martes, 31 de agosto de 2010

El éxito de Iraq

Éxito debe de estar relacionado con salida, pero el caso es que, supuestamente, las operaciones militares terminan hoy allí. Ya sólo quedan, como conté, 50.000 docentes y entrenadores que compaginan tal tarea con la de ser militares y miles de "contractors" que no son docentes ni entrenadores sino que practican, como sucedió con Blackwater, el "primero dispara y después pregunta" sin que por ello ningún gobierno pueda ser acusado de complicidad: son empresas privadas. Ideal.
Ahora vienen algunas evaluaciones algo menos visibles. Tienen foto, pero los periódicos no creo que se acerquen a recoger algunas tomas que después ni prensa ni televisión va a publicar. Es mucho más simpático ver cómo los soldados vuelven a casa, besan a los familiares, toman a sus hijos en brazos y todos lloran. Lo que dejan es secundario (lo que importa es el discurso de hoy). A pesar de ello se sigue discutiendo cuántos muertos civiles iraquíes ha producido la ocupación (más de 100.000 en cualquier caso) y en qué condiciones está el país en luz, agua y saneamiento comparándolo con lo que había antes de la ocupación. Pero hay cosas que dejan que sí tendrían foto:
A $40 million prison sits in the desert north of Baghdad, empty. A $165 million children's hospital goes unused in the south. A $100 million waste water treatment system in Fallujahhas cost three times more than projected, yet sewage still runs through the streets.
Son tres ejemplos de dinero aparentemente tirado a la basura (y son muchos millones de dólares). El dinero desperdiciado se calcula en 5.000 millones de dólares (que ya es dinero, ya), aunque "sólo" representa un 10 por ciento de todo el dinero dedicado a la "reconstrucción" (sin contar costes de seguridad y el coste de la operación militar). Eso sí, dicen que ese dinero era para ganarse la simpatía de los iraquíes y para que no se inclinasen hacia los insurgentes, brigadistas y bandidos que pueblan el país... gracias a la ocupación.
El artículo que cito da numerosos ejemplos de este derroche y emerge la sospecha sobre los beneficiados. Porque tiene que haberlos, sobre todo cuando se gana una licitación con un presupuesto y después se incurre en enormes sobrecostes o cuando la licitación no es tal sino que es una concesión a dedo. Y la respuesta es fácil: empresas estadounidenses (se cita a Halliburton, con la que está vinculado el ex-vicepresidente Dick Cheney) se han embolsado muchos millones extra.
Pido disculpas por mi insistencia en el tema (nunca mejor dicho lo de tema) de Iraq, pero es que, lo mire como lo mire, me da mucha vergüenza y no tengo otra forma de gestionarla que contarlo. Supongo que habrá alguna empresa española entre las beneficiadas. Si no, no me explico dónde están los "beneficios que no se pueden imaginar hoy en día" que Jeb Bush, hermano del entonces presidente Bush y gobernador de Florida (de donde vino el primer triunfo electoral o pucherazo de George W.), prometió a los españoles en general y al "presidente de la república" José María Aznar si se metían en la guerra. Los de Aznar ya se van conociendo (y vaya con los millones de Blair). Los de las empresas no los he visto por ninguna parte, aunque supongo que existen. Pero la lógica del asunto es impresionante.
Y me temo que lo de Afganistán es todavía peor. Supongo que la sra. Obama no se habrá encargado de trasmitir esos "beneficios incalculables" a quien corresponda aprovechando su estancia en España.

lunes, 30 de agosto de 2010

No sólo en USA

Como tiene buena foto y buenas tomas, la noticia ha sido la manifestación del Tea Party, el sector más conservador del Partido Republicano, en el mismo lugar y fecha en que Martin Luther King pronunció su discurso "I have a dream". Racistas en el lugar emblemático del anti-racismo. Luchan por devolver el honor a los Estados Unidos. Sarah Palin asistió y Glenn Beck por supuesto.
He encontrado este comentario en The Guardian que creo que resume muy bien de qué va el asunto, más allá de las imágenes y las fotos:
The August madness into which America has descended is about several things. It's about the still-sputtering economy, of course, and the fear it engenders. It's about xenophobia, never far below the surface. And it's about a rightwing media-political complex that plays on the public's ignorance.
Tenemos, en primer lugar, una crisis económica de la que continuamente se dice que se va a salir, pero de la que no se sale y, mientras tanto, produce daño en los desempleados o que temen ser despedidos y en los desahuciados o que temen perder su casa o en las clases medias que temen ser robadas por cualquiera de los dos anteriores (parados o sin casa). El miedo es mal consejero y mucho más la frustración.
Hay, después, una xenofobia subyacente que el miedo y la frustración hacen aflorar. El mecanismo es sencillo: se encuentra un objeto sobre el que descargar las propias frustraciones. Es, en plan judeocristiano, el chivo expiatorio que carga con los pecados del grupo y es sacrificado enviado al desierto a que muera para "quitar los pecados del mundo". En el caso estadounidense, convenientemente dirigido, incluye al primer presidente negro (basta con que su padre lo sea) y se extiende hacia los demás negros, hispanos e inmigrantes, y mucho más si su inmigración ha sido ilegal.
Todo ello, finalmente, es fomentado por los medios conservadores que azuzan el miedo, la frustración y la agresividad y los canalizan hacia los intereses electorales ahora en las parciales  de "mid term" y ya preparados para las presidenciales de 2012.
Cuando uno lee las transcripciones de Glenn Beck desde España no puede menos que pensar en los becks que conoce en España y suponer que también los habrá en Francia o en Italia, países en los que los tres pasos de la cita de Dan Kennedy en el Guardian.
Obvio que los manifestantes no aceptarán este diagnóstico y dirán que Beck (o el correspondiente español) dice las verdades como puños que la prensa "progre" oculta sistemáticamente porque está vendida al gobierno que también oculta esas verdades. Es posible. Pero el carácter repetitivo (se pretende convertir en verdad lo que se repite de manera machacona a lo largo de semanas de emisión) y el recurso a los sentimientos (nacionalistas, racistas, religiosos) hacen que el "porque lo digo yo" acabe siendo el criterio de verdad.
No me fío de la prensa "progre" (ni en papel ni en pantalla) pero, qué quieres, mucho menos me fío de estos que se han situado en la línea de lo que fue el problema en que degeneró la crisis del 29: Musolini, Hitler, Franco y sus avatares noruegos, franceses y hasta latinoamericanos. No me gustaría volver al fascismo. Y el pretender que contra dicha posibilidad no hay otro remedio que oponer "verdades" (las nuestras) a "verdades" (las suyas) no me acaba de convencer. Cierto que la duda, si genera inseguridad, puede convertirse en un ingrediente más de la tendencia general que se manifiesta expulsando gitanos, persiguiendo inmigrantes, manifestando homofobia, exagerando el rigorismo religioso y el nacionalismo. Si me dedicara  a la enseñanza, me dedicaría a ayudar a gestionar las propias inseguridades. La vida, al fin y al cabo, es inseguridad: "no sabéis ni el día ni la hora". Ultima necat.

domingo, 29 de agosto de 2010

Guerra en la sombra

En un informe de Paul Rogers, del Oxford Research Group, se pone al día el problema de Al Qaeda.
Primero, la situación en Afganistán, donde la salida más probable sea aceptar que los talibán entren en el gobierno, presentándolo aquí como una pequeña concesión, aunque en realidad sea una victoria para los insurgentes. Para rematarlo (y nunca mejor dicho), va Karzai y dice que los anuncios de retiradas de tropas han elevado la moral de los talibán (que tienen una lógica diferente a la de Al Qaeda, recuérdese: lo que quieren es recuperar el poder que la invasión les quitó para poner a Karzai).
Después, la situación en Iraq, donde, como muchos otros, opina que la "retirada" es más semántica que real, que va a haber decenas de miles de "contractors" y que el caos por la lucha interna por el poder añade sal a las heridas de una ocupación sin sentido.
Finalmente, la guerra contra Al Qaeda. Entre la "National Strategy for Combating Terrorism", firmada por Bush en 2003 y que ya no está donde estaba (estaba aquí) y lo que ahora se está haciendo hay un cambio notable. En aquel documento se suponía que Al Qaeda tenía una estructura piramidal, con una cabeza en la cúspide y que, si se descabezaba la pirámide, todo se vendría abajo. Ahora, en la práctica, se reconoce que Al Qaeda es una red de grupos distintos, más o menos conectados entre sí, pero que no se pueden afrontar como se suponía en 2003. 
¿Solución? Ataques con aviones teledirigidos, operaciones encubiertas de las Fuerzas Especiales, acciones igualmente encubiertas e igualmente violentas de la CIA en puntos en todo el mundo con población mayoritariamente musulmana. Dice Rogers que estos ataques no suelen tener reflejo en la prensa occidental, ocupada en la guerra de ocupación, pero que en el mundo musulmán son rápidamente conocidos de un extremo al otro gracias a ordenadores y teléfonos inalámbricos, creando la opinión de que los "cruzados" están atacando al Islam, no a Al Qaeda, y generando así fuertes sentimientos anti-occidentales que fácilmente pueden ser conducidos hacia la lucha armada, sobre todo cuando en las operaciones occidentales (Francia también interviene) se producen muertes y destrucción incomprensibles para los que las presencian por ser, en muchos casos, ajenas al enfrentamiento.
Y cuando a mí, ciudadano estadounidense, me matan en el país de origen de mis padres a mis sobrinitos ab-so-lu-ta-men-te inocentes, es comprensible que mi actitud hacia mi gobierno se altere. No extrañe, pues, que en los Estados Unidos comience a preocupar (con independencia lógica, pero no empírica, del racismo e islamofobia existente) la actitud de su propio terrorismo cuya amenaza, a lo que se dice desde el ministerio de seguridad interna (Homeland Security Secretary), ha aumentado y hasta se dice que los Estados Unidos exportan terrorismo.

sábado, 28 de agosto de 2010

Cuentos indecentes Cuentos inocentes

No son ni lo uno ni lo otro. Me refiero al libro que Carlos García-Tornel acaba de publicar en la editorial boliviana Gente Común. No son indecentes aunque algunos de ellos tengan un fuerte contenido sexual. Y no son inocentes aunque algunos de ellos no lo tengan y, en cambio, (también) tengan un fuerte contenido político. Me fascinan porque son un excelente ejercicio de empatía.
Veamos: la simpatía se produce cuando uno comparte lo que el otro u otra siente (sim: con; patía: padecimiento). La empatía, en cambio, se produce cuando uno es capaz de ver el mundo con los ojos de la otra persona sin por ello compartirlo. Por ejemplo, yo pude tener empatía hacia ETA: podía ver las cosas como, a mi parecer, las veían ellos sin por ello compartir sus objetivos declarados (que me eran totalmente indiferentes, es decir, me tiene sin cuidado que Euskadi sea independiente de Madrid o no) ni, mucho menos, los medios utilizados para perseguir dichos fines (rechazando absolutamente el uso de la violencia terrorista en todos los casos).
Pues bien, García-Tornel (no en vano es psicólogo) es capaz de mostrarnos el mundo desde el punto de vista de un militar ultra-derechista, desde el de un homosexual enamorado de un joven violinista, desde el de una mujer embarcada en un complicado trío amoroso (Triángulo escaleno) o desde los ojos de un niño que consigue algo de dinero sometiéndose a los caprichos pedófilos de un prohombre. Desconozco, más allá de lo obvio, la vida sexual de García-Tornel. Pero es evidente que no puede ser todas esas cosas. Como sí conozco su visión política, puedo decir que es uno de los mejores ejercicios de gimnasia mental que se pueden imaginar en un mundo en el que prima el absolutismo y el fundamentalismo: ver el mundo, sucesivamente, desde la perspectiva de gentes tan diferentes. La narración es creíble y el salto de un corto cuento a otro siempre es fuente de sorpresa y de ejercicio de la mente para pasar a otra visión del mundo.
Aconsejable. Muy aconsejable como literatura (aunque de eso no sé mucho) y, para mí, muy aconsejable como higiene mental. No son, pues, inocentes. Y si se consideran indecentes, probablemente no esté en la cosa en sí sino en el contexto en que se producen.

viernes, 27 de agosto de 2010

Somalia anda mal

El presupuesto general del estado de Somalia asciende a 11 millones de dólares. Casi todo se va en salarios. Los ingresos son de aduanas y de derechos de aeropuerto más casi 3 millones de ayuda externa, de la cual la mitad la proporciona Libia (los Estados Unidos donan 25.000 dólares; no sé cuánto hará la cooperación española, pero tengo encima de la mesa un pequeño proyecto que presenta una ONG española a un gobierno local para unas actividades en otro país y asciende a 800.000 euros).
No haría falta recordar que Somalia está a la cabeza en el índice de estados fallidos que elabora Foreign Policy y que no se excluye repetir experiencias militares como la del 92 contra dicho país para pacificarlo. Demasiados islamistas, a lo que parece, dispuestos a tomar el poder que, en la práctica, consiste en gestionar esos 11 millones. Y después hay quien todavía dice "menos Estado, más mercado".

Hijo de puta, pero nuestro

El ayudante de Karzai ahora bajo acusación de corrupto, ha estado en nómina de la CIA.  El gobierno al que defienden las tropas ocupantes no es, precisamente, de lo más "manos limpias" que se pueda imaginar. Pero peor es saber que los "mano sucias" tienen sobresueldo de la CIA.
País de sorpresas: la creación de los Estados Unidos luchando contra los Estados Unidos en plan Frankestein y los rechazados por corruptos aceptados por colaborar. Son unos hijos de puta, pero son nuestros hijos de puta (es una cita erudita de un presidente estadounidense refiriéndose a un dictador centroamericano).

jueves, 26 de agosto de 2010

Estructura y coyuntura

Un artículo de Foreign Policy me ha hecho recurrir a la distinción. Su autor cuenta que después de tanto tiempo con el problema de ETA, ahora ha resultado que el problema es el independentismo en Cataluña. No me extraña. Hace ya años que publiqué que antes sería independiente Cataluña que el País Vasco. Y las razones eran varias. El uso de la violencia es una de ellas: no sirve, no es un medio que lleve el fin propuesto. La otra era la diferencia entre las condiciones políticas en uno y otro lugar.
Supongamos que se pueden establecer los sentimientos de pertenencia al Reino de España entre los que tienen claro que hay que quedarse dentro y los que preferirían estar fuera y que es posible saber cómo se distribuyen los habitantes de un determinado territorio respecto a esa variable. Y supongamos que aparecen dos situaciones como las del gráfico, la 1 y la 2.
La situación 1 tiene dos puntos en los que se concentran las opiniones o los sentimientos en esta suposición, representados por las letras A y B. Lo que hay entre una y otra es poca gente. En cambio la situación 2 sólo tiene un punto en que se concentran y está situado más cerca de los que se quieren ir fuera (punto C) mientras que D es una opinión residual, tal vez muy intensa por minoritaria, pero no por ello menos residual cuantitativamente.
Ahora introduzcamos partidos políticos que compiten por el voto en una y otra situación. Perece claro que en 1 vamos a tener una situación muy estable. Los partidos "dentristas" no tienen ninguna razón para moverse de sus posiciones en B porque perderían votos (hay menos gente que responda a dicha propuesta a la derecha de B y a su izquierda: luego mejor no moverse y, a lo más, competir entre varios partidos a ver quién es el que mejor representa la opción de B). Lo mismo puede decirse de los partidos que quieren responder a los "fueristas" (no de "fuero" sino de "fuera"). Así que ni los que están en torno a A ni los que están en torno a B van a tener ningún motivo para cambiar de posición... aunque tal vez sí de los medios utilizados para defenderla. Y, progresivamente, una parte de los que están en A van a reconocer que la violencia no lleva a sus objetivos, así que hay que entrar en el juego político. Por otro lado, la suma de votos de los partidos en torno a A va a ser muy parecida a la de los votos en torno a B, así que habrá oscilaciones de gobierno entre A y B. 
Vayamos a 2. Ahí parecería claro que (casi) todos los partidos van a ser más o menos "fueristas" y competirán por ocupar dicho espacio, C, dejando D para los "dentristas" con poca aceptación local pero suficientemente enfervorizados como para mantener sus pequeños porcentajes de voto relativamente estables.
Y ahora vayamos a la realidad, porque lo de antes es una simplificación de la estructura electoral de 1 y 2. La coyuntura, la que está cayendo, hace que algunas cosas se muevan.
En 1, un cada vez más claro propósito de abandonar el uso de la violencia por parte de los abertzaleak radicales. Si desde Madrid no hubiera (por motivos igualmente electorales, pero no para el territorio del País Vasco sino para el conjunto del Estado) un predominio de la opinión de que "o victoria o nada", la solución al tema de la violencia estaría próxima. Cierto que ETA tiene un enorme déficit de credibilidad después de sucesivas treguas-trampa con González, Aznar y Zapatero. Pero no tienen otra salida que dejar las armas y pasarse a la política electoral y a la educación en el nacionalismo según sus ideas. El argumento españolista es que si se les deja entrar a la política, volverán a tener subvenciones y podrán rearmarse. Curiosa idea de lo que es entrar en política, por cierto. Espero que no sea la que practican los españolistas.
Pero ahora (como antes) el problema es Cataluña. Estoy convencido de que los sucesivos gobiernos han sabido que en el País Vasco un referéndum sobre la independencia se perdería, es decir, ganarían los que quieren seguir dentro o quedaría en un empate complicado de gestionar. Si se han negado a la pequeña modificación de la Constitución para poder convocarlo no era por el País Vasco: era por Cataluña, donde, bien planteado, con "seny", se podría ganar si mi gráfica es correcta.
Pues bien, no hay nada que exalte más el nacionalismo (el "fuerismo") que sentirse atacados por el exterior. Y el hecho es que el parto de los montes de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Autonomía catalán no ha hecho, y eso lo ve el  articulista que cito al principio (siempre viene bien ver estas cosas "desde fuera"), sino agudizar el "fuerismo". 
Tengo amigos tanto "fueristas" como "dentristas" en un sitio y otro. Observo que los "dentristas" vascos están más relajados aunque sin llegar a aquel día que pasé en Bilbao al día siguiente de la declaración de la última tregua (estuve a punto de cambiar el tema  de mi conferencia, pero me contuve). En el caso catalán, son sobre todo los "fueristas" los que andan arremolinados. 
Claro que en ambos sitios y en el resto del Estado hay motivaciones electorales y cálculos muy meticulosos de "cuánto ganamos aquí que compense lo que perdemos allí". Pero también los hay en el País Vasco y en Cataluña. En el primer caso, hay un esfuerzo para difuminar esa dichosa dimensión dentro-fuera en el debate político. No así en el segundo donde, en vísperas electorales y con la idea de los "dentristas" locales de que no hay nada que hacer visto lo que su partido gana en el resto de las circunscripciones oponiéndose al "fuerismo" catalán, los partidos políticos compiten en ver quién es más "fuerista" y en qué. Y esa es la coyuntura, a la que se añade la necesidad del partido en el gobierno de Madrid de que sus presupuestos sean aprobados, para lo cual parece que sólo le queda la alianza con... los "fueristas" vascos, los de "Dios y Ley Vieja". Entretenido.

San José

Si no lo ha leído, léalo: ex-ce-len-te
Explica las opciones que tenían los mineros atrapados en la mina chilena San José y las opciones que en su momento tuvo el gobierno chileno respecto a las minas estatales,
http://blogs.tercerainformacion.es/iiirepublica/2010/08/26/ideologia-y-memoria-en-mina-san-jose/
Ideología y memoria.

Ignorancia económica

La semana pasada el número de personas que solicitaron la ayuda por desempleo en los Estados Unidos disminuyó. La noticia viene hoy aquí. Me alegro. 
Pero lo que me interesa de la misma es el "more than expected" que incluye su primer párrafo, porque empieza a ser normal. Quiero decir  que ya es normal que los articulistas esperaban una cosa y se encuentran con otra, sean exportaciones, desempleo, PIB, índices bursátiles, producción, ventas, número de turistas... En otras palabras: que no tenemos ni idea de  por dónde van los tiros. Las oscilaciones son muy fuertes y muy frecuentes, el sistema está muy alejado del equilibrio y, por tanto, cualquier predicción es posible. Por supuesto que los pro-gubernamentales tenderán a apoyar las opciones positivas y los anti-gubernamentales procurarán, ante la gravedad de la situación, hacer ver que los gobiernos actuales deben ser sustituidos por otros que sí sepan de qué va la cosa. Comprendo a unos y a otros: son medios para lograr un fin que, respectivamente, es seguir en el poder o conseguirlo. Pero ni los gobiernos saben por dónde tirar ni las oposiciones saben más que los gobiernos. Y cuando hay algo positivo (como este descenso en los Estados Unidos), no queda claro a qué se debe. Vaya usted a saber a qué. Y si no se sabe a qué se debe, difícilmente se van a poder poner en práctica las políticas que inciden en eso a que se debe la buena noticia. Me temo que esto va para rato. Los economistas de cabecera tocan de oído y los políticos dan palos de ciego. Eso sí: cada cual arrima al ascua a su sardina, pero sin otro efecto que el de satisfacer sus intereses ajenos a la salida del túnel. No sabemos lo que pasa, y eso es lo que pasa.
(Añadido el 27: Este es un buen ejemplo del lenguaje de los economistas, en este caso, además, expertos en crisis y burbujas como es el caso del presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke. Dice así, según el Washington Post:
The pace of economic growth "recently appears somewhat less vigorous" than expected, and said that the central bank would take new steps to bolster the economy if conditions worsen.
"The pace of recovery in output and employment has slowed somewhat in recent months," Bernanke said at the Federal Reserve Bank of Kansas City's annual economic symposium. "Despite this recent slowing, however, it is reasonable to expect some pickup in growth in 2011 and in subsequent years."
O sea: se esperaba una cosa y ha sucedido otra; tal vez la cosa empeore y algo habrá que hacer aunque, de momento, no sabemos qué sería; eso sí, no hay que preocuparse porque es razonable (curiosa palabra) esperar que remonte el crecimiento en 2011 y siguientes, aunque no sabemos qué es lo que hará crecer a la economía, mientras otros, como Krugman dicen que de recuperación nada de nada . De libro, aunque no del del Bernanke. Y, añado, algunas economías van uncidas a ese carro: lo tienen claro)

Muertes en Afganistán

Esta mañana he saltado de una tertulia radiofónica a otra. Todas tenían el mismo tema: la muerte de unos guardia civiles y un traductor en Afganistán. Podían haberse preocupado del tema antes, pero algo es algo.
Me ha impresinado una intervención en particular (en Onda Cero, me parece). Vaya por delante que los catedráticos también dicen tonterías: yo lo he sido y las sigo diciendo. Se trataba de un catedrático que conseguía meter en el mismo saco, como si se tratase de un fanático del Tea Party estadounidense, "la lucha contra Al Qaeda en Iraq  y en Afganistán" que está llevando a retirada de tropas, las concesiones hechas a Al Qaeda en Mauritania para liberar a los dos secuestrados y la construcción de una mezquita donde estuvieron las Torres Gemelas. 
Vaya por delante que lo de Nueva York es un centro cultural (que incluye un oratorio) y  que no está en el  lugar en que cayeron las Tores ("ground zero") sino a una distancia prudencial. Pero eso es lo de menos.
Lo que el catedrático asegura es que todas esas cosas juntas están enviado un mensaje a Al Qaeda de que somos débiles y de que transigimos en lugar de enfrentarnos con valentía y rigor al enemigo común.
Que hay un problema con el terrorismo internacional, no voy a ser yo quien lo niegue. Tampoco que en los Estados Unidos hay quienes piensan que ya hay mucha gente en el mundo que empieza a pensar que la causa de dicho terrorismo son los Estados Unidos (que casi lo creó en los 80 frente al Ejército Rojo y después ha entrado en una dinámica de acción-reacción, alguna muy chapucera como las de los tiempos del presidente Clinton, y finalmente con la chapucería de la invasión de Afganistán y, coronándola, la de Iraq, incomprensibles para cualquiera que no sea catedrático). Pero reconociendo el problema, sea quien sea el causante, lo que hay que hacer es solucionarlo, no echarle más gasolina al fuego con análisis tan estrambóticos, aunque con su parroquia ya enfervorizada dispuesta a sentirse confirmada por el catedrático.
Son problemas distintos y es mejor intentar solucionar cada uno según su lógica. No todas las gripes son iguales ni todos los cánceres son iguales.  No todo se puede curar pasando por el quirófano o con sesiones fortísimas de quimioterapia. A escala local también es cierto y lo reconoce el primer ministro indio: para enfrentarse a los problemas de Cachemira, a la creciente insurgencia maoísta y a ola de criminalidad, el asunto no es más represión (lo dice ante un auditorio de policías) sino ir a las causas, una de las cuales es la creciente desigualdad del país.
Me parece que, por lo menos, el actual gobierno de los Estados Unidos (a diferencia de los fanáticos anteriores y sus sucesores fuera del gobierno aunque dispuestos a regresar para "nuestro bien", es decir, el suyo) es algo más sensato que el catedrático en cuestión. Menos mal. Pero cuando ganen los otros, los ultraconservadores (que ganarán, como pasará también en el Estado Español, también llamado España -Francia is different-) la tenemos clara.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Emigración e inmigración

Gallup presenta su Índice de Migración Neta. Signo más, quiere decir que hay potencial de inmigración; signo menos, que hay potencial de emigración. Así, España podría aumentar un 70 por ciento su población debida a flujos migratorios (más que los Estados Unidos) mientras que el Ecuador podría disminuir en un 20 por ciento su población. Haití y Sierra Leona podría ver disminuida su población en un 50 por ciento (se pincha sobre el cuadro y se puede ver completo, aunque con menor tamaño -sorry- En caso de curiosidad incontrolable, ir al original).



Aunque el tamaño muestral es superior a los 300.000 encuestados y se supone que el margen de error es aceptable (varía de país a país) con un nivel de confianza del 95 por ciento y la tabla dé los extremos de las respectivas desviaciones típicas, no creo que sea más que un pasatiempo y no le daría mayor importancia. Pero como en agosto todo está permitido...

martes, 24 de agosto de 2010

Ciudades globales

No se trata de población. Ni siquiera de economía. Se trata del peso que pueden tener determinadas ciudades en el sistema mundial. Como todas estas olimpiadas ("and the winner is....") es muy discutible. Como es discutible el artículo que acompaña la lista en el que se dice que la era de las naciones ha terminado y que ahora es la era de las ciudades. Que se lo digan a los ejércitos del mundo, a los países que invaden a otros, a los gobiernos que desregulan o regulan la actividad económica, a las guerrillas que luchan por obtener el gobierno, a los movimientos independentistas, a los que imprimen moneda, a los que expiden pasaportes, a los que expulsan gitanos o a los que prohiben burkas o cristianos. Cada vez que leo que "el Estado es una institución obsoleta" (se decía en tiempos de la globalización), me tengo que sonreír: el Estado es una pieza fundamental en el funcionamiento del sistema. Lo cual no quita que tenga interés verse la lista de ciudades globales. Ahí van las 15 primeras.
RankCityRank by PopulationRank by GDP
1New York62
2London285
3Tokyo11
4Paris206
5Hong Kong3114
6Chicago254
7Los Angeles123
8Singapore3823
9Sydney4324
10Seoul2219
11Brussels5448
12San Francisco4616
13Washington4210
14Toronto3620
15Beijing1333
Hong Kong, Singapur, Beijing en la lista. Y Seul por encima de Bruselas que, encima, va por delante de la otra supuesta capital del mundo, Washington. Tokio está mucho mejor situada, aunque los eurocéntricos se quedarán contantos al saber que Nueva York, Londres y París están bien situados. Y tanto.
Vamos a los 15 siguientes:



16Berlin4846
17Madrid3422
18Vienna5540
19Boston4111
20Frankfurt6420
20Shanghai721
22Buenos Aires1112
23Stockholm5952
24Zurich6158
25Moscow1913
26Barcleona3731
27Dubai5649
28Rome4937
29Amsterdam6360
30Mexico City58
Españolistas madrileños, tranquilos. Por encima de Viena, Boston, Frankfurt... Y Barcelona también existe: por encima de Roma y de Amsterdam. Aunque algo lejos de Madrid, que los tiempos han cambiado y Barcelona ya no es lo que era.
Como se ve por la columna de la población, el tamaño no importa tanto ni tampoco el PIB.
Insisto en que no acabo de sentirme cómodo con estas olimpiadas. Tal vez no tenga mucho sentido ese divertimento. Pero, una vez más, sirve para ver que el mundo no es lo que trasmiten los periódicos españoles (por poner un caso) o estadounidenses (por poner otro). Y, en ese sentido, el mundo sí que está cambiando. Por eso lo reproduzco.