguidores, pero eso no es ahora tema del post). Los musulmanes, en cambio, parecen mostrar un deseo de que no se les vea como fundamentalistas.
Por cierto, en el artículo de Galtung hay algunas citas a la Biblia sobre lapidaciones que, de ser tomadas como precepto, deberían ser seguidas por los que creen que ahí se encuentra la palabra de Dios. Y, en todo caso, no conviene confundir costumbres locales con cuestiones religiosas. Pero lo hacen.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Conocimiento y creencia

La mayor parte de nuestros conocimientos son creencias, es decir, no se derivan de un análisis empírico de su contenido ni los hemos sometido a ningún tipo de prueba que permita la intersubjetividad. Creemos  por qué sí (credo quia absurdum) o porque siempre ha sido así, pero también por confianza en la fuente (autores, medios de comunicación, autoridades de diverso pelaje), o porque compartimos esa creencia con otros. En estos casos, "anclamos" nuestra creencia en otros y, precisamente porque compartimos, es por lo que creemos.
No hay escapatoria para la creencia. Por más que sigamos sometiendo a examen lo que creemos y abandonemos algunas creencias (por ejemplo, que la Tierra está fija y es el Sol el que da vueltas a su alrededor, como muestran los sentidos), la mayor parte de nuestros conocimientos seguirán siendo creencias y nada nos dice que sean verdaderas o falsas excepto esos criterios externos. Lo más que se puede hacer, en búsqueda de la verdad, es pertenecer a grupos diferentes (anclar nuestras creencias en grupos distintos) y, a ser posible, que esos grupos sean heterogéneos en su composición.
La ventaja de esta última opción es que genera una cierta tolerancia o, si se prefiere, un cierto respeto hacia las creencias de los demás. Cuando uno no sale de un grupo y, encima, es homogéneo, lo más probable es que sea intransigente ya que tiene asegurado el acceso a la Verdad.

sábado, 27 de noviembre de 2010

No es la política, estúpido

Ninguno de los partidos tiene la solución para los problemas que plantea la crisis. No hablo de España, que también, sino que otros hablan de los Estados Unidos. Después de haber pasado tiempos gloriosos predicando el "Estado mínimo" y que "el Estado no es la solución: es el problema", casi todos los que tal cosa decían se han lanzado en brazos del Estado esperando de su respectivo gobierno la solución de sus males... para encontrarse que el Estado ni era la solución ni era el problema. El problema venía de otro sitio y la clase política estaba inerme para responder al reto de la crisis. El problema venía de los que ganaban cuando en una fase diferente del ciclo económico sacaban todas sus ventajas del "Estado mínimo" y ahora, en una fase bien diferente, sacan igualmente ventajas de la ubre estatal a la que ordeñan de manera sistemática e inmisericorde. ¿Complicado? Pues sí. Y mucho más si se tiene en cuenta que los intentos de solución "nacional" no sirven de la misma manera e intensidad para los países centrales, para los emergentes, para los de "renta baja" y para los de "renta muy baja". Sin embargo, los que ganaban y ganan están por encima de los gobiernos: son los verdaderamente internacionalistas (la clase obrera es nacionalista: los proletarios son los que más patria tienen). Por eso no hay solución a escala gubernamental, sea quien sea el que gobierne. ¿No hay, entonces, solución? Podría producirse por efectos perversos de la codicia de esos internacionalistas (la cosmocracia, que la llaman otros). Por pura casualidad, como las veces anteriores, aunque siempre habrá quien se ponga la medalla de haber dado con la respuesta. Pero también podría darse que esta vez no hay solución ni siquiera por encima de los gobiernos. Tal vez sólo quedaría, como ya decía algún autor ya fallecido, organizarse a escala local para defenderse de los embates tan negativos del lío mundial. Y los que no sepamos o podamos organizarnos, pues tendremos que aguantarnos.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Fascinante China

Véase esta entrada de noticia qye publica el People's Daily on Line
The Economic Crime Investigation Department (ECID) of the Ministry of Public Security (MPS) has conducted more than 10 special anti-money laundering campaigns since 2002 and has solved more than 100 major cases and cracked down on more than 500 illegal private banks, with the amount of money involved topping 200 billion yuan. 
Para un país que se supone llevado con férrea mano por un llamado Partido Comunista, no deja de ser curioso, primero, que hayan existido tantos bancos privados e ilegales (aunque vaya usted a saber qué se entiende por tales) y, segundo, que en su vía china hacia el neoliberalismo se hayan puesto a controlar el lavado de dinero y los dichos bancos. Lo del lavado de dinero no es mucho. Los otros países centrales no creo que sean más eficientes en tal cometido. De hecho, si hay que hacer caso a las cifras del crimen transnacional, el mundo, a estas alturas, es una lavandería.
Y no hay por qué sonreír cuando se lee lo de un "llamado Partido Comunista". De hecho, es lo más frecuente en este mundo traidor. Por ejemplo, en Portugal todos los partidos tienen un nombre más a la izquierda de lo que realmente son. De las Españas, mejor no hablemos. Italia es una fiesta (y no sólo de bunga-bunga), Por eso son preferibles los nombres de partidos que no significan nada. 

martes, 23 de noviembre de 2010

Justas reivindicaciones

Los buenos prestidigitadores consiguen que miremos justo lo que es irrelevante. Por ejemplo, agitan una mano para que no miremos lo que está haciendo con la otra. Aplico ese principio a la política y me levantan sospechas de prestidigitación que la presidenta Kirchner vuelva a reivindicar la Malvinas (lo hizo el sábado, en el Día de la Soberanía Nacional). Cuando lo hicieron, en 1982, los militares de la Junta argentina pudo haber sido algo parecido, sólo que entonces hubo muertos. Las "recuperaciones intermitentes" son sospechosas. Como el ataque de Reagan a Granada (la isla, no la ciudad) al año siguiente, para "defender a unos estudiantes estadounidenses", tuvo todos los ingredientes de maniobra distractiva para asuntos presupuestarios internos.
Lo que ya no tengo claro es si se aplica el principio de la prestidigitación al asunto del Sáhara y Marruecos. Que el gobierno de Marruecos ha practicado la "reivindicación intermitente" es claro con Ceuta y Melilla. Pero que un representante del Frente Polisario diga ahora que podrían volver a la guerra me deja perplejo.

lunes, 22 de noviembre de 2010

FMI: como para fiarse

Se deben a Joseph Stiglitz algunas cáusticas observaciones sobre el funcionamiento del Fondo Monetario Internacional. Aunque, reconozcámoslo, reflejan las consabidas peleas entre instituciones hermanas (Stigltiz trabajó para el Banco Mundial), la historia que, creo recordar, cuenta en El malestar de la globalización  es sintomática: los técnicos del FMI acaban de entregar un informe sobre el país A, pongamos africano, al gobierno de dicho país. El informe incluye un buen diagnóstico de la situación y una serie de medidas que, según se desprende del trabajo empírico llevado a cabo por los expertos, deben aplicarse para que el país se "desarrolle". Hasta ahí, ningún problema. Pero es que resulta que esos expertos tienen que proseguir su trabajo en el país B, pongamos latinoamericano, y, llegados allí y después de arduos esfuerzos e investigación incansable, acaban haciendo las mismas recomendaciones al gobierno de B que las que habían hecho al gobierno de A. Hasta ahí, ningún problema aunque llame a asombro la coherencia ideológica de estos expertos. Lo que cuenta Stiglitz es que los expertos lo que han hecho es sustituir el nombre de A por el nombre de B, maquillar algunos detalles y dar exactamente el mismo informe a los dos gobiernos... con el agravante de que el procesador de textos utilizado no ha cambiado todos los nombres y todavía quedan párrafos, en el informe entregado en B, que siguen hablando de A.
Me he tenido que acordar de esta anécdota que refleja el universalismo neoclásico (la "ciencia" es universal y sus proposiciones valen para cualquier lugar del mundo, ya que son leyes científicas) o la pereza y prepotencia de unos bien pagados funcionarios al ver el informe de 2004 sobre Irlanda que publicó el dicho FMI. En él, aun reconociendo algunos pequeños problemas por ejemplo con la burbuja inmobiliaria, se presentan las políticas de su gobierno como ejemplares para otros países. El Tigre Celta de los años 90 ya había perdido alguno de sus dientes y los expertos daban algunos consejos (estereotipados) para adaptarse a la desaceleración del crecimiento irlandés. Ni una palabra sobre lo que ahora se ven como profundas debilidades del sistema. O no las vieron o no las quisieron ver.
El informe lo he visto a partir de un post de Juan Torres en el que añade que la situación presente tiene un antecedente inmediato (y posterior al brillante informe del FMI), a saber, un drástico programa de austeridad que, por lo que parece, no funciona. Y hay quien dice que no puede funcionar porque no está diseñado para resolver el problema sino para responder a los intereses de capas de la sociedad que siguen practicando la "lucha de clases" desde arriba: después de mí, el diluvio.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Camisinha

Me encanta la palabra portuguesa para referirse al preservativo. Hoy la "camisinha" es noticia hasta en las emisoras de radio al anunciar un inminente libro del actual Papa en el que se reconoce que el uso del preservativo es aceptable en "determinadas ocasiones" y, si lo que dicen es cierto, esas "ocasiones" podrían ser las del sexo en contexto de prostitución (supongo que femenina, pero también la hay masculina). Curioso que se acepte el preservativo al cometer un pecado mortal contra el sexto mandamiento, pero no es eso lo que me preocupa. Lo que me preocupa es la alharaca montada al respecto cuando es más que sabido que son muy pocas personas en el mundo (y muy pocos católicos) las que han hecho caso a la prohibición pontificia de la "camisinha". Antes, recuérdese su discurso en África, ni siquiera se podía usar para prevenir el VIH. Ahora, hasta en el sexo pecaminoso aunque, eso sí, si hay VIH de por medio.
Por lo que sé por investigaciones que he visto sobre los transexuales dedicados a la prostitución, uno de sus problemas es que los clientes no quieren usar el condón y no creo que sea porque piensan en Benedicto XVI ni que ahora vayan a cambiar de opinión.

Atentado inminente

Lo publicó Der Spiegel pero lo cito en lenguas que sí leo: el atentado terrorista contra Alemania, con detalles bien concretos de objetivos y medios, era inminente. Ahora la policía misma lo niega: no hay tal (cito dos y dos fuentes, para una y otra opción).
Siempre queda la duda de qué fue lo que produjo la primera noticia que después ha resultado falsa. Puede ser, sencillamente, un error de la revista que se lo inventó, que se creyó lo que le decía un "pirao" o que malinterpretó lo que "una fuente generalmente bien informada" insinuaba. También puede ser, en relación con esto último, una maniobra gubernamental para asustar a la gente y distraerla de otros asuntos más importantes. 
Pero también puede ser que el desmentido sea lo falso o porque ya se ha detenido a los posibles terroristas y se prefiere callarlo o porque no se quiere dar sensación de inseguridad por parte de un gobierno "fuerte". 
Como siempre, antes de aceptar la versión que encaja con los propios pre-juicios (anteriores al juicio, teorías, ideologías), conviene pensar en las alternativas y quedarse con la más verosímil, no con la que mejor encaja con dichos pre-juicios. Mi impresión es que Der Spiegel se precipitó y que los medios que confían en dicho medio se precipitaron al creérselo. Al fin y al cabo, una noticia como esa vende. O siempre viene bien tenerla a mano mientras dura la cumbre de la OTAN en Lisboa y, cuando termina, pues se acaba la noticia. Vaya usted a saber. Como con el nuevo complot para asesinar a Chávez.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Más salud y dinero

Ahora es Gallup la que muestra que  aumentan los estadounidenses satisfechos con la calidad y cobertura de su sanidad

fknmtgpl4kwngir35zhmoq.gif

pero tienen problemas con su precio.

z2sxndvcukg9k2di4gqhua.gif

Como comenté ayer, es posible que la mayoría esté en lo cierto en este último caso (es cara), pero no lo esté en el anterior (no es tan buena). Pero ya se sabe que, como la ideología dominante en el mundo es el nacionalismo que impide mirar más allá de las propias fronteras, normalmente ocupadas por enemigos o, por lo menos, extraños, no vale la pena comparar con nada. Basta con mirar el propio ombligo. De esa forma, la satisfacción no se consigue comparándose con otros o con un determinado nivel más o menos objetivo. La satisfacción se obtiene siguiendo lo que dictan los medios de comunicación.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Dinero no da salud, aunque ayuda

En este estudio comparado, se ve que el gasto medio per cápita en salud (en dólares a paridad de poder adquisitivo) ha aumentado de manera muy visible en los Estados Unidos, tanto en cifras absolutas como en porcentaje del respectivo Producto Interno Bruto.

International Comparison of Spending on Health, 1980–2008

Sin embargo, prosigue el estudio, aunque los estadounidenses tienen un acceso relativamente rápido a los especialistas, no lo tienen tan rápido cuando se trata de la atención primaria. El coste puede ser tan prohibitivo (estamos hablando de medicina privada) que uno se espera a tener algo serio. Pero los datos prosiguen:



Como se ve, los Estados Unidos presentan cifras bien diferentes de los restantes países ricos estudiados y más altas en cuanto a no haber seguido con el tratamiento por ser demasiado caro, en cuanto a no haber sido capaces de pagar la factura y en cuanto a tener problemas con su seguro de salud. La timidísima reforma sanitaria propuesta por Obama, un pequeño paso para cualquier europeo, un paso de gigante para el sistema estadounidense, es de suponer que se irá al garete. Aseguradoras privadas, clínicas y farmacéuticas no están por la labor y, consiguientemente, los congresistas y senadores electos, tampoco.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Irán: mi no entender

He intentado aclararme con un artículo que intenta aclararse sobre el programa nuclear iraní. Como gato escaldado del agua fría huye, desconfío de TODOS los informes sobre el asunto, vayan en una dirección o en otra, es decir, "prueben" que el gobierno de Irán quiere disponer de bomba atómica como otros países que las siguen construyendo y desplegando, pero que son centrales o emergentes, o que el gobierno de Irán lo que quiere es seguir el consejo que en su día le dieron los gobernantes estadounidenses al Shah de la entonces Persia: que había que conseguir energía nuclear para no depender tanto del petróleo.
Puedo usar el criterio de "cui bonum", a quién aprovecha una u otra versión, pero tampoco me funciona porque ya no sé si son los Estados Unidos los que querrían atacar al Irán o es únicamente Israel la que está dispuesta a hacerlo. Y es que el ataque podría ser para bajar los humos a una potencia regional, con lo cual es irrelevante el que quieran tener bomba o no. También podría ser para destruir las instalaciones de fabricación del armamento nuclear, en cuyo caso sí que es importante saber si son fábricas de armas o de tubos de un cierto grosor, que no es lo mismo. Pero me da que es lo primero, porque aunque Corea del Norte vuelva a tener una de sus terribles hambrunas y, a pesar de ello, siga teniendo sus programas nucleares, nadie habla de atacarla. Sí, claro, hay soldados estadounidenses en Corea del Sur, pero no parece que sea un argumento de peso. El argumento es geopolítico: Corea está aislada; Irán no sólo quiere ser potencia regional sino que está ampliando sus relaciones internacionales con los "anti-imperialistas", es decir, contrarios a la hegemonía estadounidense: Ahmadineyad se pone de acuerdo con Chávez para pedir que la OPEP deje de comerciar en dólares (Arabia Saudita, la democrática defensora de los Estados Unidos, se opone), asiste a la toma de posesión de Correa en el Ecuador, juega al fútbol con Morales en Bolivia... Algo habrá que hacer. Y si, para eso, tenemos un buen informe que demuestre, como se hizo con Sadam Husein, que el mundo estará más seguro si lo ahorcamos, pues mejor. 
No digo que no haya armas ni que los informes que dicen que las hay sean falsos. Sería una estupidez por mi parte arrogarme conocimientos de los que carezco. Pero sí digo que hay argumentos para dudar de sus argumentos. Igual es que "la guerra es una droga" y yo de eso, más allá de la cerveza y el vino, no entiendo.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Pobres ricos

Cuando era pequeñito, el día del Domund salíamos del colegio pertrechados con una hucha para pedir limosnas para “los chinitos y los negritos”. Las huchas tenía la forma, efectivamente, de la cabeza de un chino, de un negro, pero también de un pielroja y de un indio. Probablemente lo dejábamos en “chinitos y negritos” porque los diminutivos de los otros nos resultaban  más complicados y se trataba de mostrar cariño por lo que iba a ser objeto de nuestra postulación callejera. Obvio que lo que ahora llamamos “cooperación al desarrollo” tiene otra lógica, pero no impide que en algunos imaginarios siga dominando la idea de limosna que se da a aquellos pobrecitos. De hecho, cuando hace años entrevistamos en toda la Península a numerosas mujeres evidentemente pobres, no fue excepcional que hablaran de las necesidades de los negritos, necesidades que ellas estarían dispuestas a satisfacer si hubiese estado a su alcance. Está publicado: no invento.
Si de lo que se trata con esos proyectos (al margen de los que también se utilizan como un caso más de corrupción política) es reducir la insatisfacción de necesidades básicas de los beneficiarios, cierto que habría medios mucho más eficaces: el aumentar la presión fiscal sobre los hiper-ricos de los países llamados “pobres” y dedicar lo así recaudado no a otro episodio de corrupción o a construcciones faraónicas o saraos vistosos para las élites, sino a la satisfacción de dichas necesidades. No parece que sea el caso.
El mundo del Domund infantil estaba “sobredeterminado” por la Guerra Fría, la lucha, entre el Occidente (judeo)cristiano y el Este ateo y comunista, por conquistar “mentes y corazones” del entonces llamado Tercer Mundo. No había proyectos de cooperación sino ayudas a los gobiernos amigos fuesen o no fuesen corruptos, porque lo importante era que, aunque fuesen unos “hijos de puta”, eran “nuestros hijos de puta”. Con el final de aquella división del mundo por ocaso de una de sus partes, entramos en una nueva época: hay novedades en el Tercer Mundo que conviene conocer para no seguir con la inercia de la lucha anticomunista. Me refiero a los países emergentes a los que, visto su ascenso en el sistema mundial,  con dificultad podemos llamar pobres.
Esa dificultad no viene porque no haya pobres allí: Brasil los tiene, la India a millones (la primera en el mundo en cantidad de ellos: 380 millones), la China también y Rusia lo mismo. La dificultad viene porque hay sectores de los países emergentes que se han enriquecido de manera espectacular y porque, vistas sus pautas de consumo, no parece que sufran una presión fiscal excesivamente alta. Los hiper-ricos de los países emergentes son tan extravagantes en sus gastos como los de los países enriquecidos, sólo que su consumo resulta mucho más escandaloso frente a los buenos deseos de las ONG que intentan paliar la penosa situación de los que allí quedan fuera del frenesí consumista. La China y Rusia reciben menos ayudas (quizá porque pensamos que son comunistas), pero el Brasil y la India siguen siendo objeto de esa cooperación, sobre todo esta última.
Lo que viene al caso es la extravagancia de uno de esos hiper-ricos indios que se está construyendo en Mumbai una casa de 27 pisos para él, su esposa, sus hijos y su madre. La casa contará con 600 criados y está costando 1.000 millones de dólares, cámara de hielo incluida. Los hiper-ricos chinos no llegan a tanto, aunque se conoce su afición por los yates Azimut. Tampoco los rusos, más interesados por las joyas exageradas y estrambóticas. Pero el caso de la India es particularmente llamativo, con dos de sus nacionales entre las cinco primeras fortunas del mundo y 49 personas en la lista de mil-millonarios que publica Forbes.
No voy a ser yo el que levante objeciones a la concesión del Príncipe de Asturias a una ONG que trabaja allí y que se anuncia en algunos aeropuertos españoles. Sus pobres pobres, ya que no reciben ayuda y sí explotación por parte de sus hiper-ricos, que por lo menos reciban apoyo de Occidente en general y, ojalá, de sus ex-colonos en particular. Pero sabiendo lo que se hace y por qué. Tal vez no sería malo que en vez de seguir la propuesta de Gates y Buffet de dedicar a su muerte algo de dinero a las “charities”, asumieran en vida obligaciones fiscales algo mayores y se dedicaran a sus propios pobres. La economía local no se vería afectada por unas rupias o un piso menos.
(Publicado hoy en el diario Información - Alicante-)

martes, 16 de noviembre de 2010

Solo para islamófobos

Un bien argumentado artículo que muestra que el Corán no difiere tanto de la Biblia (tanto versión cristiana como en la versión de la Torah) en lo que se refiere a la violencia. Antídoto aconsejable para los intoxicados por los "islamólogos" que "demuestran" (como he escuchado en tertulias nocturnas de radios españolas) que "todos" los musulmanes "deben" matar a los infieles, usando para la demostración lecturas literales de algunas suras. No invento: está publicado en libros varios. Suena a "ardor guerrero" yihadista contra su versión de la yihad y a poner a los musulmanes donde los nazis pusieron a los judíos. Que sean irresponsables, pase. Pero que no se ajusten a la realidad de las cosas y se las den de "investigadores" lo encuentro desagradable. Conciencia de clase, a fin y al cabo.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Los calzoncillos de Madoff

Estos son los calzoncillos de Bernard Madoff, que, a diferencia de algunos de sus congéneres, no fue suficientemente listo como para que no le pillaran en su estafa financiera. Ahora salen a subasta pública. La foto es de Reuters y la tomo de aquí, pero en Reuters se pueden ver las fotos de casi una veintena de las exquisiteces puestas a subasta.
El año pasado, en la subasta anterior de un primer lote de sus pertenencias se consiguió algo más de un millón de dólares. Ahora, en esta de ayer, se esperaba lograr el doble. Todo irá dedicado a un fondo para socorrer a los damnificados por las andanzas de BLM, que son sus iniciales bordadas en unas pantuflas por las que se han pagado 6.000 dólares (pueden verse en la colección de fotos de Reuters). 
Es difícil saber qué me asombra más: si el nivel extravagante de gasto del dicho magnate y zorro de las finanzas (a partir de un determinado número de relojes rolex, no se me ocurre que satisfacción adicional proporciona el siguiente reloj, pero eso debe de ser que no sé nada de economía, utilidad marginal y elección racional) o la estupidez de los que pagan cantidades exorbitantes para poseer un recuerdo o reliquia del ángel caído. Como muchas pujas se han hecho por internet, no es fácil saber quién ha pagado 550.000 dólares por el anillo de compromiso de la sra. Madoff, con su diamante y todo (todo un señor diamante, me parece según se ve en Reuters). Ni idea de si ese precio refleja la extravagancia del anterior propietario porque se acerca a su precio real o refleja la estupidez del nuevo propietario porque ha estado dispuesto a pagar por encima de su precio real. Y la verdad es que la distinción entre valor y precio se me escapa cuando intento aplicarla a estas cosas y no te digo lo que me sirve la de valor de uso y valor de cambio. Como para ir aplicando lo que aprendí en el Samuelson cuando era estudiante.

domingo, 14 de noviembre de 2010

El argumento definitivo

Los que dudamos de las pruebas sobre el cambio climático ya tenemos un argumento para dejar de hacerlo y quedar convencidos de que nunca sucederá. Lo ha dado un congresista estadounidense que, por cierto, podría presidir la comisión de energía del Congreso: el cambio climático no se producirá porque Dios prometió no destruir la Tierra. Otra cosa es que Dios no vaya a respetar la voluntad de los humanos, dispuestos, ellos sí, a destruirla o, por lo menos, a descuidarla. Pero, por lo visto, la voluntad de Dios está por encima de la de los humanos, así que no hay que preocuparse.

sábado, 13 de noviembre de 2010

El euro otra vez

Lo ha dicho el ministro portugués de Asuntos Exteriores y la prensa brasileña se hace eco: Portugal podría salirse del euro. No sé si es una amenaza velada a Bruselas para que no sólo mire a Irlanda, un globo sonda o un anuncio de algo ya decidido. Lo que sí sé es que en los sistemas monetarios igual se entra que se sale, cosa que vengo diciendo desde que España adoptó el euro como moneda. No he hablado nunca de un anuncio, sino de la mera posibilidad que, con la inercia mental habitual, mucha gente ha negado. 
Hay muy pocas cosas irreversibles. Piénsese en España: país imperial (siglo XVI), con larga decadencia hasta llegar a país periférico (siglo XIX), vuelta a ser país país central a pesar de su clase política (finales del siglo XX) y ahora, a principios del XXI país en vías de subdesarrollo con la inestimable ayuda de su clase política. Lo del euro es más sencillo: reversible del todo y más si, como ya anunció Krugman, se convierte en un corsé de difícil gestión y todavía más en la actual "guerra de divisas" que el show del G-20 en Seúl no sólo no ha evitado sino que ha agudizado al salir todos en desbandada al grito de "cada uno a la suya".

Guerra contra Gaza

Chomsky, de origen judío como es sabido, es el coautor de un libro sobre ese tema. He leído partes del mismo. La idea que saco es que, si se tenía alguna esperanza de que la "mediación" de los Estados Unidos iba a ser determinante para encontrar una salida al embrollo, no hay otra que "lasciate ogni speranza voi ch'entrate", como decía Dante que estaba escrito en la puerta del infierno: no hay esperanza.
Se trata, en efecto, del conflicto con menos visos de poder solucionarse y llaman a admiración los movimientos por la paz tanto judíos como palestinos, estos últimos tanto en Israel como en los Territorios Ocupados. Abrahamíticos, esperan contra toda esperanza.
Estuve hace un par de días en un acto que organizaba el Instituto al que ahora estoy adscrito. Una reciente doctorada exponía la que había sido su tesis y el tema (y el tratamiento del mismo) era pertinente: qué pueden hacer (y hacen) los palestinos para gestionar su tremendamente dura situación.
Claro que hay quienes optan por la violencia. Pero la joven doctora, citando el trabajo empírico de Saleh, recordaba que esa violencia nace de una profunda frustración en gente educada y no necesariamente pobre (aunque tal vez sí empobrecida por el bloqueo). Nada que ver con la religión y menos con el fundamentalismo los casos de ataques suicidas. Incluso poco que ver con la política y sí con los efectos que produce el bloqueo, el Muro, la ocupación progresiva de territorio, la tala de árboles, las humillaciones en los puestos de control, la prepotencia y humillaciones por parte del ejército israelí. Cierto que el gobierno del Estado de Israel afirma que no puede haber paz a costa de reducir su seguridad y utiliza esos ataques como argumento para seguir practicando su política expansionista. Preguntarse quién empezó, a estas alturas, es perder el tiempo. Lo que hay que ver es quién ataca más y quién está perdiendo más.
Pero volviendo a las estrategias palestinas para gestionar su penuria, otros, muchos más, optan por buscarse la vida trabajando, en términos más o menos legales, para los judíos, doblemente explotados en más de una ocasión. Y otros optan por la emigración, añadiéndose a los ya desplazados desde la "nakba".
Akelrof, y su economía de la identidad, con todas las matizaciones que se le quieran hacer, puede servir para que los economistas que se meten a sociólogos entiendan por qué no se van. Cierto que muchos, porque no encuentran alternativa. Otros, porque se ha adaptado al medio. Pero lo interesante es que muchos no se van porque "esa es su tierra y la tierra de sus padres", es decir, por una cuestión de identidad.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Justicia ciega

No tanto porque es imparcial y, por tanto, ciega ante cualquier otro criterio que no sea la ley frente al delito sino porque no ve lo que tiene delante. Con tanto telefilm sobre las brillantes técnicas para descubrir a los culpables, nos olvidamos de la frecuencia de confesiones forzadas (con la ayuda de más o menos tortura), de falsos culpables que el tiempo demuestra inocentes (porque ahora hay técnicas de ADN que exoneran a quien ha estado años en la cárcel condenado o, peor, ha sido condenado a muerte y ejecutado siendo inocente) y de manifiestos errores judiciales, todo ello acompañado por las penosas circunstancias del sistema judicial, falto de equipamiento y personal.
Un reciente libro (no lo he leído, pero he visto un comentario sobre el mismo) sugiere que, en los Estados Unidos, los falsos culpables encarcelados podrían llegar a decenas de miles, algo más que un puñado. Supongo que la clase social y la raza influyen, pero no he visto el dato, aunque sí he visto que el número de negros (y clase baja) en las cárceles es desproporcionadamente alto. 
Me tengo que preguntar si eso sucede en otros lugares. Mis visitas a la cárcel de Cochabamba hace muchísimos años me lo hace pensar. Y una reciente tesis doctoral que he leído sobre una de las cárceles españolas también. Pero "de lo que no se puede hablar, mejor callarse". Al fin y al cabo, si a alguien se le ocurre decir que "la justicia es un cachondeo" se le puede caer el pelo. Pero, en todo caso, lo que sí me queda claro es que no es ciega.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Es cosa de dos

En Francia está prosperando la iniciativa de Transparencia Internacional para entrar a juzgar a los líderes extranjeros que depositan su dinero (robado) en bancos franceses. El asunto es complicado porque afecta a algunos bien conocidos políticos africanos a los que se les puede suponer enriquecimiento ilícito por cobro de comisiones o adquisición fraudulenta. 
Como siempre hay un pero, en este caso, como cuenta la noticia, el pero es Francia misma y su mala costumbre de no devolver el dinero corrupto a sus países de origen. Casos tan espectaculares como el de los líderes ahora bajo escrutinio. Y, en más de un lance, dineros no devueltos porque los políticos africanos (hay que recordar los "diamantes de Bokassa") se habían ocupado en "untar" convenientemente a los políticos franceses.
No se puede negar la corrupción de algunos políticos de los países empobrecidos. Gracias fundamentalmente a esa corrupción son personas enriquecidas. Pero hay que añadir la corrupción de algunos políticos de los países enriquecidos que hacen la vista gorda ante aquellas corrupciones y, cierto, dejan que el dinero robado en los países empobrecidos (y empobrecidos no sólo por el "imperialismo" sino también por la corrupción local)  se quede en las arcas de los países enriquecidos (y enriquecidos no sólo por su laboriosidad y visión económica local sino también por la explotación de los países empobrecidos).
Nunca se repetirá suficientemente: la corrupción es cosa de dos. Como el tango.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

En las elecciones manda el dinero

No en todas, por supuesto. De lo contrario, algunos gobiernos elegidos democráticamente serían imposibles y, sin embargo, existen. Pero en algunos sectores de la opinión pública estadounidense se difunde la duda sobre la limpieza de las pasadas elecciones de "midterm". Limpieza en el sentido de que no todos los candidatos han tenido el mismo apoyo del dinero y, por tanto, no se ha tratado de una contienda entre candidatos que podían trasmitir su información de forma suficientemente igualitaria al electorado. Llegan a decir que el dinero ha "robado" las elecciones y temen que el fenómeno se repita en 2012, en las elecciones presidenciales de ese noviembre. Supongo que algo así sucederá. Como, probablemente, todavía estemos en la Gran Recesión, "los de arriba" van a querer seguir sacando tajada en contratos, reducción de impuestos, "estado del bienestar" para ricos y promoción exterior (incluso militar).
En algún sitio, que ahora no encuentro, ha dicho Chomsky que envidia el sistema político brasileño en el que una persona como Lula (que, encima, lo ha hecho relativamente bien) fue elegida presidente del país. En los Estados Unidos, prosigue Chomsky, eso sería impensable. Y no se puede negar un abismo entre la cretinería de Bush II (y sus satélites ingleses y españoles) y la sensatez de Lula y no sólo en términos de política interna sino, en particular, en términos de política internacional.
"Business politics", como ellos dicen. Eso es lo que es "made in USA".
En otros países, como los de la Unión Europea, parece que no hace falta ese derrame de dinero empresarial para que el resultado sea el apetecido por "los de arriba". Sin tanta intervención, y con algo más de corrupción como sucede en España, los gobiernos acaban defendiendo a los que tienen que defender. Asombroso. En las elecciones no manda el dinero, pero en las políticas del gobierno, sea el que sea, sí.
Por lo menos en los Estados Unidos queda claro (hasta para mí) de qué hay que protestar en términos bien concretos. En las Españas, en cambio, qué te voy a decir...

martes, 9 de noviembre de 2010

El fascismo que viene

El argumento que esgrime el colega estadounidense es sencillo:
American politics, as the midterm elections demonstrated, have descended into the irrational. On one side stands a corrupt liberal class, bereft of ideas and unable to respond coherently to the collapse of the global economy, the dismantling of our manufacturing sector and the deadly assault on the ecosystem. On the other side stands a mass of increasingly bitter people whose alienation, desperation and rage fuel emotionally driven and incoherent political agendas. It is a recipe for fascism.
 Efectivamente, los ingredientes del fascismo están. El ideológico, antes que nada: irracionalismo, nacionalismo extremo chovinista -"hay que hacer todo lo posible por seguir siendo el número uno"-, exaltación de la violencia. El económico, después: colapso de la economía global y, en concreto, el de los países centrales, crisis de la industria local, desempleo al que no se le ve fin. Y el social: una clase "progre" sin ideas, incapaz de ofrecer alternativas y una masa de gente desesperada, alienada, dispuesta a dejarse embaucar por proyectos políticos emocionales e incoherentes que incluyen el racismo y la xenofobia. No se excluye, en un futuro próximo, la confrontación incluso violenta entre las escuadras de unos y otros. A ello hay que añadir una élite de ricos dispuestos a disfrutar de su riqueza incluso a costa de que se venga abajo el sistema que les ha permitido ser rico pero, de momento, alquilando (que no comprando) a una clase política para que les haga el trabajo sucio y comprando (que no alquilando) una serie de medios de comunicación que azucen la irracionalidad y promuevan los proyectos emocionales.
Dice que se refiere a los Estados Unidos. No sé, no sé.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Terrorismo religioso

Incluso basándose en los libros "ETA nació en un seminario" (Álvaro Baeza) o "Los curas de ETA" (Jesús Bastante Liébana), parece absurdo hablar de ETA (Euskadi ta Askatasuna, País Vasco y Libertad) como "terrorismo católico", radical, para distinguirlo del sector "católico moderado" representado por el Partido Nacionalista Vasco y su lema "Jaungoikoa eta Lagizarra" (Dios y vieja ley). "Euzko Alderdi Jeltzalea, Partido Nacionalista Vasco, fundado por Sabino Arana, recibe su nombre del lema 'Jaungoikoa eta Lege Zarra', expresión que conjuga una concepción trascendente de la existencia con la afirmación de la Nación Vasca, cuyo ser político ha de expresarse a partir de la recuperación de la soberanía contenida en el Régimen Foral" (Congreso de Pamplona, 1977).
Es mucho más sensato pensar que la religión no es la motivación fundamental de unos y otros sino que tiene (o, más bien, tuvo) un papel secundario para lo que es más político que religioso.
Sea. Pero ¿por qué nos cuesta tanto aplicar el mismo razonamiento al "terrorismo islámico"?

domingo, 7 de noviembre de 2010

Raíces cristianas

Hay frases cuyo contenido práctico se me escapa. Una es la de que Europa debe recuperar sus raíces cristianas, como ha repetido el Papa varias veces, se intentó en la "constitución europea" y ahora se ha vuelto a pronunciar en España. Supongo que la cosa se queda en algo simbólico porque no se me ocurre qué consecuencias prácticas podría tener dicha recuperación.
Primero, porque dichas raíces son problemáticas en términos de religión. Hay demasiadas guerras de religión entre cristianos en esa Europa como para volver a la noche de San Bartolomé, a la persecución a los cátaros o a la Santa Inquisición contra herejes, "lapsos" e infieles (por ese orden). Toda una tradición violenta en la que la religión ha sido el banderín de enganche para otros intereses no necesariamente ligados a la religión.
Segundo, porque, en términos de población estrictamente europea por nacimiento o por nacionalización, hay millones de europeos que no tienen antecedentes familiares en dichas religiones que se acogen más o menos a los Evangelios. 
Tercero, porque no sé a qué Europa se refiere la frase. Supongo que no es sólo a la Unión Europea, que excluye a países desde la Suiza o Noruega dentro de los protestantes y a la Santa Rusia. Y si incluye a antigua Yugoslavia, todavía más complicado, dada la presencia históricas de musulmanes. Supongo que excluye a Turquía, pero esa es otra historia.
Pero, sobre todo, porque sigo sin ver qué consecuencias prácticas tendría dicho reconocimiento. ¿Volver a las "dos espadas", al "París bien vale una misa", al "Sacro Imperio", "cuius regio eius religio", a los Estados Pontificios más allá del Vaticano, a que las leyes del Vaticano funcionasen como una "sharia" obligatoria para todos los Estados europeos? Complicado está para ser visualizado. Así que queda en una bonita frase.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Analfabetismo científico

No consiste en no ser capaz de distinguir un neutrino, una espiroqueta pallida y una coccinella septempunctata. Eso sería culturilla científica. De lo que se trata es de ser capaz de abordar los problemas con un mínimo de rigor, respeto por los datos, valoración de los métodos utilizados para obtenerlos y separación entre creencias y constataciones. No consiste en no tener creencias (las necesitamos, ya que no podemos constatarlo todo), pero sí en saber distinguirlas y no aplicar a unas los criterios de las otras, lo cual sirve también para los que se acercan al conocimiento científico con beatería religiosa.
En la China constatan el exceso de analfabetismo científico. Puede atribuirse al exceso de cultura supersticiosa y hasta habrá quienes, como mis colegas en la universidad de Sichuán en el lejano 1988, lo atribuyan a los nefastos efectos que tuvo la Revolución Cultural, aquella explosión de fe absoluta en el Libro Sagrado (el Libro Rojo, claro), y la purga de intelectuales y profesores en todo el sistema educativo (alguno de mis colegas, taciturno y marginal, había sido objeto de actos vandálicos hasta que confesó -y probablemente contra toda realidad- ser un esbirro del tigre de papel que era el imperialismo).
No lo sé. Lo que sí es es que no se puede atribuir a dicho analfabetismo a un castizo "que inventen ellos" como el de mi admirado Unamuno. Véase este cuadro tomado de una obra de Jospeh Needham, probablemente el mayor historiador occidental de la ciencia china. Se trata de los inventos chinos (la brújula, la pólvora, el papel, la imprenta entre otros) y los siglos que tardó "Occidente" en conocerlos. No se extrañe que, cuando los jesuitas llegaron por primera vez a la China en el siglo XVI, se quedaran asombrados de su nivel tecnológico y, por contra, pudieran proporcionarles tan escasos conocimientos "europeos". Durante siglos, la China había estado muy por delante de Occidente (prácticamente, desde la caída del imperio romano al renacimiento simbolizado por Galileo). Eso sí, lo que me parece que es analfabetismo etnocéntrico es el de quien sigue pensando que cuando el jesuita Matteo Ricci llegó a la China "llevó" los conocimientos europeos y fue tan amable que se preocupó de transmitirlos a lo pobres chinos. Los datos de Needham (tengo más) son estos:

Silk-handling machinery
3-13
Canal lock gates
7-17
Nautical construction principles
<10
Gunpowder
5- 6
Gunpowder used as a war technique
4
Magnetic compass (lodestone spoon)
11
Magnetic compass with needle
4
Magnetic compass used for navigation
2
Paper
10
Printing (block)
6
Printing (movable type)
4
Printing (metal movable type)
1
Porcelain
11-13

viernes, 5 de noviembre de 2010

Cuándo acaba el amor de la sulamita

No tiene mayor interés. El gráfico se basa en el análisis de unas 10.000 entradas en Facebook buscando las palabras "ruptura" y "roto" (en inglés, of course). Quiero decir que la fuente no es la más representativa ni el indicador el más apropiado. Pero la conclusión que sacan tanto el periodista inglés como el periódico italiano de donde lo tomo (vaya la que tienen montada en Italia con eso del amor y sus rupturas) es esta: un pico entre febrero y marzo y otro dos semanas antes de Navidad para que aparezcan mensajes de ruptura, aunque sin entrar en el carácter de la pareja, legal o ilegal, homo o hetero.


No recuerdo ahora si la Sulamita que calentaba la cama del rey David acabó rompiendo con el viejo verde, pero, si lo hizo, sería interesante saber en qué época del año lo hizo, cosa que, obviamente, tampoco recuerdo. Tal vez fuera por estas fechas, adelantándose al pico de diciembre. Todo eso suponiendo que se trate de historia y no sea fruto del sueño de una noche de verano o de una odisea 2001. Y estando como estamos en noviembre, supongo que sí se aplica al caso de la jovencita Ruby Rubacuori y su club de fans bunga-bunga en Facebook.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Sobre el extractivismo

Política es dar prioridad a unos fines respecto a otros (por ejemplo, salir reelegido o resolver el problema) y elegir entre medios que lleven a dicho fin (por ejemplo, industrializar o repartir subvenciones). No es tarea fácil porque, por un lado, los fines suelen ir entrelazados y no resolver un problema puede llevar a no salir reelegido y, por otro, la elección entre medios no suele ser entre el bien y el mal sino entre matices generalmente del mal, entre peor y "más peor". Como intelectualillo hamletiano, dubitativo, me declaro incompetente incluso para esa forma de politiquilla que es la universitaria, premoderna, tal vez incluso pre-feudal por no clasificarla dentro del modo de producción asiático, dada la presencia del mandarinato. Digo esto para diferenciarme de políticos y cargos universitarios que no reconocen su incompetencia y se meten a mandar cueste lo que cueste... a los demás.
Viene esto a cuento, a poco de salir para Bilbao para formar parte de un tribunal de tesis sobre el papel de la educación en la reducción de la pobreza en Bolivia, porque la prensa boliviana de hoy viene al pelo:
- 1,8 millones de niños bolivianos iban a recibir el bono Juancito Pinto  (la prensa local sólo da los datos que afectan a su departamento, Cochabamba en este caso). El bono tiene como objetivo primordial el mantener a los niños en el sistema educativo, según marca la ley pero que se incumple por motivos laborales.
- La explotación del litio en el Salar de Uyuni la llevará a cabo una empresa iraní, fruto de acuerdos entre Morales y Ahmadineyad. En qué condiciones, no se sabe, pero sí se dice que el gobierno boliviano ingresará mucho dinero y disfrutará de una línea de crédito de 200 millones, habiendo, como dicen que hay litio (para baterías de coches eléctricos) para miles de años.
La prensa de ayer (literalmente, "La Prensa"), que no consigo recuperar, discutía de este último punto: los "cívicos" de Potosí (departamento donde se encuentra el Salar) quieren que el porcentaje de las "ganancias" por tal explotación sea mayor para el departamento. No les parece suficiente. Pero no parece que se discuta de nada más. Y sin embargo...
- El dinero que ingresará el Estado por dicha explotación (que no se discute, lo que se discutía era quién lo haría y no ha sido Estados Unidos sino, como digo, Irán) se necesita para financiar los distintos bonos (hay otros, como el Juana Azurduy para las madres o la Renta Dignidad para los ancianos). Algunos han llamado a eso "bonocracia".
- La explotación del litio en el Salar puede ser extremadamente dañina para el medio ambiente, razón por la que, desde otros foros, se ha puesto en duda la bondad del proyecto.
- La respuesta del gobierno y, en concreto, del presidente Morales es muy parecida a la del presidente Correa en el Ecuador a propósito del ITT-Yasuní cuyo desenlace está por ver: son cosas de ONG -extranjeras, por supuesto- y de "ecologistas infantiles" que no dicen cómo se van a financiar los bonos ni, en general, de dónde va a conseguir el Estado los recursos necesarios para atender a los problemas de la población (niños, madres, ancianos) y a los del sistema económico en general (en el caso boliviano, reduciendo la dependencia respecto a la exportación de gas y añadiendo el litio en la cesta exportadora).
- La contrarrespuesta ha sido que "vaya defensa de la Pacha Mama" que se marca este gobierno "pachamamista" y promotor de la lucha contra el cambio climático fuera de sus fronteras pero no dentro de las mismas donde las agresiones se sigue una detrás de otra.
- La contra-contrarrespuesta consiste en decir que los mayores contaminadores y depredadores de recursos son los países enriquecidos: que cambien ellos antes y después ya veremos nosotros qué hacemos.
- Y así no hay quien pare.
Sinceramente, yo no sabría qué hacer. Comprendo a unos y a otros (intelectualillo al fin y al cabo) y puedo ver el mundo desde la perspectiva de todos ellos (lo que llaman empatía). Pero no sabría qué elegir. Tarde o temprano, el país será invadido para acceder a esos recursos escasos que tanto interesan a los países enriquecidos (petróleo incluido). Así que guardarlos ahora son ganas de retrasar el problema. Pero extraerlos es aumentar el riesgo de suicidio colectivo por parte de la especie humana. Si esto último es así, que los países enriquecidos (en concreto Estados Unidos) y los emergentes (en concreto la China) den el primer paso, dirán en Bolivia. El desenlace, tarde o temprano, se producirá.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Darle a la maquinita

La Reserva Federal, el banco central estadounidense, va a imprimir, sin base alguna, 600.000 millones de dólares entre otras cosas para comprar sus propios bonos del Tesoro. Eso sólo pueden hacerlo ellos. Si lo hiciese otro país, sufriría hiperinflación. Ellos no, porque las reservas de divisas siguen siendo mayoritariamente en dólares y el comercio en general y el del petróleo en particular es, a escala mundial, en dólares, es decir, que hay una demanda de tal moneda con independencia de cuál sea la economía real del país. Eso no es una "guerra de divisas" sino un "cautivo y desarmado el ejército extranjero, la moneda nacional ha alcanzado sus últimos objetivos económicos". El problema es que, después, puede venir la caída más estrepitosa. Mal año va a ser el 2011.

Sakineh

Como contrario a la pena de muerte, me declaro contrario al asesinato judicial de la señora Sakineh, ahora ya no lapidada sino ahorcada. Como ha mostrado el caso español de la persona que pasó 13 años en la cárcel por una violación que no cometió, la pena de muerte es irreversible ante el posible error judicial (todos somos humanos y nos equivocamos) y es en sí monstruosa por la dosis de venganza cruel que implica. Mi irritación no viene, pues, por la campaña para salvar a Sakineh. Mi irritación viene por el clamoroso silencio que acompañó el asesinato judicial de la señora Lewis en los Estados Unidos, también implicada en el asesinato de su marido. Me hubiera gustado que la campaña para salvar a Lewis hubiese estado al nivel de la campaña para salvar a Sakineh. No lo estuvo, demostrando, y eso es lo que me irrita, la doble moral que tienen los países "de arriba" respecto a los países que no les gustan. No es la pena de muerte lo que les molesta, ni las causas de la misma ni los medios para llevarla a cabo: es Irán, estúpido, no Sakineh. Y la prueba es el silencio sobre los asesinatos judiciales de la China.

Usos de la Constitución

  1. En los Estados Unidos, para motivar al voto por el Tea Party, en defensa de la libertad y para detener la violación de la Constitución por parte del gobierno Obama.
  2. En Alemania, para detener los excesos del multiculturalismo y promover un tipo de nacionalismo por encima de las culturas. Lo que ya Habermas (creo que fue él) llamó "lealtad constitucional" y que, en el caso español, se afirmó como propio en un lejano congreso del Partido Popular.
  3. Desde el Ecuador, como antídoto para la deriva del gobierno Correa y, simultáneamente, contra los intentos desestabilizadores:"Todo se puede hacer dentro de la constitución, nada al margen y menos en contra de ella".
  4. En el Reino de España: para hacer política de partido (lo leo en "El País" de ayer en papel, pero no viene en la edición digital)
Para un roto y un descosido, como se ve. No hay por qué adorar una Constitución impidiendo su cambio, pero también parece cierto que no está bien usarla para fines oscuros y, en todo caso, parece mejor un régimen constitucional que un régimen dictatorial o que no necesita tal documento porque ya tiene una "sharia" eterna e inamovible (que es la forma extrema de adoración).

martes, 2 de noviembre de 2010

Midterm elections

Hoy se vota en los Estados Unidos en unas elecciones de "medio plazo". El coste de las campañas ha llegado a un récord de 4.000 millones de dólares y no se puede decir que los ricos hayan comprado los resultados sino que han hecho sabias inversiones de cara a la prosperidad futura: la suya.
Las encuestas anuncian victoria republicana en el Congreso y hasta posible mayoría en el Senado, lo cual va a dificultar el gobierno de Obama aunque hay quien dice que eso mejorará sus perspectivas de reelección en 2012, cosa que yo venía dudando últimamente, pero que estoy dispuesto a someterme al veredicto de los datos. Dramáticas elecciones (con o sin "October surprise"), pero que no van a interesar a más del 40 por ciento del electorado, lo cual ya sería mucho (en 2006 votó el 37 por ciento, aunque nunca sé si la cifra se refiere al censo o a los registrados -porque allí, para votar, hay que haberse registrado antes en la oficina electoral como elector, como sucede en otros países como México, pero no sucede en España-). Así que lo interesante, al margen de los efectos que pueda tener y de si sale quien yo pueda preferir, es la mayoría: los no votantes. El Pew Research Center acaba de publicar un estudio sobre esa mayoría.
Si se los compara con el conjunto de adultos del país o con los que, de momento, dicen que van a votar, aparecen las siguientes características:
  1. Tienden a ser más cercanos a los demócratas que a los republicanos (en las Españas, estarían más cerca del psoe que del pp) y a declararse menos conservadores.
  2. Los que desaprueban al gobierno o al estado del país, tienden más a votar, es de suponer que contra los demócratas (o a favor de los republicanos, que no es lo mismo aunque tenga las mismas consecuencias)
  3. Los más jóvenes votan menos y los muy jóvenes muy por debajo de la media.
  4. Cuanto peor es su situación financiera, menor porcentaje relativo de votantes aparece.
  5. Lo mismo puede decirse de su nivel de renta y de su nivel de educación: cuanto más bajo, más se apartan del conjunto y de los que van a votar.
  6. Hay entre "grupos étnicos": son los hispanos los que más claramente se separan de la media a la hora de no votar. Los negros no hispanos están en la media y los blancos no hispanos votarán por encima del conjunto de adultos.
  7. No hay diferencias importantes entre varones y mujeres
  8. Los que dicen que no van a votar se destacan por su desconocimiento incluso de la existencia del Tea Party (Tampoco yo voy a votar y sí sé lo que es el Tea Party). 
Elecciones cantadas, pues, como muestra el Pew Research Center y también Gallup distinguiendo ambos entre votantes registrados y votantes probables, sabiendo que los republicanos están más motivados a votar que los demócratas (no hay más partidos relevantes, recuérdese). También estaban cantadas anteayer las elecciones del Brasil donde no votaron contra el gobierno saliente como ahora van a no-votar "los de abajo" contra el gobierno dando la victoria a los contrarios al gobierno. Es obvio que una era elección presidencial y la otra es legislativa, así que la comparación no acaba de servir, como no serviría comparar con el electorado español, diferente casi por definición. En las próximas municipales y autonómicas españolas la abstención será mucho menor que la estadounidense, pero en las legislativas (presidenciales de hecho) de 2012, habrá que ver qué sucede con la abstención. Y también en los Estados Unidos. Pero todo eso queda muy lejos para una encuesta, aunque es obvio que tanto en un caso como en el otro los cuarteles generales de los implicados ya trabajan en ello. De momento, en las elecciones de hoy hay un peso mayor de las cuestiones nacionales y de la ideología partidista que en elecciones semejantes anteriores (aunque en términos parecidos a las de 2006) según muestra Gallup:


Y es que la cosa, también para ellos, está marinera.
(Añadido el 3: no hay modo de saber cuál ha sido la participación electoral. La cifra de 42 por ciento que es la única que he encontrado no sé si se refiere a votantes sobre adultos en edad de votar o votantes sobre registrados. En cualquier caso, dicen que ha sido de las más altas en la historia).

lunes, 1 de noviembre de 2010

Ricos entre pobres

Los pobres se cuentan en millones en la China y la India. No recuerdo ahora haber visto datos sobre Rusia. Pero sí he visto una descripción que el Too Much de este 1º de noviembre hace de los hiper-ricos de los tres países. Brillante. Gastarse 1.000 millones de dólares en una casa para sí, su mujer, sus tres hijos y su madre, necesitando 600 criados para gestionarla (más de 20 pisos desde los que se podrán ver los suburbios de Mumbai) es una forma de ayudar al propio país: a la construcción, al empleo y a la imagen exterior. De hecho, los hiper-ricos indios son mucho más ricos que los hiper-ricos chinos que no llegan a esas extravagancias (bueno, Bill Gates tiene pavimentada la entrada de su casa con fósiles), aunque están lanzados a comprar yates Azimut mientras los rusos exhiben su gusto por los diamantes y los metales preciosos.
Ninguna envidia por mi parte. "Con mi dinero pago el traje que me cubre y la mansión que habito, el pan que me alimenta y el lecho en donde yago". Lo de mi mansión es por mantener la cita de Machado. Cita que pueden repetir los hiper-ricos. Pero sólo dos observaciones: una, que no se apunten a la patochada ideada por Gates y Buffet de donar dinero a las "charities"; sencillamente, que paguen sus impuestos y acepten que la presión fiscal sea algo, aunque sea un poco, redistributiva; no lo van a notar los que se pueden construir una casa como la que describe el periódico y cita Too Much: un piso menos, 10 criados menos. Y, dos, que no vendría mal revisar qué se hace con algunas formas de cooperación desde los países ricos, no sea cosa que se convierta en el mecanismo mediante el cual "el dinero de los pobres de los países ricos acaba en manos de los ricos de los países pobres". Porque se supone que la China y la India son países pobres si se montan proyectos de cooperación allí con reconocidas ONG, premio Príncipe de Asturias, que se anuncian en los aeropuertos españoles.
Si sus ricos no fueran tan ricos, la cosa cambiaría. Pero también es cierto que los pobres pobres (en millones) necesitan de la ayuda que la evasión fiscal de los ricos no les proporciona.

Pobres Bancos ricos

Si debes un millón, estás perdido; pero si debes mil millones, el que está perdido es el Banco. Este es un resumen de una parte del lío en el que andamos metidos: se han sumado muchas, pero que muchas deudas a los Bancos y estos van pasándolas, poco a poco, al pasivo porque si las pasaran de golpe como fallidas les convertiría en objeto de una bancarrota o quiebra contable. A cambio, poseen un abundante stock de viviendas gracias a las ejecuciones hipotecarias a las que han sometido a los incautos que les pidieron un préstamo.
Espero que esas ejecuciones sean algo más legales de lo que lo están siendo muchas de las "foreclosures" estadounidenses. Nunca lo sabremos para España: aquí mandan mucho. Como tampoco sabremos el monto real que se les debe a los Bancos y Cajas. Secreto de Estado. Cualquier cifra que se dé, puede ser tomada como alegría contable o como maniobra distractiva.
Lo más curioso del asunto es que esas deudas (en particular las hipotecarias) se contrajeron por irresponsabilidad de los Bancos y Cajas que prestaron alegremente a los que sabían que no iban a poder pagar (las famosas hipotecas "subprime" en los Estados Unidos que no tienen nombre en España, pero que debieron de ser muy frecuentes). Vaya una anécdota al respecto:
Una inmigrante me pidió que le hiciese de avalista para una hipoteca que quería contraer con una determinada entidad financiera. Siendo un absoluto ignorante en esas prácticas, consulté con un amigo muy bien situado en el sector y me aconsejó que no lo hiciese ya que las probabilidades de que yo tuviese que pagar la hipoteca de la inmigrante eran muy altas. Se lo agradecí... y a los pocos meses me llamó para consultarme sobre una encuesta que había hecho su empresa sobre el mercado hipotecario que suponían los inmigrantes, segmento en el que iban a meterse de cabeza, olvidando las probabilidades que me había dicho poco tiempo antes.
Encima, las hipotecas aquí son ventajosas para los Bancos y Cajas. Cuando un inmigrante se presenta en una entidad financiera con las llaves de la casa cuya hipoteca ya no puede pagar, está aplicando lo que es ley anglosajona y, en general, americana: la casa es del Banco, de modo que cuando el hipotecado deja de pagar, lo único que tiene que hacer es dejar de pagar y entregar las llaves. La ley española, en cambio, hace que el que se hipoteca se hipoteque para toda la vida, él y sus avalistas ya que la casa no es del Banco y la responsabilidad no es del Banco. Cómo han hecho en los Estados Unidos para hacer esas "foreclosures" ilegales, se me escapa. Pero quiero decir con esto dos cosas: que el comportamiento de los inmigrantes que llegaban con sus llaves en la mano es comprensible desde su cultura legal y, dos, que las entidades financieras lo han tenido más fácil en España. Aún así, la cosa está marinera, por más que se empeñen en negarlo. La lógica es aplastante.
¿Manda el capital financiero en España? Pues relativamente. Los Bancos prestan dinero a los partidos para sus actividades faraónicas, es decir, están infiltrados en el poder político como para "sugerir" a los gobiernos unas u otras actividades a favor de sí mismos o de sus empresas. Pero el poder político está infiltrado en las Cajas de Ahorro como para "conseguir" que financien dichas actividades o, últimamente, su emisión de deuda, lo cual es pan para hoy y hambre para mañana. Pandilla de irresponsables.