lunes, 28 de julio de 2014

Corrupción comparada

He seguido con mucho interés un breve intercambio de correos entre varios viejos amigos míos, desde perspectivas y países diferentes a propósito de la corrupción en los respectivos países. Mi cuarto a espadas:
1. La corrupción, como el tango, es cosa de dos. Conviene preguntarse no solo por los corrompidos sino también por los corruptores. Estos últimos usan su dinero o el de sus empresas para mejorar sus expectativas de beneficios. Los corrompidos toman decisiones contra el interés general a cambio de dinero. Desde el punto de vista ético, ambos son rechazables. Desde el punto de vista legal, habrá que ver cada caso.
2. La corrupción tiene, por lo menos, dos variantes: la corrupción mosquito (aduaneros, policías de tráfico, funcionarios en general que pueden aceptar dinero por agilizar un procedimiento) y la corrupción dinosaurio, la de las grandes empresas comprando o alquilando políticos para que sus decisiones encajen con los intereses de dichas empresas.
3. Hay una corrupción más, la internacional, generalmente de empresarios de países centrales (o de multinacionales de cualquier país, central o periférico) a políticos o funcionarios de países periféricos (aunque ha habido algún caso de casas reales de país centroeuropeo implicadas en corrupción)
4. La comparación entre países es problemática. Lo que ha estado publicando Transparencia Internacional ha sido "percepción de la corrupción", y la percepción puede deberse a casos sonados en el momento de hacer la encuesta o al silencio cómplice de los medios de comunicación. Lo que sigue publicando Gallup es "experiencia de la corrupción" y esa es, casi por necesidad, corrupción mosquito.
5. Lo de los medios es importante. No hay por qué suponer que "todos" los políticos son corruptos y "todos" los medios de comunicación son angélicos (angelicos testes). Los intereses de estos últimos (los medios, no los testes) pueden hacer que se acuse en falso o que se mangifique lo pequeño y se oculte lo grande. Opinión pública, medios y policía no suelen coincidir en sus apreciaciones. Y sé de un par de casos condenados por los medios y absueltos por la justicia justiciera (no la corrupta, que también la hay).
6. También es importante distinguir entre nivel de corrupción (con independencia de cómo lleguemos a establecerla, que, como he dicho en el punto 4, es problemático) y tendencia de tal nivel. Puedo imaginar, aunque no he tenido experiencias directas al respecto, dos países con nivel diferente (por ejemplo, nivel de país A mayor que el de B) pero con tendencia decreciente en A y creciente en B. Es la diferencia que puede entre país A en vías de desarrollo y país B en vías de subdesarrollo.
7. Sí parece claro que, tanto en un caso como en otro, la cuestión no es la "denuncia profética" sino la aplicación de medios para evitarla (haberlos haylos) y los más evidentes para detectarla y llevarla a los tribunales cuya venalidad también puede reducirse. Si no se hace nada, la corrupción genera corrupción y el que sale perdiendo es el ciudadano de a pie.

domingo, 27 de julio de 2014

Politizar la ciencia

Hace unos días se publicaba en un periódico español un artículo titulado El 'fracking' o la sordera hacia la ciencia". Lo firmaban dos expertos en el asunto, representando a sus respectivos colegios profesionales. Criticaban la politización del tema del gas de esquisto y demás gases no convencionales y abogaban por su extracción mediante las modernas técnicas, incluida la ya anunciada en el título, el "fracking", aportando para ello lo expuesto por el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés): el papel positivo que había tenido para el cambio climático. Cuestión de hecho, parece. Pero el problema son las condiciones para que el impacto sea mínimo o incluso inexistente. El periódico resaltaba una frase del estos autores:
Los riesgos son mínimos siempre que los operadores apliquen las mejores técnicas (subrayado mío, JMT)
Un ejemplo a contrario aquí.
Recogiendo lo expuesto por otros autores en un informe para la Agencia de Salud Pública del Reino Unido, esos riesgos serían mínimos si se procede a
estudiar con detenimiento la localización exacta de las perforaciones, garantizar la integridad del pozo mediante las correspondientes barreras protectoras, ofrecer información sobre los productos químicos utilizados y mantener un monitoreo constante del entorno, incluyendo mediciones previas de las aguas y la calidad del aire.
Es mucho pedir y es olvidar que la "ciencia" no se produce en un vacío en el que las técnicas se aplican de una manera aséptica. Hay intereses, hay manipulaciones, hay falsificaciones voluntarias y... hay fallos con efectos que no resisten una análisis comparando la probabilidad de que se produzcan y las catástrofes que supondrían (esperanza matemática).
Cierto que los no-científicos tenemos poco que decir sobre la ciencia en abstracto, pero sí podemos levantar acta de cómo se practica (plagios por un lado e informes inventados -hasta en Nature- por otro), quién la financia y quién decide qué resultados se tienen en cuenta y cuáles no. Esto es válido para geólogos e ingenieros, pero también para investigadores para empresas farmacéuticas, para economistas (si es que es una ciencia; la sociología creo que no lo es) y mucho menos en el sentido de "ciencia que fundamenta una tecnología") y todas aquellas ciencias que no viven en las nubes sino en el mundo real. No sé si eso es politizar la ciencia. Sí sé que es ponerla en su sitio. Importante sin duda, pero no definitivo.

sábado, 26 de julio de 2014

Más elucubraciones sobre Rusia, MH17, Israel y esas cosas

Me ha impresonado la rapidez con que la Comisión Europea ha procedido a sancionar a Rusia con los consiguientes efectos previsibles sobre la economía rusa (se habla de inminente etapa recesionista).
Al mismo tiempo, me ha impresionado la lentitud con que dicho organismo ha procedido a sancionar a Israel. En realidad, no lo ha hecho.
Poniendo una cosa y otra en la balanza, el comportamiento no deja de ser curioso. Por un lado, tenemos un vuelo malaysio que es derribado. Sobre los causantes hay versiones de lo más heterogéneo, aunque la dominante sea la de los Estados Unidos: Putin. Pero pueden haber sido los separatistas pro-rusos con o sin ayuda rusa. O puede haber sido un soldado ucraniano que se ha pasado a los separatistas. O, aplicando el "cui bonum", puede haber sido el gobierno de Kiev. 
Por otro lado, tenemos el secuestro de tres jóvenes judíos por parte, si hacemos caso a lo que de inmediato dice el gobierno de Israel, de Hamas, que nunca ha reivindicado el delito (incluyendo el asesinato, cosa, a su vez, llena de interrogantes). Eso lleva a reaccionar, por parte de extremistas, y asesinar y quemar vivo a un joven palestino (ojo por ojo). Y el genocidio que ha seguido entre absolutamente dispares en cuanto a fuerzas y apoyo militar exterior. 
Un vuelo derribado por autor desconocido por un lado y un genocidio por otro. Los gobernantes europeos optan, en ambos casos, por la versión estadounidense con nombre propio en el primer caso (Putin) y con silencio sobre los autores en el segundo. Es decir, van contra Rusia de manera directa y visible y miran hacia otro lado en el caso palestino.
Una conclusión: la Unión Europea practica el seguidismo hacia los Estados Unidos (lo de Kerry no es sorpresa)
Y ahora, la especulación: el enemigo a batir son los BRICS. La China es demasiado grande (y tenedora de bonos del tesoro estadouidense). La India, Brasil y Sudáfrica no son significativos, sobre todo estos dos últimos. Asi que lo que queda es debilitar a Rusia. Cierto que esta pretende reorientar su comercio hacia la China, pero la UE es demasiado importante en la estructura del comercio ruso como para no resentirse, y mucho, de estas sanciones que (sigo especulando) poco tienen que ver con el MH17 y, en cambio, con lo que interesa a los Estados Unidos, fiel aliado de Israel y encantado, como el gobierno de Jerusalén, de ver divididos otra vez a los palestinos (Hamas por un lado y Fatah por otro) y con nuevas posibilidades para nuevos asentamientos. 
Por cierto ¿hay petróleo frente a las costas de Gaza? Bueno, no es importante: que quien tenga el ejército más poderoso es el que se lo llevará. Y, por seguir especulando, igual se lo lleva  una empresa estadounidense con conexiones con Israel.

viernes, 25 de julio de 2014

Dejar huellas en internet

Un negocio importante en internet es el de la publicidad para vendernos cosas. Pero me imagino que hay un negocio igualmente importante, si no más: vender usuarios... a los que enviar publicidad que encaje con sus gustos, preferencias y comportamientos.
Aquí  hay una entrada con enlaces a investigaciones recientes sobre un medio para hacer seguimiento de los sitios que uno visita."Canvas fingerprint", que no sé cómo traducir, "huellas de lona (o lienzo)" está en páginas en las que se entra y envía información. Y aquí una lista de páginas en las que el tal script está instalado (o estaba): noticias, entretenimiento, pornografía y hasta un biblegateway.com ("portal de la biblia" si no entiendo mal). De lo más variadito. Cierto que algunos de esos sitios, ante la noticia, se han apresurado a informar a sus usuarios de que han procedido a borrar el tal script. No deja de tener su ironía que sea precisamente un sitio de pornografía el primero en publicarlo. 
Por lo visto este "canvas fingerprint" es paricularmente eficaz. Total, que "Big Brother is watching you" aunque no lo sepas. No solo la NSA sino también las empresas que quieren venderte algo.

jueves, 24 de julio de 2014

Deuda y más deuda

Aquí viene el dato: la deuda total de la China alcanza el 251 por ciento de su Producto Interno Bruto. No hay por qué asustarse ya que el porcentaje de los Estados Unidos es 260 y el del Japón 415 por ciento. El artículo que cito también dice que no hay que preocuparse porque esa deuda tiene un fuerte componente interno, así que no hay que temer una crisis de la deuda (externa).  O sí.
Primero, por la tendencia:
total debt china
Y, sobre todo, porque indica el casino en el que estamos montados. Me gustaría ver los datos comparativos para la Unión Europea. Encuentro que la deuda pública es el 87 por ciento del PIB, pero eso es solo una pequeña parte de la deuda total.
Si el PIB es tan superior a la deuda, la pregunta del ignorante como yo es igualmente simple: ¿y de dónde se va a sacar el dinero para pagar intereses y amortizar el principal? ¿Van a pedir uno nuevo para pagar el antiguo y, otro posteriormente, para pagar el nuevo?
Para entender el mundo, ¿basta con pensar que es como Argentina, pero más grande y con los "fondos buitre" dentro y no fuera?

miércoles, 23 de julio de 2014

¿Qué futuro para nuestros nietos?

Keynes publicó en 1930 un  texto que tituló Las posibilidades económicas de nuestros nietos. Escrito con un optimismo digno de mejor causa, sus previsiones para 2030 difícilmente las compartiríamos ahora: no tuvo muchos aciertos al tratar del crecimiento, el empleo, el dinero o el tiempo dedicado al trabajo.  Argumento básico: “Cuando la acumulación de riqueza ya no sea de importancia social, habrá grandes cambios en el código moral. Seremos capaces de librarnos de muchos de los principios seudo-morales que nos han atormentado durante doscientos años, mediante los cuales hemos exaltado las más desagradables cualidades humanas como si fueran grandes virtudes”. A estas alturas, la búsqueda sin fin del beneficio, junto al papel que la desigualdad social ha jugado en nuestras sociedades (asunto que, por cierto, Keynes no consideraba), hacen que el futuro para nuestros nietos sea todo menos tan de color de rosa como imaginaba el economista y no solo en lo económico, que ya se las trae. Y digo nietos por mantener su vocabulario. Se me ocurren tres temas que tendrán que sufrir “nuestros nietos” si no se toman decisiones al respecto. De momento, tales decisiones brillan por su ausencia. Vayamos a esos temas.
1. Nuestros nietos tendrán que sufrir una transición energética que va a suponer un cambio de civilización. Claro que va a haber un paso del petróleo a otras energías, sean o no renovables. Pero ese paso va a ser muy complicado: es un cambio de civilización que puede ir acompañado de guerras parecidas a las que vemos ahora, guerras por el dominio y acceso a lo que vaya quedando del petróleo, cuyo "pico" es posible que ya lo tengamos ante nuestros ojos aunque no queramos verlo. Todo ello más allá de la supuesta inestabilidad de los precios del petróleo debida a la constatable inestabilidad de muchos países productores. La producción de noventa millones de barriles diarios no puede durar eternamente.
2. Nuestros nietos tendrán que afrontar cuestiones complicadas en el campo de la alimentación. Si la población sigue creciendo y la agricultura no puede responder a esas demandas, la escasez puede tener efectos desastrosos. La respuesta de los alimentos transgénicos tiene sus problemas mientras carecemos de perspectiva temporal suficiente como para evaluar sus posibles efectos. Pero, sencillamente, el acceso a tierras productivas puede ser una fuente adicional de conflictos, cosa que algunas grandes fortunas parecen conocer y por ello dedican ingentes sumas de dinero para hacerse con tales tierras cultivables en África y América. El plazo para prevenir el agotamiento de los caladeros es todavía menor.
3. Nuestros nietos sufrirán, si no se hace nada para evitarlo, una crisis medioambiental. Las consecuencias de un aumento de las temperaturas se han ido anunciando: sequías, inundaciones, temperaturas extremas, elevación del nivel del mar, cambios en la corriente de El Niño...
Lo peor a lo que tendrán que enfrentarse es que, en el mejor de los casos, se habrán tomado decisiones para reducir el impacto de los tres temas anteriores, pero difícilmente las habrá habido para la interacción entre ellos. Y estas son las cuestiones adicionales.
a. Crisis medioambiental y transición energética. La búsqueda desesperada de nuevos yacimientos y el uso de nuevas técnicas para la extracción, como el "fracking", pueden tener impactos indeseables sobre el medioambiente y terremotos. Por su parte, la crisis medioambiental puede hacer aparecer nuevas demandas sobre la energía que no necesariamente estaban previstas ni necesariamente van a poder ser abordadas por los gobernantes del momento.
b. Problemas alimentarios y crisis medioambiental. La relación es obvia. La escasez de alimentos puede ser agudizada por la crisis medioambiental, sobre todo por la ya observable escasez de agua potable a escala mundial, aunque igualmente por las sequías, inundaciones y cambios de clima. Pero el intento de responder a la escasez con cualquier medio (sea o no sea seguro) puede, del mismo modo, agudizar la crisis medioambiental tanto por la roturación de terreno destruyendo bosques como por la introducción de elementos, como los alimentos genéticamente modificados, cuyas consecuencias a medio plazo se desconocen.
Volvamos a un tema que estaba en el texto de Keynes: el crecimiento económico y la ausencia de los "sentimientos morales" de los que hablaba Adam Smith y que, de alguna forma, aparecen en dicho texto. Los casos de la China, Ecuador, Perú o España (Canarias, Baleares) proporcionan ejemplos, mediante las declaraciones de sus gobernantes, del modo con que se someten todas las posibles consideraciones (ambientales, sociales) a dicho crecimiento, fin de toda actividad que lleve al beneficio. Nunca mejor dicho, a cualquier coste.
(Publicado hoy en el diario Información -Alicante-)

The best government money can buy

El Financial Times (hay que registrarse para leerlo completo) da cuenta de los dineros que "Wall Stret" (es decir, el sector financiero) está aportando a la campaña de "midterm" para el senado estadounidense. Lo está haciendo a favor de los candidatos más conservadores, sobre todo republicanos. Y es de bien nacidos ser agradecidos.
Y ahora unas  citas:
“Esta situación de poco inteligente respeto por parte del público en general es exactamente lo que necesita el financiero para que la democracia no le ate las manos. Tiene, por supuesto, muchas otras ventajas en sus relaciones con la opinión. [...] Pero dudo que alguna de esas armas resulte eficaz sin ayuda de la superstición (del público)”.[...]
“Está muy claro que las clases gobernantes del mundo son demasiado ignorantes y estúpidas como para ser capaces de ver más allá del tal problema [el del excesivo poder de las finanzas] y demasiado engreídas como para pedir consejo a quienes podrían ayudarles”
“Las finanzas son más poderosas que la industria cuando ambas son independientes, pero los intereses de la industria se aproximan más a los de la comunidad que los intereses de las finanzas. Ésta es la razón por la que el mundo ha llegado a tal extremo: el excesivo poder de las finanzas”.
Son de Bertrand Russell, en El Midas moderno, de 1932. Juzgue el paciente lector si esto o esto, que es de actualidad en las Españas, tiene algo que ver. Pura curiosidad. Si, después, se lee esto (sobre todo el párrafo final),  mejor.